Logo El Confidencial
La acusaban de FIRMar PRESUPUESTOS OPACOS EN ESTEPONA.

Patricia Rojo, la hija del expresidente del Senado que se libró del banquillo

Estepona sigue en el ojo del huracán. Y no es por el ático de Ignacio González. La hija del socialista Javier Rojo se ha librado del banquillo en la versión local del caso Malaya

Foto: Patricia Rojo y su padre, el socialista Javier Rojo.
Patricia Rojo y su padre, el socialista Javier Rojo.

El expresidente del Senado Javier Rojo ya puede dormir tranquilo. Su hija, Patricia Blanca Rojo Solana (Vitoria, 1974), para sus familiares Patri, imputada en la trama de corrupción urbanística en Estepona, ya no tendrá que sentarse en el banquillo de la Audiencia Provincial para declarar por el caso Astapa. Tras su imputación durante diez años en la causa por el Juzgado Número 1, según ha sabido Vanitatis, la Fiscalía Anticorrupción ha solicitado que haya un sobreseimiento en su auto, “toda vez que se avecina el final de la instrucción y no han quedado suficientemente acreditados los hechos o circunstancias en que se apoyaron las imputaciones dirigidas”.

La imputación judicial le sobrevino a Patricia Rojo cuando ocupó cargos de confianza en el área de Urbanismo bajo el Gobierno del socialista Antonio Barrientos. Su paso por este equipo de Gobierno la llevó a figurar como investigada. En algunos foros se la consideraba como la 'Juan Antonio Roca de Astapa', ya que llevaba las funciones de coordinadora del área de Urbanismo.

Su marido, en nómina de un detenido

Patricia ha nacido en Vitoria, pero desde pequeña quedó prendada por Estepona, la localidad en la que sus padres -Javier Rojo y Victoria Solana- veraneaban con ella y su hermana menor, Natalia, que ha desarrollado parte de su carrera profesional en Vitoria como concejal socialista. Hoy Patricia reside en un adosado en Punta La Plata, en primera línea de playa de esta ciudad de la Costa del Sol, la localidad donde es habitual ver a su padre, el político socialista que con Zapatero fue la tercera autoridad del Estado, que pasa largas temporadas en el unifamiliar que tiene en la ciudad.

Vista aérea de la zona donde reside Patricia Rojo.
Vista aérea de la zona donde reside Patricia Rojo.

Su marido, Juan López Bravo (Barcelona, 1971), tampoco es ajeno a los escándalos. El yerno del expresidente del Senado estaba en la nómina de la empresa Agrojardín Guadalmansa, propiedad del empresario y constructor José Antonio Bazán, quien fue detenido en su día por los presuntos delitos de fraude y malversación de caudales públicos dentro de esta supuesta trama de corrupción en el consistorio socialista. Lo que levantó todo tipo de rumores, ahora acallados.

Tanto Patricia como Juan han mantenido un perfil bajo desde que su imputación empezó a manchar el nombre de su padre que se produjo cuando él era del Ejecutivo socialista. De hecho, uno de los temas tabúes al entrevistar a Rojo era el de su hija. Y los veraneos de lujo en Estepona de los que tanto alardeaba el político empezaron a no ser comentados ni en Madrid ni en el País Vasco.

Una de las pocas fotografías de Patricia Rojo saliendo de declarar en Estepona, Málaga.
Una de las pocas fotografías de Patricia Rojo saliendo de declarar en Estepona, Málaga.

Defensor de la inocencia de su hija

Los casos Malaya y Astapa siempre han estado unidos, aunque el primero haya motivado siempre mucho más interés, no solo por la relevancia social y económica de algunos acusados, sino también por la trascendencia mediática de otros. Con políticos y empresarios imputados como denominador común y la Costa del Sol como escenario de sus supuestas actividades delictivas, Astapa ocupó ríos de tinta. Y entre los que se vertieron estaba el morbo de muchos políticos de ver a la hija mayor del expresidente del Senado, Javier Rojo, entre los investigados.

La primogénita del ex número uno de la cámara alta es abogada de profesión y dentro de la trama de corrupción urbanística en Estepona, se le adjudicaba supuestamente la firma en diciembre de 2007 de unos presupuestos que debía aprobar Rafael Duarte, que era concejal socialista en ese Ayuntamiento por aquel entonces. A pesar de todo ello, Javier Rojo, que dirigió el Senado bajo el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero desde el año 2004 hasta el 2011, siempre ha confiado en el buen hacer de su hija y en su inocencia.

Javier Rojo, a la izda, cuando era presidente del Senado. (EFE)
Javier Rojo, a la izda, cuando era presidente del Senado. (EFE)


El hijo adoptivo y el escáner roto

Los Rojo son una familia querida en Estepona. Hace unos meses se aprobó que el Día de la Constitución se nombre Hijo Adoptivo de la ciudad al expresidente del Senado. El político, que tiene casa en el municipio desde hace décadas, ha prolongado sus estancias en su residencia de Estepona en los últimos años, donde vive prácticamente. El hecho de que su hija Patricia residiese allí con su familia le ha acercado más a la ciudad. El sobreseimiento de su causa ha sido un balón de oxígeno para todos, según ha sabido este portal. Junto a Rojo, otros 19 imputados han sido también absueltos de la causa, incluidos una prima, la madre y el hermano del exalcalde de Estepona Antonio Barrientos.

Astapa, nombre con el que denominaban los antiguos fenicios a Estepona, no verá su juicio en la Audiencia hasta el 2020. Según declaró a este medio el fiscal anticorrupción Juan Carlos Caballero, la escasez de medios del juzgado instructor, la policía judicial y la Agencia Tributaria está siendo un gran problema en la causa. “Incluso el juez tiene que hacer las fotocopias del caso y el escáner se ha roto y nadie lo arregla”, explica López Caballero a Vanitatis. Otro dato curioso es que incluso no se permitía digitalizar el material intervenido en los registros y ello ha obligado a procesar la información de manera artesanal y mucho más lenta.

De Patricia al misterioso Opencor

Según el Ministerio Público, el Ayuntamiento de Estepona funcionaba "con el mismo patrón" que el de su colindante Marbella. Patricia se vio salpicada en aquellos momentos por todo el sistema. Ante la imposibilidad de seguir construyendo en Marbella, las prácticas urbanísticas se trasladaron a la vecina Estepona y todo se globalizó. Las conexiones esteponeras con la Malaya marbellí son múltiples y variopintas. En el año 2007, la comunidad de propietarios del complejo Playa D'or denunció ante la Fiscalía a la coordinadora del área municipal de Urbanismo, Patricia Rojo, por la comisión de un presunto delito urbanístico.

El ático de Estepona de Ignacio González. (Gtres)
El ático de Estepona de Ignacio González. (Gtres)

En otras de las conversaciones recogidas por la policía -donde UDEF grabó por orden judicial a Patricia Rojo- se percibía cómo ella estaba de acuerdo en dilatar que El Corte Inglés implantara un centro comercial. El 4 de mayo de 2007 Isidoro Álvarez, presidente de la empresa, manifestó querer tener terminadas las obras de implantación de un Opencor para el 20 de mayo de 2007. Y así aparece en una de las conversaciones recogidas en el sumario. Álvarez deseaba agilizar todo lo que pudiese la tramitación de la licencia para tenerlo todo antes de las elecciones.

Un cargo supuestamente próximo a Álvarez preguntó al alcalde si tenía "alguien de confianza" en urbanismo que le pudiera solucionar eso sin problemas. La persona elegida fue Patricia Rojo, gerente de Urbanismo en el Ayuntamiento de Estepona en esos momentos. Pero más adelante, el alcalde y Patricia tratan de dilatar el proceso sin explicación alguna. Han pasado diez años y todavía no se ha analizado toda la información, pese a que la policía no ha cesado en su intento de investigar el gran volumen de documentación intervenida.

Más de cien investigaciones patrimoniales, informes periciales, contrataciones del consistorio de Estepona e informes técnicos sobre convenios urbanísticos que hoy por hoy siguen siendo revisados. La esencia del caso es la misma que la de todas las tramas corruptas: el dinero de los convenios se usaba presuntamente para pagar otras necesidades municipales y para ello conseguían financiación supuestamente mediante donaciones de empresarios. Eso sí, entre los que sí siguen imputados circula esta máxima: "Patricia ha tenido suerte. No hay nada mejor que tener un padre que haya sido presidente del Senado".

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android. Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios