Logo El Confidencial
el vecino de una amiga

Ya hay sospechoso del robo de joyas de Bárbara Rey

La cantidad sustraída era 180.000 euros en joyas y parece que el responsable estaría localizado en el entorno de su amiga

Foto: Bárbara Rey en un fotomontaje realizado por Vanitatis.
Bárbara Rey en un fotomontaje realizado por Vanitatis.

Hace un mes, a finales de febrero, la Guardia Civil de Totana, Murcia, recibía la denuncia de una vecina que reside en las afueras de la localidad, en una zona conocida como Los Huertos. En principio era un robo más y, por desgracia, son frecuentes desde hace unos meses en ese lugar. Y es que se trata de una zona residencial en la que han convertido fincas rústicas en auténticas viviendas de lujo; en objeto de deseo de los amigos de lo ajeno. Los datos eran los siguientes: la cantidad sustraída era 180.000 euros en joyas y lo realmente sorprendente es que la dueña de las mismas era Bárbara Rey, invitada en el chalet. Pero… ¿qué ha pasado realmente?, ¿hay algo extraño en este nuevo robo a la vedette?, ¿qué opinan los vecinos? ¿y la Guardia Civil?

Bárbara Rey lleva unos meses pasando largas temporadas en su localidad natal. Marita, como la llaman sus vecinos, ha vuelto al pueblo para cuidar de su hermano, que está delicado de salud. Bárbara no se queda en la casa de sus padres, un edificio muy céntrico y señorial que se encuentra en mal estado.

Bárbara ha estado siempre vinculada a su pueblo y en estos meses ha retomado viejas amistades. Es común verla salir a cenar o tomar algo. Además cuando lo hace, sin buscarlo, llama la atención. Se arregla, es una mujer que no pasa desapercibida y se ha dejado ver con buenos relojes y alguna que otra alhaja que da fe de una vida cargada de éxitos. Pues bien, según los familiares de la propietaria de la vivienda en la que robaron las joyas, la exhibición de las mismas habría dado pistas a los autores del hurto.

Bárbara Rey en una imagen de archivo. (Gtres)
Bárbara Rey en una imagen de archivo. (Gtres)

Para muchos vecinos este es un robo más. De hecho, el domingo fue desvalijado otro chalet de la zona. Sin embargo, la Guardia Civil tiene dudas. Hay cosas que no cuadran. Los cacos fueron directos al botín, no se forzaron ni puertas, ni ventanas y, además, dejaron un rastro sospechoso: los objetos de menor valor fueron abandonados muy cerca del lugar de los hechos. Al parecer, en la zona posterior de la finca fueron encontrados por un vecino un reloj Rólex y algunos objetos más. Según los investigadores, esta sería una falsa pista con una clara intención… despistar. La hipótesis que baraja Teresa Bueyes, abogada de Bárbara, es que el autor podría ser alguien cercano a María Dolores, la amiga de su hermana.

Todavía es pronto para afirmar esta teoría porque el caso está en fase de instrucción, pero las palabras de la letrada en un programa de televisión han hecho que los vecinos de Totana ya busquen sospechosos. Apuntan a una persona de la familia de María Dolores, un joven que vive por encima de sus posibilidades y que no tiene oficio conocido, pero lleva una vida muy ostentosa. Se le vincula con personas de dudosa reputación y podría haber facilitado alguna información.

De momento, habrá que esperar. De nuevo, Bárbara Rey se convierte en víctima de un extraño robo, aunque parece que este no tiene nada que ver con el primero. Aquel tuvo lugar hace 20 años y en él sustrajeron de su chalet de Boadilla cintas de vídeo y grabaciones de audio con material comprometido. Un episodio que ha dado mucho que hablar.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aq.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios