exclusiva

El pacto de confidencialidad entre Paula Echevarría y Bustamante vale 100.000 euros

Este acuerdo de confidencialidad sería la causa del silencio que Paula Echevarría guardó en su primera comparecencia pública como imagen de un perfume

Foto: Paula Echevarría y David Bustamante en un fotomontaje realizado en Vanitatis.
Paula Echevarría y David Bustamante en un fotomontaje realizado en Vanitatis.

David Bustamante y Paula Echevarría no dejaron nada al azar cuando en 2013 firmaron su separación matrimonial de hecho en un documento, rubricado en una notaría de Madrid. Una información, adelantada en parte y en exclusiva por Vanitatis, y que la pareja no ha desmentido. Se trataba de una decisión que ambos formularon de mutuo acuerdo (el divorcio) y que dictaminaron que no le afectaría el paso del tiempo, como así será.

Propósito penitente: no caer en la tentación

Uno de los apartados que la pareja también rubricó fue el referido a su privacidad. Un acuerdo de confidencialidad en toda regla para que ninguno de los dos cayera en la tentación de sucumbir a las ofertas económicas. En uno de los puntos del escrito figura expresamente esta decisión. La actriz y el cantante se comprometían a no difundir o revelar a terceras personas y medios de comunicación cualquiera de los acuerdos que firmaron en el documento de separación. Se añadía en el contrato que ninguno de los dos podría dar detalles de la vida personal e incluso profesional del otro. Ambos están preparados para sortear cualquier golpe del contrario. Y no hablamos de entrenadores personales.

El pacto de confidencialidad entre Paula Echevarría y Bustamante vale 100.000 euros

Dandole durooooo!!!! 💪💪💪 Con @juanjotrainer #Training @21fitness12 #ATopeDePower 🏋 #JuanjoRodriguez #PaulaEchevarria #Reto30

Una publicación compartida de Paula Echevarria (@pau_eche) el


En el caso de que uno de ellos lo hiciera, y se pudiera demostrar esa filtración, la vulneración de la intimidad tendría una sanción. Para que no hubiera dudas al respecto, ante la posible oferta de una exclusiva importante, se fijaba hasta la cifra que debería abonar el que incumpliera la norma: la compensación económica sería de 100.000 euros, que se ingresaría en una cuenta también determinada. Todo atado y bien atado.

Silencio o multa

Este acuerdo de confidencialidad sería la causa del silencio que Paula Echevarría guardó en su primera comparecencia pública como imagen de un perfume, cuando ya era pública su separación. La actriz no podía dar respuestas a las preguntas de los periodistas y de ahí que navegara entre las ambigüedades y divagaciones ese día. Bustamante por su parte hizo lo mismo, aunque en su caso nada tenían que ver sus declaraciones con presentaciones laborales.

100.000 euros es una cantidad lo suficientemente importante para que no haya filtraciones por ninguna de las partes. Se incluye en ese punto que la separación matrimonial de hecho se haría pública a través de un comunicado de prensa conjunto.

Daniella, la eterna esperanza

Durante todo este tiempo, y aunque firmaran hace cuatro años la separación, la pareja se ha mostrado siempre como un matrimonio ejemplar, manteniendo una relación cordial, incluso con etapas de convivencia para remontar una crisis legalmente pactada. Daniella, hija de la pareja, ha tenido mucho que ver a la hora de salvaguardar esa unidad familiar aparente durante estos cuatro años.

En dicho acuerdo se establecían las pautas que iban a regir la disolución del matrimonio por causa de divorcio futuro y se establecían las mismas condiciones pactadas en la separación tanto en las relaciones paternofiliales de ambos con respecto a la hija como las económicas patrimoniales.

Paula Echevarría, David Bustamante y Daniella en Ibiza. (Gtres)
Paula Echevarría, David Bustamante y Daniella en Ibiza. (Gtres)

Sin pensión compensatoria de mutuo acuerdo

Dado que la situación profesional de ambos la consideraban equilibrada e igualitaria, no se fijaba pensión compensatoria para ninguno de los dos. Ambos rechazaban, incluso para un futuro, reivindicar ninguna cuantía salvo en la manutención de la menor. En ese aspecto tampoco habrá problemas cuando el divorcio sea efectivo porque tantos los alimentos como los gastos extraordinarios de Daniella también quedaban fijados.

Así mismo, quedaba establecido que la custodia de la niña, por expreso deseo de ambos, sería para Paula Echevarría, con una oferta amplia de visitas semanales, así como de alternancia de vacaciones: los años impares elegiría David Bustamante y los pares, Paula. En estos momentos no se ha solicitado ninguna modificación de custodia con respecto a Daniella por parte de David Bustamante y se mantiene el protocolo firmado en su separación.


Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aq.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios