Logo El Confidencial
HACIENDA LE RECLAMA 774.000 EUROS

Sete Gibernau se enfrenta a dos años y medio de prisión por un delito de fraude

A pesar de que la Fiscalía solicita la absolución del piloto, la Abogacía del Estado sigue manteniendo su culpabilidad por un presunto fraude correspondiente al año 2006

Foto: El piloto Sete Gibernau en una imagen de archivo. (Gtres)
El piloto Sete Gibernau en una imagen de archivo. (Gtres)

Sete Gibernau se enfrenta a una posible condena de dos años y medio de prisión por un supuesto delito de fraude fiscal cometido en el ejercicio correspondiente a 2006, como así reclama la Abogacía del Estado. Este órgano, que atiende a las demandas de la Agencia Tributaria, responde a la deuda del piloto tras haber presuntamente defraudado 774.000 euros en su declaración del IRPF y su patrimonio del citado año.

No obstante, la última esperanza de Sete está en la Fiscalía, que solicita la absolución del piloto, como así se ha pronunciado este martes en el Juzgado Número 19 de Barcelona, donde se ha celebrado una vista oral tras la decisión de la Audiencia de la ciudad condal de revocar el sobreseimiento solicitado para que la causa fuese archivada.

Legends ready at the paddock #setegibernau @maxbiaggiofficial #SpanishGP

Una publicación compartida de Dee (@dee_ashray) el

Al parecer, tal y como mantiene la acusación, Sete Gibernau fijó su domicilio fiscal en Chatel-Saint Denis entre el año 2000 y el 2006, a pesar de que este último año residió en Esplugues de Llobregat con su novia por aquel entonces, la modelo Esther Cañadas. Es decir, para la Abogacía del Estado el piloto trató de evadir supuestamente sus responsabilidades a la hora de pagar impuestos fingiendo residir en Suiza, mientras que hacía vida en dicha localidad de Barcelona.

Sete Gibernau y Esther Cañadas en una imagen de archivo. (Gtres)
Sete Gibernau y Esther Cañadas en una imagen de archivo. (Gtres)

Una acusación de la que el piloto se defiende al considerar que su primo, Miguel Umbert, y su mánager, Leo de Graffenried, residían en Ginebra: “Eran las dos personas en las que tenía más confianza cuando se trataba de manejar mi dinero y me fui allí porque tenerlos cerca me daba tranquilidad”. Además, cita algunas de las propiedades que poseía en dicha localidad suiza y el alquiler que pagaba de 1.100 euros por su piso.

También matiza que no fue en 2006 cuando decidió dar un paso más en su relación con Esther Cañadas y compartir el mismo piso, sino un año más tarde. Aun así, deberá demostrar su versión frente a la acusación de la Agencia Tributaria si quiere eludir los dos años y medio de prisión que este organismo pide para él por haber defraudado supuestamente 774.000 euros.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios