Paula Echevarría Noticias: Entramos (sin permiso) en el backstage del Instagram de Paula Echevarría. Noticias de Noticias
todo lo que conlleva la publicación de cada foto

Entramos (sin permiso) en el 'backstage' del Instagram de Paula Echevarría

Paula Echevarría está de moda. Todo lo que hace es noticia, todo

Foto: Paula Echevarría. (Vanitatis)
Paula Echevarría. (Vanitatis)

Paula Echevarría está de moda. Todo lo que hace es noticia, todo lo que se pone se agota… En fin, un éxito el suyo que ya le gustaría a muchas y del que presume (y también fomenta) a través de su cada día más famosa cuenta de Instagram. Un perfil en el que publica varias fotos al día: anuncia sus colonias, utiliza de apoyo para las campañas publicitarias que protagoniza, para promocionar sus apariciones en la pequeña y la gran pantalla (desde entrevistas a papelones) y, sobre todo, para presumir de lo idílica que es su vida.

Gracias a él sabemos dónde come, dónde cena, dónde duerme y lo que hace desde que sale de su casa hasta que entra. Un esfuerzo con recompensa que nos hace preguntarnos cuánto ha tenido que sacrificar para alcanzar el número de seguidores que suma a día de hoy (y que casi con total seguridad será mayor cada minuto que pase). En este momento son más de dos millones los que siguen la vida de la actriz a través de esta red social en concreto.

Paula Echevarria, en una imagen de archivo.
Paula Echevarria, en una imagen de archivo.


Paula, Baqueira y otros selfies del montón

Hace unas semanas, la protagonista de ‘Velvet’ viajó a las frías pistas de Baqueira para disfrutar junto a amigos y su hija de unos días del deporte de invierno por excelencia. Un deporte que, por cierto, no practicó, pero para el que se llevó todos los looks de nieve habidos y por haber: desde abrigos acolchados hasta varios pares de diferentes colores de Moonboots y de gafas de sol (que el resol con la nieve es malísimo para la vista, bien lo sabe Dios).

Intentos de selfie de Paula Echevarría. (Vanitatis)
Intentos de selfie de Paula Echevarría. (Vanitatis)

Vanitatis ha tenido acceso a una serie de fotografías tomadas durante esta última salida a la nieve (que tuvo lugar el pasado mes de diciembre) que demuestran que aunque Paula es muy fotogénica (eso lo tenemos claro), salir perfecta en todas las fotos no es asunto sencillo. Como cualquier simple mortal, necesita medio millón de tomas hasta conseguir la definitiva. Aquí las pruebas.

En las instantáneas, se ve como repite el mismo selfie hasta en seis ocasiones sin éxito: nunca llegó a subirlo a sus redes sociales a pesar del esfuerzo de pose, tiempo y despliegue de vestuario del momento. Botas brillantes, gorro de pelo al más puro estilo Kate Middleton, abrigo a juego y leggings de cuero (muy parecidos a los abrigaditos de Terelu en Nueva York). Un modelazo que nunca jamás vio la luz en su Instagram (a.k.a. su ventana al mundo).

Selfie de Paula Echevarría. (Vanitatis)
Selfie de Paula Echevarría. (Vanitatis)

Y este no fue el único momento en el que la vimos repetir y repetir pose, morritos, postura y todo. Bien fotografiada por ella misma o por alguno de sus acompañantes, defraudar a sus millones de followers no es una opción, por lo que la operación se repitió cada día con cada estilismo a fotografiar. Cabe recordar que muchos de ellos forman parte de campañas publicitarias, así que la calidad de la imagen y la perfección de su composición deben responder a unos cánones cada día más exigentes.

Paula lanzándose en trineo por la laderita de nieve en Baqueira. (Vanitatis)
Paula lanzándose en trineo por la laderita de nieve en Baqueira. (Vanitatis)

Tras el fallido primer intento de selfie 'pillado' por nuestro indiscreto teleobjetivo, Paula procedió a cambiarse de ropa y a repetir el procedimiento, esta vez deslizándose por una pendiente en un trineo. Una imagen que debía ser natural, espontánea y en la que se apreciara bien todo lo que llevaba puesto (múltiples accesorios incluidos). Finalmente se tiró varias veces por la pendiente, sonrió hasta la extenuación, posó caminando con el trineo en la mano y finalmente el esfuerzo dio resultado.

Y aquí no acabaron las sesiones de fotos. Aún quedaban conjuntos en el tintero (otros tres o cuatro por lo menos) con los que posó junto a carteles de Moët Chandon, a coches adaptados para ir por la nieve, sola en medio del manto blanco que la rodeaba y hasta con una moto de nieve. Todoterreno.

Paula dando instrucciones para hacer la foto. (Vanitatis)
Paula dando instrucciones para hacer la foto. (Vanitatis)

El resultado: nueve publicaciones en Instagram entre fotos y vídeos (sin contar los Stories, de los que publica otros tres o cuatro de media al día) en tres días en la nieve. Tres días en los que además de pasar largas horas "trabajando" también encontró tiempo para disfrutar junto a los amigos y familiares que la acompañaron. A pesar de lo que cobra por esto, ¿será rentable de puertas para adentro el esfuerzo de esta sobrexposición?

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios