Logo El Confidencial
POR CUESTIONES DE SALUD MÁS QUE FÍSICAS

Kiko Rivera quiere estar cañón: se pone una banda gástrica y ya ha perdido 5 kilos

El hijo de Isabel Pantoja quiere dar un giro de 180 grados a su vida, lo que pasa por reducir el peso que le trae muchos problemas de salud. Por culpa de la gota quizá deba pasar de nuevo por quirófano

Foto: Kiko Rivera en una imagen de archivo en la playa del pasado mes de junio. (Gtres)
Kiko Rivera en una imagen de archivo en la playa del pasado mes de junio. (Gtres)

Kiko Rivera quiere ser un hombre nuevo y, para ello, está dispuesto a cambiar su aspecto físico, a pesar de que durante toda su vida ha tenido sobrepeso y nunca le había importado, como así se demostraba echando un vistazo en sus perfiles en las redes sociales donde él mismo se reía de sus kilos de más. Ahora debemos hablar de sus kilos de menos, concretamente 5 kilos, que son los que ha perdido desde que se sometiese a una intervención para instalar en la boca del estómago una banda gástrica mediante cirugía laparoscópica.

Kiko Rivera en el antes y el después de su intervención.
Kiko Rivera en el antes y el después de su intervención.

Así lo ha dado a conocer el hijo de Isabel Pantoja a la revista 'Semana', aunque esta intervención ya pululaba a modo de rumor en las redacciones. “Estoy con más fuerza que nunca, aunque este año he tenido muchos problemas por causa de la gota. Me he fastidiado la rodilla, menisco y ligamentos, y quizá tengan que operarme. He de empezar a cuidarme en serio, ponerme a dieta estricta con urgencia. Es mi asignatura pendiente. Mi mal hábito es comer”, reconocer el DJ, que el próximo mes de febrero será padre de su tercer hijo, el segundo con Irene Rosales.

Hace unos días, Kiko ya dejaba caer a sus seguidores que “el comienzo de un gran cambio se avecina”, lo que despertó el interés de muchos. Alguno ya acertó al asegurar que él iba a someterse a la misma intervención que se realizó su prima, Anabel Pantoja, hace ya seis años y con la que consiguió quitarse hasta 30 kilos. Una operación mediante anestesia general que no conlleva apertura, dado que se hace de forma laparoscópica, que promete la pérdida del 50% del peso como mínimo, siempre que se sigan las premisas de los facultativos.

Así explicaba Anabel su propia experiencia: “A mí me ha cambiado física y anímicamente. Antes no veía lo que eran 30 kilos encima para la salud, para una persona joven, para una persona que tiene que hacer gimnasia, para un trabajo, para todo. Y ahora me veo y digo: 'Dios mío, cuánto tiempo he perdido”, asegura la sobrina de la tonadillera, que seguro será ahora la mejor consejera de su primo.

Anabel Pantoja antes y después de su intervención.
Anabel Pantoja antes y después de su intervención.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios