Logo El Confidencial
de cifuentes a almodóvar

Políticos, artistas y aristócratas: todos quisieron darle el último adiós a Bimba Bosé

El multitudinario funeral de la artista, fallecida un día antes a los 41 años congregó a numerosos rostros conocidos que apoyaron a una familia rota por la tristeza

Foto:

Bimba no ha muerto, sigue aquí. Una persona no muere siempre que se la recuerde”. La frase, pronunciada por un Mario Vaquerizo que iba acompañado de Topacio Fresh, resume gran parte de los muchos testimonios escuchados este martes por la tarde en el tanatorio de La Paz, durante el funeral de Bimba Bosé, fallecida un día antes a los 41 años.

La mayoría de los asistentes, entre los que se encontraban un sinfín de amigos de la artista y de rostros conocidos, intentaban lanzar un mensaje positivo o recalcaban la lucha de Bimba contra ese cáncer de mama que se la ha acabado llevando tan joven. “Yo quiero recordarla como era ella cuando estaba bien, no enferma”, aseguraba Bibiana Fernández, con gafas de sol y visiblemente afectada, intentando sacar algo positivo de su lucha de más de dos años. David Delfín, por ejemplo, acudía desconsolado a la despedida de su amiga. Aquellos que lo acompañaban trataban de proteger su imagen tapándole la cara.

Otra amiga, Rosario Flores, también hablaba de lo duro que era para las “dos niñas” que deja la diseñadora y modelo y de esa “maldita enfermedad que ojalá podamos superar porque nos hace mucho daño a todos”. Entre los asistentes había personalidades de todo tipo, desde las más oficialistas, como Cristina Cifuentes, a otras como las de Pedro Almodóvar, Cayetana Guillén Cuervo, Laura Sánchez, Emiliano Suárez y Carola Baleztena, Carmen Posadas, Ángel Nieto, Rossy de Palma, Elena Benarroch (que apenas podía articular palabra ante las preguntas de los periodistas), Toni Cantó, Genoveva Casanova, Carmen Lomana, Pepón Nieto, José Coronado y Emma Suárez.

Entre los asistentes, la gran sorpresa la dio Miguel Bosé, que acudió al funeral de su sobrina casi de tapadillo, intentando pasar lo más desapercibido posible. Aunque en algunos medios se dijo que la misa en su honor se celebraría a las seis de la tarde, finalmente tuvo lugar una hora después. Los rostros compungidos se repitieron nada más terminar esa homilía en una tarde en la que los valores y el recuerdo de la fuerza de Bimba prevalecieron sobre la desgracia de su temprana muerte.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios