Logo El Confidencial
se casaron en régimen de separación de bienes

Esto es lo que hay en juego (dinero, casas...) en la separación de Bustamante y Paula

Desvelamos el patrimonio empresarial e inmobiliario que la pareja ha amasado durante los más de diez años de matrimonio que han compartido. Tomen nota

Foto: David Bustamante en un montaje elaborado por Vanitatis.
David Bustamante en un montaje elaborado por Vanitatis.

El anuncio de la separación de Paula Echevarría y David Bustamante abre un gran abanico de incógnitas. La primera: la relativa a su patrimonio económico y empresarial de cara a un posible divorcio. Su fructífero matrimonio, al que han decidido poner recientemente fin tras más de diez años casados, se puede traducir en un patrimonio de al menos tres empresas y dos casas (sin contar la que el cantante compró para sus padres en Madrid). Te contamos las claves económicas detrás de la marca a la sombra de los ‘Brangelina’ patrios.

Casados en régimen de separación de bienes, el divorcio no debería suponer un gran quebradero de cabeza para esta pareja que sobre el papel comparte poco más que a su hija Daniella. La gestión de sus ingresos, su patrimonio inmobiliario y sus representantes han estado históricamente separados con rigurosidad. Nada de compartir, algo que sin duda facilitará algo las cosas.

Desde que se casaran hace algo más de una década, la vida artística de ambos ha crecido exponencialmente. El gran éxito de ‘Velvet’ para Paula y la progresión casi siempre ascendente de la carrera musical de David han supuesto una extraordinaria fuente de ingresos que les ha llevado a constituir varias empresas que gestionan día a día sus imponentes entradas de capital.

David Bustamante y Paula Echevarría en una imagen de archivo. (Gtres)
David Bustamante y Paula Echevarría en una imagen de archivo. (Gtres)


Vanitatis ha tenido acceso a los documentos del registro de la propiedad y mercantil pertinentes y esto es en lo que consiste el nutrido patrimonio de Paula y David.

Tres empresas perfectamente separadas

Casados durante la última década, Paula y Bustamante han compartido la alegría de sus éxitos profesionales. No, sin embargo, sus ingresos. El régimen en el que se casaron, unido al hecho de que han constituido empresas separadas para gestionar sus contratos (tanto profesionales como publicitarios), ha provocado que este asunto no suponga un verdadero quebradero de cabeza para sus gestores y abogados de cara a la posible formalización de su divorcio durante los próximos meses.

David Bustamante y Paula Echevarría. (Gtres)
David Bustamante y Paula Echevarría. (Gtres)


Paula Echevarría gestiona sus ingresos televisivos, publicitarios y editoriales (tiene un blog en la revista 'Elle') a través de PEC Producciones Artísticas 2007 SL, una empresa dedicada, según la nota del registro mercantil a la que ha tenido acceso Vanitatis, a las artes escénicas.

Con un total de casi 700.000 euros en activos, Paula no tendría que preocuparse económicamente durante los meses posteriores a su separación en el caso de que esta afectase a sus contratos publicitarios (muchos de ellos derivados de la imagen que daban hasta ahora de familia idílica).

Por su parte, David es el administrador único de otras dos empresas: Celeste Music Sport Production SL, constituida en 2010 y dedicada a actividades relacionadas con agencias de colocación, y Daimala Producciones SL, creada hace un año (en febrero de 2016) con el objetivo de gestionar salas de espectáculos. Una combinación empresarial de lo más lógica teniendo en cuenta la actividad profesional del cantante.

Las tres empresas tienen su sede social en Madrid, aunque solo la de Paula está domiciliada en la residencia familiar de la pareja en el municipio de Villanueva de la Cañada.

Las propiedades

De encontrar algún problema en la tramitación del acuerdo de divorcio, Paula y David solo se tropezarían con la piedra referente a su patrimonio inmobiliario. Muchas son las voces que durante las últimas horas han afirmado que la pareja vive separada al menos desde hace dos meses. Ella, en el domicilio familiar ubicado en la urbanización Villafranca del Castillo (Madrid) junto con la hija que tienen en común, y él, a pocos metros, en la casa que él mismo compró para que sus padres vivieran cerca de ellos en la capital.

Sin embargo (y por el momento) parece que ambos viven en el mismo domicilio: en El Cantábrico, el chalet unifamiliar de 500 metros cuadrados (asentado sobre una parcela de 2.500 metros cuadrados y que cuenta con una piscina privada) que la pareja compró nada más casarse por una cifra que se estima en 1,5 millones de euros.

Vista aérea de la casa que comparten en Madrid.
Vista aérea de la casa que comparten en Madrid.


Esta casa, distribuida en siete dormitorios, dos estancias de ocio, una sala de cine y cuatro baños, fue reformada tras estar varios años a la venta. El matrimonio quería mudarse a La Finca, pero la precariedad del mercado inmobiliario del momento les obligó a quedarse en Villafranca.

Aparte, Paula Echevarría, según se puede extraer de documentos a los que ha tenido acceso este medio, posee una casa en la localidad de Carreño (Asturias), donde la ahora expareja ha disfrutado de relajadas temporadas de vacaciones en familia.

A pesar de la disolución del matrimonio, pocos indicios parecen apuntar a una posible mudanza por parte de Paula. La principal razón: la pequeña Daniella. Sus amigos y su colegio están ahí y lo lógico, como ella ha expresado en más de una ocasión, es no cambiarse de domicilio próximamente. Habrá que esperar para ver qué sucede finalmente con este desenlace que tanto está dando que hablar.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios