Logo El Confidencial
Él y sus hermanos han ganado estos meses 13 sentencias

Condenan a Álvaro Ruiz-Mateos a dos meses de cárcel y 85.000 euros por una paliza

La suerte no está del lado del pequeño de los Ruiz-Mateos, que tiene una nueva sentencia a sus espaldas y rompió su matrimonio. Sin embargo, otras trece fallos empiezan a dar la razón a esta familia

Foto: Francisco Javier y Álvaro Ruiz-Mateos (Gtres)
Francisco Javier y Álvaro Ruiz-Mateos (Gtres)

Este 2017 no está siendo un buen año para Álvaro Ruiz-Mateos. El pequeño de la saga familiar, que actualmente cumple condena en el penal de Navalcarnero, ha sido condenado este jueves a dos meses de cárcel, que podrá eludir si paga 960 euros, y a pagar una indemnización de 85.000 euros por pegar una paliza a dos jóvenes en la puerta de una discoteca el 31 de diciembre de 2012 en Baqueira (Lérida), un lugar de vacaciones habitual de la familia.

Fiscalía y las defensas han llegado a un acuerdo y la juez ha dictado una sentencia 'in voce' en la que ha tenido en cuenta que Álvaro Ruiz-Mateos ya había indemnizado a las víctimas y la dilación del proceso del hecho que se juzgaba, producido en 2012. En el plano sentimental Álvaro saltó recientemente a la prensa por su divorcio de la socialite Anita de Lezo, como contamos en exclusiva en Vanitatis.

Multa de 1,8 millones

Álvaro y su hermano Javier están actualmente en el módulo de respeto de la cárcel de Navalcarnero, donde entraron para cumplir una condena de dos años y nueve meses por un delito contra la Hacienda Pública y otro de alzamiento de bienes. Además, deben pagar una multa de 1,8 millones por el impago del IVA en la venta en 2003 del apartahotel Tres Coronas, en Peñíscola (Castellón), cuyo importe se desvió desde la Caja Municipal de Ahorros de Granada a una cuenta suiza del Dresdner Bank.

Ruiz-Mateos y sus hijos anunciando el concurso de acreedores de Nueva Rumasa (Gtres)
Ruiz-Mateos y sus hijos anunciando el concurso de acreedores de Nueva Rumasa (Gtres)

Trece sentencias no aireadas y favorables

Sin embargo, al resto de sus hermanos les sonríe la Justicia. Aunque los hermanos Ruiz-Mateos Rivero, Zoilo, José María, Alfonso, Pablo, Javier y el propio Álvaro son noticia en este momento por la celebración de juicios penales en que la Fiscalía y acusaciones particulares (Agencia Tributaria principalmente) solicitan para ellos la imposición de elevadas penas de prisión, multas y responsabilidades civiles de millones de euros (decenas de millones de euros en ocasiones), hay casos en los que los jueces les dan la razón.

El proceso en el que ha habido novedad más recientemente ha sido el que instruye el Juzgado Central nº 5 de Instrucción de la Audiencia Nacional, conocido por el caso de los pagarés de Nueva Rumasa, en el que el juzgado ha decidido seguir adelante con el procedimiento. Eso sí, quedó exculpada la madre, Teresa Rivero. A los seis hijos se les acusa de delitos continuados contra la Hacienda Pública, estafa, alzamiento de bienes y blanqueo de capitales.

Los hermanos Ruiz-Mateos en un fotomontaje realizado por Vanitatis
Los hermanos Ruiz-Mateos en un fotomontaje realizado por Vanitatis

Un revés que comenzó en 2011, cuando se hizo público que el conglomerado empresarial había captado 337 millones de euros de 4.110 inversores a cambio de pagarés, dejando a deber 289 millones. En 2015, a las dos semanas de morir José María Ruiz-Mateos, se informó que les embargaban la herencia a los seis vástagos. La supuesta austeridad en la que viven los Ruiz-Mateos desde este varapalo judicial siempre se ha puesto en entredicho.

Al apelar el auto del juzgado, los hermanos Ruiz-Mateos Rivero han aportado trece sentencias, como ya contamos en Vanitatis. Las mencionadas sentencias abarcan un abanico temporal que arranca en el año 1996 y termina en 2011, cuando las sociedades del grupo Nueva Rumasa pidieron su declaración en concurso de acreedores.

La posición de los hermanos Ruiz-Mateos Rivero y de su abogado defensor en todos esos juicios ha sido siempre de hermetismo. La razón de las absoluciones es variada, pero suele fundarse bien en que no había defraudación tributaria o alzamientos de bienes, o bien en que los hermanos Ruiz-Mateos Rivero no tenían poder de decisión y el dueño y administrador de hecho de las sociedades era su padre, José María Ruiz-Mateos Jiménez de Tejada. Lo cierto es que sea como fuere, la peor papeleta la tienen los acreedores y Álvaro y su hermano Javier, que están entre rejas.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios