Dónde descansan nuestros POLÍTICOS

Albert Rivera y Pablo Iglesias, enemigos en las urnas y en Gredos por vacaciones

El ciudadano está en Candeleda, en un hotel; mientras que el podemita está a media hora, en una casita de madera. Lujo campestre y monte rústico. Dos opciones en la misma sierra

Foto: Albert Rivera y Pablo Iglesias eligen la sierra de Gredos para desconectar. (Vanitatis)
Albert Rivera y Pablo Iglesias eligen la sierra de Gredos para desconectar. (Vanitatis)

No son días de grandes descansos en política. El desafío independentista podría culminar el 1 de octubre y nadie ha querido irse demasiado lejos a pasar sus vacaciones; no vaya a ser que tengan que volver deprisa. Esa parece la premisa de casi todos los miembros del Gobierno y también de la oposición. Y algunos incluso han coincidido al escoger destinos parecidos y hasta cercanos. Es el caso de Albert Rivera, líder de Ciudadanos, y Pablo Iglesias, de Podemos. Ambos están en la abulense sierra de Gredos, en sendos pueblos a tan solo 50 kilómetros de distancia.

Para mí agua es paz. 🏊🏻

Una publicación compartida de Albert Rivera Díaz (@albertriveradiaz) el

Candeleda, refugio de vips

Rivera está en Candeleda, un municipio abulense del valle del Tiétar a tan solo 100 kilómetros de Madrid, que ya está habituado a los ilustres. Hasta este lugar idílico se desplazaba cada verano el entonces primer ministro británico, John Major, su mujer Norma Wagstaff y sus dos hijos, James y Elizabeth. Allí tiene casa el exministro popular de Justicia, José María Michavila, en una finca en la que ha construido varias viviendas que los lugareños llaman el Generalife. También la familia de Lucía Figar, exconsejera del PP, o Ricardo Montoro Alemán, que posee El Vergel de Chilla, un ‘emporio’ de turismo de lujo.

Albert Rivera y su pareja, Beatriz Tajuelo. (Gtres)
Albert Rivera y su pareja, Beatriz Tajuelo. (Gtres)

Allí, en un hotel rural con encanto que no supera los 200 euros la noche, Rivera y Beatriz Tajuelo, su novia, pasan unos días de asueto. El propio líder del partido naranja colgó una foto en Instagram en la que se le ve dándose un chapuzón en la famosa piscina de su hotel, con espectaculares vistas al valle. “Para mí el agua es paz”, escribe el excampeón de natación, un hombre que no puede vivir sin el deporte.

Imagen del paisaje urbanístico de Candeleda.
Imagen del paisaje urbanístico de Candeleda.

Pablo Iglesias, más rural

El ciudadano solía escaparse hasta Cádiz, pero este caluroso año ha optado por la frescura de la montaña. Y allí mismo, a 53 kilómetros, está Pablo Iglesias. El de Podemos suele pasar los veranos en su segunda residencia en Casavieja, una vivienda campestre en la que se han organizado reuniones podemitas en numerosas ocaciones. La casa de madera metida en plena naturaleza es el refugio del político de izquierdas.

Quizás no saben, ni Rivera ni Iglesias, que cerquita, en la sierra de Guadarrama, pasa sus veranos el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. Allí, también rodeado de naturaleza y silencio, suele salir a pasear por el campo con sus tres perros, unos mastines imponentes. A diferencia de Rivera, el ministro de Hacienda tiene su propia casa, algo que suele suceder en el estatus de casi todos los miembros del Gobierno.

Rajoy, a Galicia, con el emérito

Sin ir más lejos, el presidente del Gobierno está en Sanxenxo, municipio gallego en el que pasa sus vacaciones desde hace décadas. Casualmente en este pintoresco lugar está don Juan Carlos, como desvelamos en Vanitatis.

Aunque a él (Mariano Rajoy) le gusta más el interior de la comarca, sigue visitando la playa porque sus hijos tienen sus amigos de veraneo en el pueblo. Allí están también Ana Pastor, presidenta del Congreso, y Rafael Catalá, ministro de Justicia. Cerca, en Portugal, está la vicepresidenta. Soraya Saénz de Santamaría pasa cada verano en el mismo sitio.

Mariano Rajoy, acompañado por el vicepresidente de la Xunta de Galicia, Alfonso Rueda (iz.), y el responsable de la Autoridad Portuaria de Marín, José Benito Suárez (d.), marido de la presidenta del Congreso, Ana Pastor, durante un paseo. (EFE)
Mariano Rajoy, acompañado por el vicepresidente de la Xunta de Galicia, Alfonso Rueda (iz.), y el responsable de la Autoridad Portuaria de Marín, José Benito Suárez (d.), marido de la presidenta del Congreso, Ana Pastor, durante un paseo. (EFE)

De Cospedal a Nadal

Tradicionales, apegados a las costumbres, así son casi todos los ministros. Alfonso Dastis y Fátima Báñez, ambos andaluces, pasan las vacaciones en su tierra, en la zona de Cádiz y Huelva, como Íñigo Méndez de Vigo, que se decanta por Sotogrande, en Cádiz, y Luis de Guindos y María Dolores de Cospedal, que escogen la más lujosa y marchosa Marbella. A todos es fácil verles en los chiringuitos de El Trocadero. José María Aznar también se deja ver con y sin su señora.

Los políticos podrían dividirse entre los que escogen la montaña y los que escogen el mar. Álvaro Nadal, ministro de Energía, por ejemplo, se ha decantado por los Picos de Europa. Mientras que Pedro Sánchez prefiere la playa y es la costa de Almería, en concreto en Mojácar, donde va con su mujer y sus dos hijas. Ha pasado un año turbulento y el que se avecina pinta también complicado, así que se ha dado un buen descanso.

Pedro Sánchez, hace unos años, de vacaciones familiares en Ibiza. (Gtres)
Pedro Sánchez, hace unos años, de vacaciones familiares en Ibiza. (Gtres)

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios