El día que Iker Casillas emborrachó y tiró a un cubo de la basura a Pipi Estrada
  1. Noticias
ESTABAN EN UN CUMPLEAÑOS DE UN AMIGO

El día que Iker Casillas emborrachó y tiró a un cubo de la basura a Pipi Estrada

En un cumpleaños de un amigo en común, el periodista no terminó especialmente bien. Le forzaron a beber entre Guti e Iker Casillas y después vivió una aventura en plena calle a bordo de un cubo de basura. Una diversión que casi acaba en desgracia

Foto: Iker Casillas en una imagen de archivo (Gtres)
Iker Casillas en una imagen de archivo (Gtres)

En ocasiones, la fiesta se nos puede ir de la mano, especialmente si entra en juego el alcohol y la confianza de dos buenos amigos. Así lo ha narrado Pipi Estrada, que ha rememorado aquel día de 2004 cuando Iker Casillas, por aquel entonces muy buen amigo del periodista, se la jugó a lo grande: “Iker estaba en plena efervescencia en el Real Madrid, éramos muy amigos y fuimos a un cumpleaños juntos. Yo terminé la cena tranquilamente cuando el resto de comensales estaban mucho más contentos y mucho más alegres, porque lo único que yo bebí en aquella fiesta de cumpleaños fue una Casera”, comienza a relatar el que fuese novio de Terelu Campos, que en aquella época continuaba siendo el yerno díscolo de María Teresa Campos.

La juega comenzó a tomar tintes más desorbitados y los protagonistas se divertían cada vez más, mientras sus sentidos se embriagaban: “Que yo bebiera una Casera molestó especialmente a Iker. Al final, cuando estábamos en los postres, me dice que por qué no me tomo una copita de orujo de hierbas. Yo le digo que no me gusta, que no me apetece y que no la bebo. Insistió y me dijo que me la iba a beber por sus narices. ¿Qué ocurre? Que entre Guti y varios amigos me sujetan. Parecía que yo tuviera un chaleco de fuerza. No me podía mover e Iker empezó con vasitos pequeños a meterme el orujo por la boca. Yo entre lo que escupía, tragaba, escupía y tragaba, hubo un momento que pensé que me iba a ahogar”, relata el periodista deportivo a 'Estrella Digital' con sorna, al ver que todo quedó en una anécdota y que su integridad física no se resintió, aunque peor fue lo que sucedió a continuación.

Pipi Estrada en una imagen de archivo (Gtres)“Ya dejan de darme orujo, me quedo sentado y cuando intento levantarme noto que estoy más para allá que para acá. Empieza el cachondeo general y me dicen 'venga, vamos a salir a que te dé un poquito el fresco'”. Sus intenciones parecían buenas, hasta que Iker Casillas jaleó a sus compañeros: “Vamos a meterle en el cubo de basura”. Y así hicieron. “Me meten en el cubo de la basura e Iker, como un poseso, coge el cubo y calle arriba, calle abajo… Yo acojonado, porque como cogiera un bache yo salía volando. Era la época de 'Aquí hay tomate', yo estaba en aquella época con Terelu y yo decía 'madre mía como haya alguien que nos haga una foto'”. Finalmente, esta diversión cesó y Pipi pudo continuar dando guerra muchos años después: “No pasó nada, porque Dios no quiso”, se alegra.

Foto: Bigote Arrocet, Gemma Serrano y Pipi Estrada en un fotomontaje de Vanitatis

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Iker Casillas
El redactor recomienda