Logo El Confidencial
juicio para confirmar su filiación

Comienza la lucha de Adela Montes de Oca por su parte de la herencia de Ruiz-Mateos

La prueba de cotejo de ADN realizada al cadáver de José María Ruiz-Mateos confirmó que es el padre biológico de la joven

Foto: Adela Montes de Oca en una imagen de archivo. (Gtres)
Adela Montes de Oca en una imagen de archivo. (Gtres)

La semana pasada la justicia le daba la razón. “La prueba de cotejo de ADN realizada al cadáver de José María Ruiz-Mateos ha confirmado que es el padre biológico de Adela Montes de Oca, quien dice ser hija suya”, aseguraban fuentes jurídicas hace unos días. Este martes, a las 10 de la mañana, se celebraba el juicio de filiación por el procedimiento de paternidad contra la familia Ruiz-Mateos en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Pozuelo de Alarcón. El proceso de este martes se celebraba para confirmar dicha paternidad. Esta norteamericana de 26 años que se empeñó en demostrar que es hija del fallecido empresario declaraba este lunes a la revista 'Corazón' que está dispuesta a “luchar” por el dinero que le corresponde. El primer paso lo ha dado este mismo martes.

Portada de la revista 'Corazón'.
Portada de la revista 'Corazón'.

Los hijos del fundador de Rumasa, por el contrario, no piensan que tenga que reclamar nada. Sus hijos dejaban claro a este medio que "no hay nada que repartir con Adela excepto deudas. Nada de esos 5.000 millones de los que habla", sentencian e instan a su nueva hermana a que "vaya al notario y se haga cargo de las deudas". De hecho, los hijos han preferido no acudir a los juzgados este martes, aunque se asegura que respetan la decisión de la justicia.

Adela, este martes en los juzgados de Pozuelo de Alarcón. (Gtres)
Adela, este martes en los juzgados de Pozuelo de Alarcón. (Gtres)

Adela nació el 11 de junio de 1991 fruto de una relación de Ruiz-Mateos con su madre, Patricia Montes de Oca, a quien conoció en Chicago en noviembre de 1989. Según ella, no fue una relación de un día. Patricia ha relatado en varias ocasiones que vino a España a conocer a aquel hombre que la había impresionado. Madrid, el Puerto de Santa María, Valencia, Miami… fueron escenarios ocasionales de la intimidad de la pareja marcada por la distancia. Igual que la relación padre e hija. Siempre según Adela, tuvieron contacto por teléfono y carta hasta que se conocieron cuando ella tenía 17 años. Nunca dejó de enviarle dinero para contribuir a su mantenimiento. Pero no logró verlo muchas más veces. Adela intentó visitarle cuando enfermó. Incluso quiso ir a la casa familiar de Somosaguas, pero, según ella, fue Teresa Rivero quien se negó.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aq.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios