Logo El Confidencial
Los fantasmas de mis ex

Chenoa y Bisbal, Jesulín y Belén Esteban, Paula y Bustamante... Cuando los ex son para siempre

El libro de la triunfita vuelve a confirmar una teoría que ya conocíamos: que hay algunas historias de amor que dejan posos de por vida. Repasamos algunas

Foto:  Chenoa y Bisbal en un fotomontaje de Vanitatis
Chenoa y Bisbal en un fotomontaje de Vanitatis

Chenoa acaba de publicar un libro. Uno que tiene un montón de páginas, pero de las que seguramente solo trasciendan unas pocas, las dedicadas a David Bisbal, su ex de por vida. Sí, han pasado ya 12 años desde su ruptura, doce años desde las lágrimas y el chándal, más de dos lustros desde que la triunfita se enterara por la tele de que el de los rizos estaba a punto de hacerle un 'ghosting' en toda regla, o sea, que Bisbal estaba a punto de desaparecer sin dejar huella. O eso pensaba él. Cambió de móvil, no volvió a ponerse en contacto con ella e incluso le pidió a su hermana que llamara a la catalana para pedirle que pusiera sus cosas en cajas. Bisbi intentó desaparecer, pero no sabía que con este gesto (feo) lo único que hacía era perpetuarse en el tiempo. Porque un noviazgo o un matrimonio puede durar mucho o poco, pero un ex es para toda la vida.

Y si no, que se lo pregunten a Belén Esteban, que 18 años después sigue amortizando una relación (la suya con Jesulín) que ha resultado ser tremendamente rentable: ella misma lo ha explicado cada vez que ha podido, que vive de contar su vida y parte de esa vida la pasó junto al torero. Si alguien nos hubiera dicho hace dos décadas que la de Paracuellos estaría en 2017 sentada en un programa de televisión hablando de Jesulín, no lo habríamos creído. Pero ahí sigue. Por cierto, que echando la vista atrás recordamos una palabras que la de San Blas decía en el bautizo de Andreíta: “La niña me ha unido muchísimo a Jesús y el año que viene voy a por el niño. Lo tengo más claro que el agua”.

Los hijos unen mucho y separarán más. Alba Carrillo y Fonsi Nieto mantienen desde hace un tiempo una relación tensa, en parte por culpa del 'uso' que le dan ambos a Lucas, el hijo que comparten: “Que si te lo has llevado a tu boda”, “que si a ti te lo llevaron a la tele”, “que si no quiero que salga en tus portadas”, “que si tu madre no está bien”... y así todo. Alba también ha sabido amortizar a sus ex, Fonsi y Feliciano López. Precisamente la ruptura con el tenista es la que situó a la modelo en la picota informativa: su aparición en 'Hable con ellas' entre lágrimas y reproches la elevó a los altares de diva de Telecinco. Y de paso aprendimos qué era un 'starfucker': la presentadora del programa, Sandra Barneda, dijo en un momento dado del programa: “Hay un concepto americano que es la 'starfucker', que es la que solo folla con famosos. Te lo digo porque es un poco..., que habrá gente que seguirá pensando que tú eres una 'starfucker".

Hay algunos fantasmas del pasado que aún están de cuerpo presente (“calentito”, que decía Mariló Montero), que son muy recientes pero que ya se ve que van a tener un recorrido muuuyyy laaaarrrggooooo, ¿a que sí, Bustamante? Paula y el cántabro estuvieron tres meses jugando al despiste con la prensa y con el corazón de los españoles y pasaron del 'en mi casa pasan cosas' (¿cuándo se comercializarán camisetas con esta genial frase?) al 'hay cosas que se sobreentienden y no necesitan una explicación'. Pero nadie dijo que dejar atrás el pasado fuera sencillo. Es como Paco León, que para nosotros siempre será el Luisma. Aún estamos en el año de la ruptura, pero no hace falta ser Rappel para saber que esta relación se quedará con nosotros para siempre.

Hay que hacer un ejercicio nemotécnico para acordarse de estos dos, pero hubo un tiempo en el que España respiraba Obregón y Lequio. Sobre todo cuando una diva italiana (de nuevo una ex) se sentó en una silla para acusar al duque de 'manipuladooorrrr, maltratadorrrr y diavolo'. De eso han pasado más de 25 años y como el tiempo todo lo cura, ha ocurrido lo que parecía imposible: que los tres vértices formen hoy un triángulo perfecto. Superamigos.

¿Podrá algún día Angelina olvidar a Brad? Lo dudamos. ¿Será capaz Pitt de rehacer su vida junto a otra mujer (hombre o carnero) lejos de los brazos de la Jolie? Complicado. Han sido durante doce años LA PAREJA (así con mayúsculas) de Hollywood. La más guapa, la más estilosa, la que tenía más rollo, la más solidaria... No se podía ser más perfecto que los Brangelinos... Y ahora se separan y el mundo entero se resiente. Algunos medios apuntaban a diversos motivos (se habló incluso de sectas) y otros afirmaban que en los últimos años no habían tenido encuentros sexuales: “¿Tienes en tu cama a Brad Pitt y ni le tocas con puntero láser?”, se preguntaban unos. “¿Te acuestas cada noche con Angelina y solo le das un besito de good night?”, barruntaban otros... Pues sí, señores, de todo se cansa uno. De TO-DO. Aunque Angelina va camino de arrastrar un no-luto más largo que el que le tocó vivir a Jennifer Aniston, que ya le puso el listón bastante alto y fue la EX de EEUU durante años.

Aunque si 'alguien' ha sido la 'algo' de un país, esa ha sido Isabel Pantoja, la viuda de España. El 26 de septiembre de 1984, la madre de Kiko Rivera (anteriormente, Paquirrín) pasó de ser una tonadillera al uso a convertirse en un símbolo del sufrimiento, la superación y el renacer. Un ave fénix carnalizado en esta sevillana que con 'Marinero de luces' alzó el vuelo tras esta catarsis discográfica. Durante muchos años (aún perdura) el espíritu de Paquirri estuvo presente en la vida de Isabel. Aunque después llegarían los de otras parejas sentimentales de la folclórica: Encarna Sánchez, María del Monte o Julián Muñoz, cuyo fantasma la llevó a la cárcel.

Y terminamos con otro caso de “mi ex es una tortura”: Pepe Navarro e Ivonne Reyes llevan años queriendo borrar el pasado (el de 'El juego de la oca' y las noches durante y después del 'Mississippi') y que ha dejado frases para la historia como la de la venezolana. "Siento asco cuando Pepe define nuestra relación como paternofilial". Cuatro años duró su relación (del 95 al 99) y bastante más su no-relación. Seguramente si tuvieran una máquina del tiempo, volverían a aquel momento en el que, como explicaba Ivonne, "no poníamos precauciones y sabíamos lo que podía pasar". Sobre todo Pepe.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios