Kiko Rivera, condenado por incumplimiento de contrato (y declarado en rebeldía)
  1. Noticias
POR UN FESTIVAL EN FUERTEVENTURA

Kiko Rivera, condenado por incumplimiento de contrato (y declarado en rebeldía)

El juez resolvía este conflicto el pasado 14 de septiembre en una sentencia a la que ha tenido acceso Vanitatis y ponía fin a un largo camino que se inició en el verano de 2015

placeholder Foto: Kiko Rivera en una imagen de archivo. (Gtres)
Kiko Rivera en una imagen de archivo. (Gtres)

Kiko Rivera, el hijo de Isabel Pantoja, vuelve a tener problemas con la justicia. Tal y como dicta el magistrado del Juzgado de Primera Instancia número 18 de Sevilla, Kiko tendrá que abonar 2.482 euros a David Navarro, propietario de DN7, una empresa que organiza eventos.

El juez resolvía este conflicto el pasado 14 de septiembre en una sentencia a la que ha tenido acceso Vanitatis y ponía fin a un largo camino que se inició en el verano de 2015. Fue entonces cuando ocurrieron los hechos. Kiko Rivera, a un día de un festival musical en que le habían contratado en Fuerteventura, suspendió la cita sin motivo justificado alguno. Para el organizador del evento fue “toda una faena”, según sus propias palabras. Había contado con el DJ como cabeza de cartel y tuvo que excusarse ante su cliente, el Ayuntamiento de Tuineje.

Foto: Kiko Rivera en una imagen de archivo. (Gtres)

Aunque Kiko devolvió el caché que se le había pagado, y así se recoge en la sentencia, David Navarro le reclamaba por daños y perjuicios los gastos que su espantada le había ocasionado: tres billetes de avión en clase business, reservas de hotel y gastos en cartelería. El empresario majorero no estaba dispuesto a perdonar ni un euro de los alrededor de 10.000 que había desembolsado.

Kiko Rivera nunca respondió a la demanda en el plazo de 10 días marcado por el juez, por lo que este dio por válido el contrato presentado por el productor y declaró al hijo de Pantoja en "situación de rebeldía".

Varias demandas

placeholder Primera página del documento al que ha tenido acceso Vanitatis.
Primera página del documento al que ha tenido acceso Vanitatis.

Por si esto fuera poco, días después de que todo ocurriese, David Navarro se enteraba por boca del mismo Kiko de que el motivo por el que no había acudido a pinchar era un viaje a Londres con Irene Rosales para ver a su hijo Francisco y, lo peor, se volvió con una exclusiva debajo del brazo.

Aquel verano le llovieron a Kiko las demandas porque, además de David, otros tres empresarios, uno en Benidorm (Alicante), otro en Zorita (Cáceres) y otro en San Benito (Ciudad Real), emprendieron acciones legales. Aunque David Navarro no ha cubierto todos los gastos, está contento con el fallo del juez en el que se castiga la falta de formalidad de Kiko. Eso sí, asegura que no tiene esperanza en cobrar.

Por cierto, no ha lugar a recurso, por lo que la sentencia es firme.

Noticias de Famosos Kiko Rivera Irene Rosales
El redactor recomienda