Logo El Confidencial
LO que ha unido la tele...

Del plató a la cama: parejas que comparten programa

Lo que ha unido la tele... Ya se sabe que el roce hace el cariño y que, en muchas ocasiones, el lugar donde uno trabaja acaba siendo el escenario de las batallas de amor

Foto:
1 de

Lo que ha unido la tele...

Ya se sabe que el roce hace el cariño y que, en muchas ocasiones, el lugar donde uno trabaja acaba siendo uno de los lugares más comunes para encontrar el amor de tu vida (o para unos años, ¿meses?, ¿semanas?). Lo hemos visto en infinidad de películas, pero, como siempre, la realidad supera a la ficción. Del 'tenemos chica nueva en la oficina' al 'sí, quiero' solo hay un paso, muchos cafés de la máquina y algún que otro 'afterwork'. También en la tele pasan esas cosas y os vamos a mostrar algunos ejemplos de parejas que se han formado entre cámaras (Iñaki López y Andrea Ropero) y otras que ya venían hechas y no han dudado en compartir plató (Andreu Buenafuente y Silvia Abril).

2 de

Alaska y Mario Vaquerizo

Alaska y Mario, Mario y Alaska, tanto monta, monta tanto. Aunque para montar, los numeritos a los que esta pareja (de la que somos muy fans) nos tiene acostumbrados. Su homónimo reality en la MTV dejó momentos gloriosos y descubrió al novio de la cantante que hasta entonces había estado siempre tras la sombra de la diva, como representante y jefe de prensa. Después de protagonizar un 'sorpasso', Mario pasó a primera línea y juntos protagonizaron 'Levántate All Stars', un concurso de famosos que cantaban y en el que cada cual pilotaba su equipo. Últimamente andan metidos en obra social ayudando a amigos en quiebra (Bibiana Fernández), cosa que les honra.

3 de

Iker Jiménez y Carmen Porter

Ninonani-nani-nanooo. Son nuestros personajes favoritos en el nuevo 'Homo Zapping', que sin llegar a la gloria de antaño (es que lo de Paco León haciendo de Raquel Revuelta es inimitable) también tiene momentos de gratitud televisiva, como la caricatura de Iker y Carmen (“asombrosa, espeluznante y, por qué no decirlo, descacharrante”). Juntos presentan 'Cuarto milenio' y llevan ya 13 temporadas metiéndonos el miedo en el cuerpo, no sabemos si por lo que cuentan, por cómo lo dicen o por saber que llevan 21 años de casados y han amasado una fortuna de 10 millones de euros y 16 inmuebles... Ninonani-nani-nanooo

4 de

María Teresa Campos y Bigote Arrocet

Un ejemplo de cómo un encuentro fortuito puede obrar el milagro del amor: chica (bueno, señora) presenta un programa vespertino en televisión en el que viejas estrellas recuerdan que hubo un pasado (mejor). Chico (bueno, señor) que acude como invitado. Señora que le pone ojitos. Señor que no se entera y se va como llegó. Señora que le manda mensajitos por Whatsapp (porque ella es señora pero moderna) y señor que acaba sucumbiendo a sus encantos y pasando a engrosar la plantilla de su programa. ¿Cómo se llama el espacio de Teresa y Bigote? '¡Qué tiempo tan feliz!' (en paz descanse).

5 de

Sandra Barneda y Nagore Robles

A veces nos hacemos preguntas. Y eso está bien. Así es como se descubrió la teoría de la relatividad o las leyes de la gravedad. Nuestras preguntas son a una escala inferior, claro, más del tipo ¿cómo será pasarse un domingo por la noche chillando en un plató de televisión, haciendo aspavientos y desplantes, echando a gente del programa, despotricando, y luego saliendo las dos juntas de la mano a casa? O sea, ¿y después qué? ¿Qué hacen tras ese derroche de adrenalina? ¿Se ponen una tirita para bajar pulsaciones? ¿Siguen gritando pero cada vez más bajito como cuando trotas después del running? ¿Qué hacían Sandra y Nagore después del debate de 'Supervivientes'? ¿Y cómo haces para no tener la bronca con tu novia en directo en plató? Misterios de la vida.

6 de

Iñaki López y Andrea Ropero

Tanto va el cántaro a la fuente y tantas veces le dio paso Iñaki López a Andrea Ropero en 'La sexta noche' que al final el amor brotó irremisiblemente. Y muy fuerte tiene que ser ese sentimiento para que se pueda fraguar entre los comentarios de Eduardo Inda y los desaires de Francisco Marhuenda, que también tiene que ser complicado enamorarse con semejante escenario... Lo que nos hace pensar que el amor está por encima del bien, del mal y de la política. En breve serán padres (Iñaki y Andrea, no Inda y Marhuenda).

7 de

Ana Pastor y Antonio G. Ferreras

Hay algo perturbador en esta relación; no es ni mejor ni peor que el resto, pero nos cuesta más imaginar cómo serán las escenas de alcoba entre estos dos presentadores con un temperamento tan arrollador, tan intenso, tan dominante. En fin, no queremos imaginar cómo serán las chispas que salten cuando Antonio esté 'Al rojo vivo' mientras Ana Pastor intenta alcanzar su 'El objetivo'. Y a partir de ahí los juegos de palabras se disparan. En una ocasión declararon que, aunque trabajaban juntos, se veían más en plasma (dándose paso uno al otro) que en la vida real. Como los españoles con Rajoy.

8 de

Lidia Torrent y Matías Roure

Suena a chiste pero no lo es: Cuatro pone en marcha un programa de citas a ciegas donde los comensales no conocen a la persona con la que van a cenar (comer, que ya sabemos ahora que ellos comen, no cenan) y observamos si surge el amor, y resulta que antes de que arrancara el programa el cariño ya estaba surgiendo entre bambalinas. Lidia Torrent y Matías Roure se conocieron en 'Firts Dates' y cuando les preguntaron eso de “Lidia, ¿tendrías una segunda cita con Matías?” no hizo falta ni contestar. Y hacen tan buena pareja...

9 de

Lara Álvarez y Dani Martín

No lo son pero lo fueron y donde hubo fuego quedan brasas, y no hace falta más que una pequeña brisa de aire televisivo para que la llama del amooorrrrr vuelva a arder con furia. Lara Álvarez y Dani Martín fueron novietes allá por 2011 durante un corto periodo de tiempo y luego cada cual siguió su camino. Pero los senderos de la televisión son inescrutables y la vida da muchas vueltas. Mediaset, sin quererlo (o sí) ha ejercido de Celestina queriendo aprovechar el tirón mediático de la asturiana para darle un empujoncito al programa de 'Dani & Flo', que lucha por hacerse un hueco en la sobremesa y comerle un poco la tostada a 'Zapeando' de la competencia. ¿Surgirá de nuevo el amor? Al share le vendría bien.

10 de

Irene Montero y Pablo Iglesias

Vale, hemos hecho (un poco) trampa porque estos dos no son televisivos, pero como si lo fueran, porque les vemos un día sí y otro también en los informativos compartiendo banco en el Parlamento, escaño con escaño, pechito con pechito y ombligo con ombligo. El amor de Irene y Pablo nos dejó huérfanos del niño Errejón, que apuntaba maneras, pero por rebelde y díscolo quedó relegado al pupitre de atrás. Debieron pensar que tres son multitud (qué antiguos con lo modernos que son para otras cosas). El poliamor no triunfó, pero sí el cariño entre ambos, que se vio reflejado en unas fotos achuchándose en una tasca y sellando su amor con un beso con menos pasión que el que le dio Letizia a Felipe el día de su boda.

11 de

Andreu Buenafuente y Silvia Abril

Con estos nos pasa lo mismo que con Pastor y Ferreras pero de otra manera. ¿Cómo lo harán para no partirse de risa? ¿cómo te las apañas para no ver a Silvia como la niña de 'Shrek'? De hecho, la propia actriz ha confesado que el amor surgió cuando ella colaboraba en el programa que tenía Buenafuente hace años en Antena 3 interpretando ese papel: “Fue el momento en el que le enseñé las bragas. Él dice que le miré de una manera diferente”. De eso han pasado ya 10 años, siguen juntos, más enamorados que nunca y tienen una niña, Joana, de 4 años. Ahora comparten plató en el programa 'Late Motiv' de Movistar+.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios