La relación sexual aparece en 'Un amor de Oriente', biografía de Isabel Preysler
  1. Noticias
NUEVA PATERNIDAD DE JULIO IGLESIAS

La relación sexual aparece en 'Un amor de Oriente', biografía de Isabel Preysler

En su último libro, Pilar Eyre relata el noviazgo de una joven y descarada María Edite con Julio Iglesias. "Isabel sabía que su marido estaba con María Edite", declara Eyre

placeholder Foto: Isabel Preysler y Julio Iglesias en un fotomontaje de 'Vanitatis'
Isabel Preysler y Julio Iglesias en un fotomontaje de 'Vanitatis'

Todos lo sabían menos Julio. O, al menos, no quería saberlo. Javier Sánchez es hijo de María Edite y finalmente puede decir que también lo es de Julio Iglesias. “Si María Edite era virgen cuando se acostó con Julio, claro que lo sabía”, nos comenta Pilar Eyre, una de las periodistas mejor informadas sobre el cantante y todo lo que le rodeó. Tanto es así que en su último libro, 'Un amor de Oriente' (Planeta), en el que narra la vida de Isabel Preysler, aparece Edite. Por cuestiones legales, Eyre tuvo que usar pseudónimos, lo que supone que hasta María Edite aparece con otro nombre: la Portuguesiña.

placeholder Julio Iglesias e Isabel Preysler en una imagen de archivo.
Julio Iglesias e Isabel Preysler en una imagen de archivo.

Catorce de julio de 1975. El día tiene su enjundia, porque luego, mucho más tarde, esa fecha tendría gran importancia en una sala de justicia, y el futuro de un muchacho dependería de ella”. Es una de las primeras frases que aparecen en el capítulo 9 de la biografía de Preysler, apartado en el que cuenta cómo la ex de Iglesias le visita en Sant Feliu de Guíxols durante una gira del cantante y se da cuenta de que podría serle infiel.

“Todos los datos son exactos y muy concretos porque me los han contado las dos partes”, señala Eyre, “Isabel sabía que su marido estaba con María Edite, eran más que sospechas, y eso no la dejaba vivir tranquila”.

Foto: Isabel Preysler en un fotomontaje de Vanitatis

“La portuguesa emitió un grito inarticulado que los sobresaltó. Muriel se echó atrás y se llevó la mano al pecho sintiendo un inmenso malestar, pero la mujer escupió al suelo, a sus pies, estuvo a punto de salpicarle las sandalias y se fue rápidamente hacia dentro mientras el camarero la miraba con sorna encogiéndose de hombros”. Muriel es Isabel, claro, y la portuguesa es la madre de la Portuguesiña, apodo de María Edite. El encuentro entre ambas se produjo en la discoteca Las Vegas de Sant Feliu, donde Isabel acudió para encontrarse con el que era su marido tras un concierto. La madre de la novia de Julio Iglesias se enfrentaba con la esposa y madre de los hijos del cantante.

Los pasajes

Aquella noche, en la discoteca las Vegas, fue cuando Isabel lo supo todo. “De pronto una pequeña figura se abrió paso entre todos. Una chica muy joven, bajita, con una bata oscura cruzada sobre el pecho y un cigarrillo entre los labios. Con una melena leonada, ojos rasgados casi mongoles, muy profundos, como piedras ardientes, rodeados de ojeras violáceas que impresionaban. Se oyeron voces en sordina…”.

“Se colocó frente a Muriel, bien asentada sobre sus piernas gruesas, los pies separados, y le echó una larga espiral de humo. Muriel retrocedió y ella avanzó un paso en medio de un silencio sepulcral. (..) Entonces Luis (Julio) levantó la vista, pasó rozando a la muchacha, que se tambaleó, y se lanzó hacia Muriel y, cogiéndola del brazo, le gritó:

- Vámonos.”.

placeholder Pilar Eyre. (Gtres)
Pilar Eyre. (Gtres)

Aquella noche, Julio e Isabel se pelearon. La presencia de la Portuguesiña, desafiante y descarada, no dejaron indiferente a la servil esposa.

“- Tú tienes algo con esa chica, ¿te crees que no me doy cuenta, te crees que soy burra?

- No sé a qué te refieres, no montes el número, por favor.”.

Preysler insistió, decepcionada y aterrada con la posibilidad. Su marido intentaba convencerla de lo contrario, quería hacerle creer que no había nada entre él y esa chica.

"- Pero tú te crees que voy a tener algo con una cría como esa; además es fea, ¡si tiene bigote! ¡Se acostaba con todo dios! ¡Con el técnico de luces, con los camareros!"

Foto: María Edite Santos Raposo. (Redes)

Ese argumento, el que usó Julio con su mujer, es el mismo que intentó usar para defenderse de la reclamación de paternidad. Por eso no quiso hacerse las pruebas cuando María Edite lo llevó a juicio. Pilar Eyre recuerda cómo se defendía entonces el cantante. “Solía decir, sarcástico: ‘Si tuviera que ir a todos los juicios por paternidad no tendría tiempo de cantar’”.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de la televisión. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Isabel Preysler Julio Iglesias Pilar Eyre Relaciones sexuales Sexo Música Paternidad
El redactor recomienda