Logo El Confidencial
SU CASA DE VILLAFRANCA DEL CASTILLO

Bustamante, Paula y los 500 metros cuadrados (1,8 millones) que los enfrenta

El ochenta por ciento está a nombre del cantante y el veinte le corresponde a la actriz, y así se inscribió en el Registro de la Propiedad

Foto: Paula Echevarría a las puertas de su casa. (Gtres)
Paula Echevarría a las puertas de su casa. (Gtres)

El domicilio familiar en Villafranca del Castillo que han compartido hasta antes del verano Paula Echevarría y David Bustamante se ha convertido en el punto de fricción de ambos, a pesar de que la actriz ha tratado de negarlo durante meses. Un chalé que, tal y como adelantó Vanitatis, cuenta con 500 metros y su propiedad se reparte de la siguiente manera: el ochenta por ciento a nombre del cantante y el veinte le corresponde a la actriz, y así se inscribió en el Registro de la Propiedad. Esta vivienda era y es el único vínculo patrimonial de la pareja, ya que ambos se casaron en régimen de separación de bienes, que firmaron el 21 de julio de 2006, el día antes de contraer matrimonio en la basílica de Covadonga.

Ahora, esta residencia se ha convertido, por consiguiente, en su principal punto de discordia. El problema reside en que Bustamante, a pesar de tener la mayor parte de la propiedad, se ha mudado a un ático en Pozuelo de Alarcón, mientras que la actriz se ha comprado un terreno en el que planea levantar su futura vivienda. Hasta que las obras terminen, su idea era ocupar el hasta entonces domicilio familiar. Eso sí, esto podría demorarse demasiado y al cantante le apremia ponerla a la venta y que cada uno continúe con su vida. Ante esta incapacidad de encontrar un punto de entendimiento, las intenciones de mantener la cordialidad en su trato se han echado por tierra.

Las empresas que cada uno creó no están participadas y, por lo tanto, no hay conflictos económicos. La casa de Villafranca se ha convertido en un problema. Muy a pesar de que Paula y David quisieron dejar todo bien atado hace cuatro años para que no hubiera futuros desencuentros económicos. Como adelantó en exclusiva Vanitatis, los protagonistas firmaron un documento de separación el 15 de febrero de 2013 en la notaría madrileña de la calle José Bastos. En el escrito, que tiene validez legal, se especificaba lo que serían las pautas del divorcio, “estableciéndose las mismas condiciones pactadas en el presente documento, tanto en las relaciones paterno filiares de ambos respecto a su hija como económico-matrimoniales”.

En estos acuerdos también entraba la posibilidad de la venta de la casa que debería ser acordada por ambos ya que se trata del domicilio familiar de la menor. El problema que ha surgido es que Bustamante, una vez solucionados los embargos que figuran en la hoja registral (de acceso libre), querría deshacerse de la vivienda. Entre otras cosas porque los gastos son muy elevados para una unidad familiar donde solo viviría Paula y su hija. Si la actriz quiere quedarse con el chalet, la oferta de Bustamante consitiría en que le comprara su ochenta por ciento. Según las inmobiliarias, la casa de Villafranca estaría valorada en 1,8 millones de euros. El cantante podría llegar a un acuerdo con Paula, pero nunca por debajo de la tasación oficial de la Comunidad de Madrid. Según la información de 'Sálvame', el hecho de que Paula quisiera adquirir un terreno cercano y construirse su propia casa ha molestado al que por ahora es su marido.

Considera que antes de ese planteamiento hay dos opciones: bajar el precio y repartirse el dinero en la misma proporción que figura en el documento de propiedad (80/20) o que la protagonista de 'Velvet' le haga una oferta que por el momento parece no valorar.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios