Logo El Confidencial
POR SUS PROBLEMAS DE ADICCIÓN

José Fernando ya está en un centro psiquiátrico: su incapacitación sigue su curso

El hijo de José Ortega Cano y Rocío Jurado ha ingresado este miércoles en el hospital psiquiátrico de San Juan de Dios de Ciempozuelos. Es la última esperanza de la familia

Foto: José Fernando Ortega Mohedano en una imagen de archivo. (Gtres)
José Fernando Ortega Mohedano en una imagen de archivo. (Gtres)

José Fernando, el hijo de José Ortega Cano y Rocío Jurado, ha ingresado este miércoles en el hospital psiquiátrico de San Juan de Dios de Ciempozuelos. El joven de 23 años permanece por el momento aislado en este centro especializado en atención integral a la salud mental. La situación del hijo del torero es muy complicada, tanto judicial como anímicamente. Se encuentra inmerso en un proceso judicial, después de haber incumplido en varias ocasiones la orden de alejamiento solicitada por su pareja y madre de su hija, María Jesús Rodríguez, conocida popularmente como Michu.

Estos quebrantamientos de la orden le han supuesto varias condenas de seis meses, que se sumaban al ingreso en prisión en el 2014 con una pena de un año y nueve meses. Según explicaba Ortega Cano, sus problemas con las adicciones han sido la causa de ese desbarajuste de personalidad y de un futuro con muy pocas expectativas de solución.

José Fernando Ortega Mohedano en una imagen de archivo. (Gtres)
José Fernando Ortega Mohedano en una imagen de archivo. (Gtres)

Recientemente, el 22 de abril, volvió a ser detenido en Alcobendas (Madrid) por agredir a un policía tras una discusión con la autoridad. José Fernando pasó a disposición judicial, pero el juez suspendió el juicio rápido y atendió las peticiones de sus familiares. El padre solicitaba a través de sus abogados que practicaran al joven un estudio psiquiátrico para evaluar y determinar sus capacidades mentales, dada la situación límite en la que vivía José Fernando. De esa manera, se paralizaba su ingreso en prisión y suponía el primer paso para solicitar una incapacidad legal que al menos le alejara del mundo oscuro en el que se encuentra inmerso.

Ortega Cano declaraba a Vanitatis en esas fechas que “mi hijo no puede entrar de nuevo en la cárcel. Tiene que estar en un lugar donde puedan tratarle y es la única manera de que salga a flote. Hay momentos en los que no puedo más”. Este ingreso puede suponer para José Fernando un manera de poner fin a sus adicciones y, sobre todo, el inicio de ese proceso de dependencia legal parental.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios