Logo El Confidencial
su precio de salida son 400.000 euros

La familia Falcó necesita 'cash': saca a subasta una joya histórica

El recién casado aristócrata y su familia se quieren deshacer de una de las obras de arte de su familia. Será el próximo día 28 en subastas Fernando Durán. ¿Necesitan dinero?

Foto: Carlos Falcó, marqués de Griñón.
Carlos Falcó, marqués de Griñón.

Identificado con el número 670 para la puja y publicitado como uno de los lotes estrella de la subasta de arte antiguo, 'Leone y Pompeo Leoni', el busto será la pieza estrella de la subasta de obras de arte que la casa Fernando Durán celebrará el próximo 28 de diciembre en su sede de la madrileña calle Velázquez. El busto de Carlos V que durante varios siglos ha permanecido en el Palacio del Marqués de Mirabel es una de las grandes joyas del patrimonio artístico e histórico placentino: Su precio de salida para la puja en subasta así lo testimonia: 400.000 euros. Un capricho al alcance solo de un grupo reducido de coleccionistas o inversores, teniendo en cuenta que este es solo el precio de salida. ¿Su dueño? Carlos Falcó, marqués de Griñón y su familia.

El busto, datado en 1555 y de 90 centímetros de altura, está tallado en mármol de Carrara y conserva restos de policromía. Se atribuye a Pompeo Leoni y fue un regalo personal del propio Carlos V a su cronista oficial y hombre de máxima confianza, el placentino Luis de Ávila y Zúñiga, comendador de la Orden de Alcántara y primer marqués de Mirabel, quien acompañó al emperador durante sus campañas bélicas y, finalmente, en su retiro en el monasterio de Yuste.

Busto de Pompeo Leoni que subasta el marqués de Griñón.
Busto de Pompeo Leoni que subasta el marqués de Griñón.

Su valor tiene que ver con el hecho de tratarse de una de las escasas obras de Leoni que pertenecen a una colección particular. Según la propia casa de subastas, estamos ante la única escultura imperial fuera de las colecciones de Patrimonio Nacional que se conservan en el Museo del Prado y El Escorial. El busto de Carlos V permaneció a lo largo de los siglos en manos de los sucesivos marqueses de Mirabel, expuesto en una hornacina en uno de los principales salones del palacio hoy propiedad de Carlos Falcó y Fernández de Córdoba.

Regalo personal de Carlos V

Existe una copia más, realizada en bronce, que los padres del actual marqués, entonces marqueses de Mirabel, Manuel Falcó Escandón e Hilda Fernández de Córdoba, regalaron en 1958 al monasterio de Yuste con motivo de los actos conmemorativos del cuarto centenario de la muerte de Carlos V. Dicha reproducción fue robada en el año 2000 y recuperada en 2005 mediante una entrega anónima que se llevó a cabo bajo secreto de confesión, según explicaron responsables de Patrimonio Nacional. Sobre el busto original que se subasta reza una inscripción ‘CA.V.R.I.’ (Carlos V Rex Imperator).

Fue esculpido con corona de césar de la antigüedad romana y el rostro fino y consumido, de su última época. Viste armadura borgoñona de parada, probablemente realizada en 1550, para la Dieta de Augsburgo, para el emperador, por Desiderius Helmschmid. Desconocemos si el marqués le habrá consultado la decisión a su recién estrenada esposa, Esther Doña. La pareja vive en una permanente luna de miel desde que se conocieron y más aún desde que formalizaron su relación el 22 de septiembre pasado. A sus 80 años el marqués parece decidido a vivir tranquilo y, sobre todo, despreocupado al lado de su juvenil amor

Eugenia y Thyssen también hicieron caja

No es el primer famoso ni será el último noble que vende su legado artístico. Como decía Eugenia Martinez de Irujo al respecto de la Casa de Alba, ocurre en las mejores familias: patrimonio mucho pero cash el justo. Su hermano Carlos así lo entendió al convertirse en duque de Alba. En 2015 vendió a través de la casa Christie’s el mapa de América más antiguo y 20 cartas del descubridor de América por 21 millones de euros.

El duque de Alba, su hijo y Sofía Palazuelo. (Gtres)
El duque de Alba, su hijo y Sofía Palazuelo. (Gtres)

Un año después, en enero de 2016, vendía de nuevo al Museo del Prado la Virgen de la Granada, la mejor obra de Fra Angelico y de la pintura florentina de la primera mitad del siglo XV por 18 millones de euros.

Otro caso igual es el de Tita Thyssen. Tras vender en 2012 'La esclusa', de John Constable, por 28 millones de euros en la casa de subastas Christie's de Londres, ponía en el mercado este mismo marzo 'Caballos de carreras en un paisaje', de Edgar Degas. Imbuida de la fiebre vendedora para conseguir cash, Tita Thyssen vendía hace apenas 3 meses también a través de la sala Christie's un buda, por un valor de 3.852.500 millones de dólares (3.239.300,50 euros). En este caso la historia se repite: soltar lastre artístico para ganar liquidez.


Quizá la sorpresa viene al ver que el vendedor es el marqués de Griñón, Carlos Falcó y Fernández de Córdoba. Al parecer la opción de ganar algo de liquidez ha hecho que el recién casado decida aligerar el patrimonio artístico de la familia para hacer algo de caja. Y eso que él, en teoría, nunca lo ha necesitado.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios