Logo El Confidencial
Starlite se amplía más allá del verano

Sandra Sanjuán: "Banderas y Alejandro Sanz nos han confiado sus diseños"

Starlite, el evento marbellí más famoso del verano, crece con fuerza más allá del periodo estival. Varios famosos han confiado sus diseños exclusivos a este festival de estrellas

Foto: Sandra García-Sanjuán, en las gradas del festival Starlite. (Dansanphoto.com)
Sandra García-Sanjuán, en las gradas del festival Starlite. (Dansanphoto.com)

Sandra García-Sanjuán, la mujer que ideó Starlite, lo tiene claro. Su festival, que revoluciona cada año el panorama musical internacional desde Marbella, ha evolucionado. "Es nuestro hijo, pero ya no es un bebé, ha crecido, ha pasado por muchos obstáculos, ha evolucionado y se ha hecho fuerte, es independiente y viaja por el mundo. La gente le quiere y se ha ganado el respeto y la admiración de los que lo conocen". Lo cierto es que Starlite, ya convertido en marca, sobrevive independientemente del verano, un época en la que da trabajo a 800 personas entre empleos directos e indirectos. ¿Cómo? Gracias a ser la plataforma virtual oficial de los diseños de muchas de las celebridades que pasan por este adictivo escenario.

Sandra no se conforma con haberse quitado la espinita este verano de traer a la cantera marbellí a Elton John. O con tener en cada edición más de quince celebridades del mundo de la música. Está embarcada en la aventura de ser la plataforma donde las estrellas vuelquen sus diseños: desde bolsos o maletas a gafas y laca de uñas sin olvidar todo tipo de complementos. Que Alejandro Sanz, Antonio Banderas, Valeria Mazza o Naomi Campbell vendan a través de Starlite Shop sus productos no es casualidad.

Antonio Banderas y su socia Sandra García-Sanjuán.
Antonio Banderas y su socia Sandra García-Sanjuán.


El albornoz de José María Cano

"Precisamente Naomi Campbell me animó a ganarme la vida guiando la carrera de los famosos", dice. Y lo que la llevó a convertirse en algo así como 'broker' de estos. "Las celebrities son como la bolsa, son un producto para una marca o una campaña publicitaria y funcionan como las acciones. El famoso tiene hoy un precio que mañana puede ser otro", asegura Sandra muy segura del terreno en el que pisa firme hace más de dos décadas.

Sandra García-Sanjuan, radiante de Elie Saab, y su esposo, Ignacio Maluquer, en la gala Starlite este pasado verano.
Sandra García-Sanjuan, radiante de Elie Saab, y su esposo, Ignacio Maluquer, en la gala Starlite este pasado verano.

Atrás queda la niña que soñaba con codearse con personajes conocidos y que un día probó suerte mandando 13 cartas a cantantes famosos después de que su marido encontrase la cantera sede del festival por Google Maps. Los trece le dijeron que sí. Le dije a mi marido: “Hay que hacer trece conciertos”. Él me dijo: “¿Estás loca? Si todos te han dicho que sí, elige los mejores y ya está”. Yo le dije que si hacía eso, tenía que retirarme y no podría trabajar más con artistas. A todos les había dicho que sin ellos no tenía sentido la gala, que eran imprescindibles, así que hicimos trece conciertos", explica esta mujer que piensa quedarse en Marbella siempre que la ciudad les garantice "seguridad jurídica" para poder seguir celebrándose.

El lugar ha pasado de ser un vertedero a un escenario de lujo en el que todos disfrutan de la impresionante acústica de esta cantera a cielo abierto. Dice que no es para ella un reto llevar la comercialización de los productos de los famosos. Que no le asustan su larga lista de excentricidades y manías. "Muchas veces son trampitas que te ponen para ver si eres una persona rigurosa. Me han pedido cosas imposibles como separar caramelos por colores, flores extrañas... Yo siempre pienso en Jose María Cano, que siempre pedía un albornoz con sus iniciales grabadas. Una vez le pregunté que por qué lo hacía. Me dijo que para que supieran que era una persona estricta y que buscaba trabajar solo con gente que se fijara en los pequeños detalles. Pero yo tengo claro que muchas veces son más raros y maniáticos la corte que les rodea que ellos mismos, que suelen ser personas muy accesibles".

Sandra en la cantera de Starlite. (Dansanphoto.com)
Sandra en la cantera de Starlite. (Dansanphoto.com)

Cuenta que la idea de comercializar objetos de las estrellas vino por buscar que la gente tuviera un pedacito de ellas. Y muestra con orgullo el logo que diseñaron para Alejandro Sanz y cómo se ha extendido entre sus fans, o los bocetos de los diseños de Banderas. "Los famosos se implican muchísimo y eso hace que tener un bolso de Valeria Mazza o la carcasa de un móvil de Naomi sea algo más que un simple objeto", asegura.

García-Sanjuán, nieta de un hombre al que llamaron el 'loco de Playa de las Américas' por poner en los 60 las primeras piedras en aquel lugar inhóspito (hoy referencia turística en su isla natal), ha mamado eso de ser una visionaria. Y no olvida nunca mencionar su faceta solidaria. "Que es al final a lo que todo vuelve". Pues eso, que las gafas de Antonio Banderas por 29,90 euros.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios