Logo El Confidencial
la fiscalía la investiga por administración desleal

Concepción Dancausa: madre conciliadora y afín a Ana Botella

A sus 65 años, ha pasado veinte en política. Hija de un exalcalde de Burgos, ciudad en la que se crió, está casada con Juan Oñate y es una feliz madre de cinco hijos

Foto: Concepción Dancausa
Concepción Dancausa

A sus 65 años (veinte de ellos en política), a Concepción Dancausa la Fiscalía Provincial de Madrid le ha asestado un duro golpe imputándola por irregularidades en Mercamadrid durante su mandato. La noticia ha sorprendido entre sus compañeros de filas que hablan de ella como una mujer rigurosa y seria capaz de encauzar las arcas públicas madrileñas en la época de Ana Botella. Su último destino le llegó en abril de 2015 para sustituir a Cristina Cifuentes al frente de la Delegación del Gobierno de Madrid.

La delegada del Gobierno en la CAM Concepción Dancausa. (Gtres)
La delegada del Gobierno en la CAM Concepción Dancausa. (Gtres)


Concepción siempre ha sido una política de perfil bajo, de despacho, y no de cámaras y efectos especiales. Quizás haya que buscar su discreto protagonismo en la férrea educación que recibió de pequeña en la fría y adusta Burgos. Es la segunda de seis hermanos de una familia tradicional y católica en la que cinco estudiaron Derecho siguiendo los pasos del padre, Fernando Dancausa, y como antes hizo el abuelo. Ella fue uno de los cinco. También su hermana Dolores, consejera delegada de Bankinter desde 2010 y tan 'famosa' como la política por haber recibido algún otro premio a la mejor directiva del año.

La delegada del Gobierno entregando un premio de la revista 'Yo Dona'.
La delegada del Gobierno entregando un premio de la revista 'Yo Dona'.

Ambas son habituales de las portadas y protagonistas de grandes reportajes de las revistas femeninas como ejemplo de mujeres exitosas y modelo de conciliación. "Simplemente hay que ser flexible, compartir responsabilidades y renunciar bastante a la vida personal. Consideramos fundamental estar presentes para las cosas importantes: igual no para comprar calcetines el día que mis hijos me decían que estaban rotos, pero sí para lo que de verdad importa", dijo en una entrevista.

La política, 'tradición' de la familia paterna

Lo cierto es que la figura paterna pesó en aquel hogar. Junto a su madre, Concepción Treviño, les inculcó aquello de que el "esfuerzo, el trabajo, la honestidad y la humanidad" eran los valores para salir adelante. Fallecido en 1992, les animó a todos a estudiar una carrera como "requisito fundamental y llave para tener trabajo fuera de casa y optar a la independencia económica".

Hizo algo más. Le metió el gusanillo de la política. Otra tradición familiar paterna que le viene desde su bisabuelo, que fue alcalde de Burgos y que traspasó a su abuelo, diputado. Fernando Dancausa alcanzó la presidencia de la Diputación de Burgos, la alcaldía de la ciudad y fue miembro fundador de la Fundación Francisco Franco, así que no es extraño que ella decidiera apostar por el Partido Popular al iniciar su propia aventura política.

La número dos de Botella

La mujer de Aznar la convirtió en su número dos en el Ayuntamiento de Madrid cuando ella fue alcaldesa. Persona de 'su total confianza' empezó como delegada de Hacienda, pero fue acumulando cargos en la primera remodelación del Gobierno hasta convertirse en su teniente de alcalde. También tiene cierta confianza con la vicepresidenta Soraya Saénz de Santamaría, que la llama Conchita, incluso en actos públicos. Y estrechó lazos con Esperanza Aguirre cuando presidió la Asamblea de Madrid tras el 'tamayazo'. Ella iba a incorporarla de nuevo a sus filas cuando el partido la llamó para ocupar el puesto de Cifuentes en la calle Miguel Ángel.

Ana y Concepción, amigas desde la universidad. (EFE)
Ana y Concepción, amigas desde la universidad. (EFE)

Dancausa y los lazos con la fundación de Carmen Cafranga

Se casó con Juan Ramón Oñate, que fue gerente de Arpegio (investigada en la Operación Púnica), con el que ha formado una amplia familia de cinco hijos en la calle Costa Brava del madrileño barrio de Mirasierra y por la que han renunciado a "buena parte de su vida personal y algunos proyectos personales", según dijo en una entrevista. También muy próxima a su casa se encuentra la Fundación Carmen Pardo-Valcarce, aquella que presidió Carmen Cafranga, la socia de Lourdes Cavero, mujer de Ignacio González, en Subastas Segres y expresidenta de la Fundación Caja Madrid, condenada a un año de prisión por el uso indebido de la tarjeta de la entidad. Cafranga consiguió un contrato de 200.000 euros de la Comunidad de Madrid para la promoción de discapacitados alegando antiguas subvenciones de Ignacio González y la posesión de un edificio que le cedió gratuitamente el banco del que fue consejera.

Valle Oñate, amiga de la hija de Carmen Cafranga.
Valle Oñate, amiga de la hija de Carmen Cafranga.

Desde enero de 2016, la presidencia de la fundación la ejerce su hija Almudena Martorell Cafranga, amiga de una de las hijas de la delegada, Valle Oñate, responsable del Relaciones Institucionales desde hace 2014. Valle ha heredado esa vena social materna que desarrolló Concepción a su regreso de América Latina en los años noventa cuando le encargaron la Subdirección de ONG y Subvenciones del Ministerio de Asuntos Sociales. Otro de sus hijos, Juan, ha preferido la carrera jurídica en despachos como Cuatrecasas o Baker McKenzie.

A ninguno le gustará ver cómo su madre tendrá que acudir al juez a explicar su gestión cuando era concejal. Imaginamos que Ana Botella ya la habrá llamado para mostrarla su respaldo.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios