Logo El Confidencial
falleció el domingo a los 87 años

Los últimos días de Paquita Rico: un retiro voluntario para que la “recordasen guapa”

La artista no quería que la visitasen para que se conservase el recuerdo de su belleza. Hasta el final vivió retirada en casa de un sobrino

Foto: Paquita Rico en una imagen de archivo. (Gtres)
Paquita Rico en una imagen de archivo. (Gtres)

“¡Para qué luego digan que el cine español no ha existido hasta ahora!”. La frase la pronunciaba, sobre el escenario de los Goya celebrados en 2001, una Paquita Rico melancólica y reivindicativa. Lo hizo cuando presentó el premio al mejor actor secundario y reivindicó, casi de tapadillo, a los de su generación. Ya de paso, la actriz y cantante insinuó que la Academia le debía un premio honorífico. Su tiempo había pasado. La María de las Mercedes de 'Dónde vas, Alfonso XII' solo volvió a aparecer en actos como la presentación del disco 'Suspiros de copla' y, en 2006, en el funeral de Rocío Jurado. Desde ese momento, se fue a vivir a su Sevilla natal, habitando la casa de su sobrino. Y allí ha vivido hasta que este domingo perdía la vida en un hospital de la capital hispalense a los 87 años.

Según contaba Pilar Eyre a este medio, hace pocas semanas recibió la llamada del periodista Enrique Miguel Rodríguez. El colaborador de '¡Qué tiempo tan feliz!' o 'Se llama copla' se interesó por su salud y quiso hacerle una visita. Paquita se negó. “Quiero que todos me recordéis tal como era: guapa y no como estoy ahora”, le replicó con su habitual coquetería, imperturbable incluso a su edad. No era para menos, ya que había sido una de las máximas estrellas de ese cine español que se construía a base de decorados cartón piedra y de esas canciones que se entonaban con deje cañí.

Fotograma de '¿Dónde vas, Alfonso XII?'.
Fotograma de '¿Dónde vas, Alfonso XII?'.

Mujer conservadora y de firmes convicciones religiosas, como muchas de sus coetáneas, salió del barrio de Triana y debutó en el ballet siendo apenas una niña y junto a Carmen Sevilla, lo cual la convirtió en amiga inseparable de esta. Su vida amorosa no empezó con muy buen pie, ya que se casó con el torero Juan de la Palma en 1961 y enviudó a los cuatro años. Juan, hermano de Antonio Ordóñez, había decidido quitarse la vida, una tragedia que Paca jamás superó. Por aquel entonces, '¿Dónde vas Alfonso XII?' la había convertido en toda una estrella y estaba en el apogeo de su éxito. Tras la muerte de su marido, vivió su duelo retirándose unos años del cine. Su regreso coincidió con un nuevo matrimonio con Guillermo Arocha en 1968. Por esa época coprotagonizaba junto a su amiga Lola Flores (de hecho, fue la madrina de Lolita) 'El taxi de los conflictos'. Sin embargo, el cine histórico y folclórico que la había encumbrado ya era cosa del pasado. España se abría al destape y a nuevos vientos que no dejaban lugar para aquellos y aquellas que no pudiesen (o no quisiesen) adaptarse. Desde entonces se retiró al teatro y solo hizo tres películas más.

Paquita Rico en una imagen de archivo. (Gtres)
Paquita Rico en una imagen de archivo. (Gtres)

Habitual de los programas televisivos consagrados a la nostalgia, Paquita esquivaba contar sus penas en la pequeña pantalla. Ni siquiera lo hizo ni cuando falleció su marido en septiembre de 2002. No tuvieron hijos, pero sí compartieron vida y felicidad durante años. La artista se fue retirando discretamente y en silencio, y convirtió la casa de su sobrino en un hogar confortable para vivir de los recuerdos y de la memoria de aquella belleza que un día la hizo legendaria; la beldad que se le escapó con los años aunque el público jamás fuese testigo. Paquita decidió privarles de ello.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios