Logo El Confidencial
SU CARA DE ESTUPOR LO DICE TODO

Adriana Abenia muestra un pecho en el photocall por culpa de su atrevido vestido

Este vestido de Juana Martí no permite demasiada libertad de movimiento. Un descuido hizo que la reportera posase sonriente ante las cámaras con un seno al descubierto

Foto: La presentadora Adriana Abenia mientras posaba en el photocall. (EFE)
La presentadora Adriana Abenia mientras posaba en el photocall. (EFE)

Adriana Abenia ha vuelto a escandalizar a propios y extraños. La presentadora, que desde hace algún tiempo permanece alejada de la televisión a la espera de un encargo que le devuelva el esplendor perdido, ha mostrado sin pretenderlo un pecho mientras posaba sonriente en un photocall. La que comenzase como reportera dicharachera de 'Sálvame' al amparo de Jorge Javier Vázquez trató de seducir a las cámaras con sus sugerentes curvas, luciendo un vestido negro con transparencias que dejaba muy poco a la imaginación.

Tan poco, de hecho, que aquello que lograba cubrir con la escasa tela que componía su atuendo quedó al descubierto por culpa de un descuido que dejó uno de sus senos al alcance de los flashes de las cámaras. La reportera posaba confiada y regalando a los gráficos la mejor de sus sonrisas en la alfombra roja de los Premios GQ, pero su atrevido vestido le jugó una mala pasada y viendo la cara que puso cuando se percató del incidente, se le pasó por la mente eso de “¡tierra, trágame!”.

Adriana Abenia tras percatarse de su descuido. (EFE)
Adriana Abenia tras percatarse de su descuido. (EFE)

El modelito en cuestión, firmado por la diseñadora Juana Martín, está coronado por un generoso escote en uve que va mucho más allá del pecho. Además, da la casualidad de que Adriana Abenia optó por no llevar sujetador para acudir a la velada y un desafortunado movimiento de sus hombros hizo que el tirante izquierdo se desplazase, abriendo más si cabe el escote. Con ello, el pecho de la reportera 'saludó' a los presentes, siendo una de las notas de color más comentadas de la velada.

Además, al pecho furtivo de Adriana Abenia se le suma el hecho de que las transparencias dejaban también su trasero a la vista de todos, aunque eso sí que estaba programado. La cara de estupor de la presentadora lo dice todo, estaba muerta de vergüenza, pero logró recomponerse usando su característico sentido del humor para salir airosa del escollo y continuar acaparando los flashes.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios