Logo El Confidencial
entrevista a la hija de preysler

Tamara Falcó sobre la boda de su hermana Ana: "La veo muy pequeñita para casarse"

La hija de Isabel Preysler y el marqués de Griñón fue una de las grandes atracciones de la fiesta celebrada por 'Vanity Fair'

Foto: Tamara durante los premios. (Gtres)
Tamara durante los premios. (Gtres)

Cuando Tamara Falcó acude a un acto público no tiene inconveniente en responder a preguntas relacionadas con su intimidad o con algún miembro de su familia. Es natural, espontánea y por eso se ha convertido en el personaje más querido por la prensa de la tribu Preysler. En alguna ocasión, ha recibido toques por comentarios que no gustan a su madre o a sus hermanas, Chabeli y Ana.

Fue ella la que aclaró en un 'photocall' que entendía que Ana se fuera a vivir con Verdasco cuando llegó Mario Vargas Llosa a la mansión de Puerta de Hierro. El nobel se instaló en el domicilio familiar once meses después de la muerte de Miguel Boyer, padre de la benjamina de la casa. “Se iba a ir de todas maneras”, comentó.

Tamara fue una de las asistentes a los premios de la revista 'Vanity Fair' y, como siempre, se convirtió en el personaje más expresivo. Contó la ilusión que le hacía la boda de su hermana, que se celebrará el próximo 8 de diciembre en Mustique, aunque la considera demasiado joven. “Es que la veo tan pequeñita, tan niñita, que me da cosa que se case”.

Adelantó que la familia viajará con varios días de antelación. Lo que no quiso desvelar fue si Enrique Iglesias enviará su avión para el traslado de todos ellos, incluidos los primos e hijos de la tía Beatriz Preysler que viven en Madrid.

Tamara Falcó en la fiesta de 'Vanity Fair'. (Gtres)
Tamara Falcó en la fiesta de 'Vanity Fair'. (Gtres)

“Lo vamos a pasar muy bien. No va a ser multitudinario porque el lugar de la boda está muy lejos”. También destacó la generosidad de la pareja. “Cada uno se paga su billete de avión y de la estancia se encargan Fer y Ana”.

Al comentar que en la isla podía encontrar al hombre de su vida, tal y como le sucedió a Carmen Martínez-Bordiu con su 'compiyogui' Tim (que vivía en Bali), Tamara no estaba muy de acuerdo. Se considera más clásica en sus elecciones afectivas, así que contraatacó: “¿Y qué? ¿También con tanta diferencia de edad?. Pues tendría que ir a buscarlo al colegio”. Días antes, la hija de Preysler había visto, por millonésima vez, 'Pretty Woman', una de sus películas preferidas. La lectura que hacía de la historia sentimental era que el amor verdadero existía. “Cada uno debe cambiar y adecuarse cuando decide vivir en pareja”, concluía.

La hija del marqués de Griñón cumplió 36 años días antes y no tuvo gran fiesta de cumpleaños, pero tampoco le importó. “Estoy feliz con mi vida y mami me ha regalado una chaqueta muy bonita”, dijo.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios