Hablamos con Natalia Lozano, modelo curvy: "Te acostumbras a que la gente te odie"
  1. Noticias
ENTREVISTA

Hablamos con Natalia Lozano, modelo curvy: "Te acostumbras a que la gente te odie"

El odio en las redes sociales hacia su cuerpo 'hermosamente imperfecto' ha paralizado su trabajo. Así está viviendo ella esta polémica. Nos cuenta cómo se siente en mitad de la tormenta

placeholder Foto: La modelo curvy Natalia Lozano en una imagen de su perfil de Instagram.
La modelo curvy Natalia Lozano en una imagen de su perfil de Instagram.

Natalia Lozano, tristemente, tan solo es un ejemplo más de hasta qué punto puede llegar el odio en las redes sociales, que ahora pueden decidir incluso si una persona se merece o no tener la libertad de compartir sus propias imágenes en Instagram. En el caso de esta modelo curvy, ha experimentado en primera persona cómo su perfil profesional ha sido bloqueado tras recibir numerosas denuncias por parte de 'haters', que no se sienten cómodos al ver cómo ella comparte con naturalidad sus imágenes más provocativas, sus poses más sexis, sus pinitos en el mundo de la moda o sus looks más atrevidos, pese a no tener las consideradas medidas perfectas enmarcadas en el manido 90-60-90 que pocas mujeres en el mundo poseen.

Vanitatis se ha puesto en contacto con esta modelo de tallas grandes, que ha demostrado además tener un gran corazón y una sensibilidad especial a la hora de defender los derechos de los animales. Más allá de su perfil como activista animalista, por el que también ha recibido exacerbadas críticas, ha sido duramente juzgada por su trabajo como modelo. Hasta tal punto que la citada red social ha tenido que procesar denuncias anónimas de personas que no desean que siga cumpliendo su sueño de cambiar la forma en la que el mundo entiende la belleza en nuestro país.

Los comentarios despectivos que recibe, tal y como ella misma ha explicado en conversación con este medio, tienen que ver con su decisión de utilizar filtros de Instagram o retoque fotográfico para dotar a sus imágenes de un halo más artístico y profesional. También se la acusa de “meter tripa, tenérmelo creído, querer llamar la atención de los hombres enseñando las tetas” y un largo etcétera al que, con pena, Natalia Lozano asegura haberse acostumbrado: “Puede que esté mal decirlo, pero te acostumbras a que la gente te odie de esta manera tan solo por tu físico o por no tener el cuerpo perfecto. Al principio es normal que te duela muchísimo, pero ya no lo hace como podría sucederle a otra persona que no tenga tanta confianza en sí misma. Esto es acoso, es bullying y puede tener consecuencias muy peligrosas”, denuncia con gran pesar, aunque gracias a su labor entiende que está ayudando a que las cosas cambien. Eso sí, tiene dudas de que llegue a ver el cambio: “Sé que esto acabará, pero no sé si yo lo veré, pero sí lo verán mis hijos o mis nietos. Estoy segura”.

Apurando los últimos rayos de sol❤

Una publicación compartida de Natalia Lozano🔱 (@natcurvylicious) el

Echando la vista atrás, a hace unos dos años, Natalia Lozano, la modelo curvy con más proyección de nuestro país, recuerda el día en que un usuario de Twitter hizo un collage de imágenes suyas para jactarse de su físico con sus seguidores: “Cuando crees que estás buena y es solo grasa”, escribía como acompañamiento a algunas de sus fotografías de estudio como modelo profesional. Este fue uno de los primeros grandes golpes a su autoestima. Sin embargo, ella supo hacerse fuerte ante la adversidad y aprendió a convivir con este tipo de críticas e insultos que, tal y como se ha podido ver ahora que Instagram le ha bloqueado su cuenta profesional por cuestiones de odio, sigue sucediendo. Ya ha recuperado su perfil, aunque aún le quedan unos trámites para continuar alegrándole la vida a jóvenes que se sienten identificadas con ella o que simplemente admiran su trabajo, pero también generando más contenido con el que sus 'haters' se entretengan.

Desde Vanitatis le lanzamos esta pregunta: “¿Cambiarías tu carrera como modelo y tu vida actual por lucir unas medidas supuestamente perfectas 90-60-90?”. Su respuesta es contundente: “No. Rotundamente no. No estoy dispuesta a dejarlo, no quiero perder mi identidad. Pienso seguir adelante y muy orgullosa de quien soy y de lo que estoy haciendo día a día”. Y es que, como figura pública, ya no se trata solo de ella, como bien sabe: “Lo que más me importa es que estoy consiguiendo aportar algo a la sociedad y eso te llena. De alguna forma estoy dejando huella, aunque sea mínima, y esto podría ayudar a otras personas a sentirse más seguras de sí mismas. Es de lo que más orgullosa me siento como modelo de tallas grandes”. Eso sí, entiende que no ha tocado techo, que todavía le queda mucho camino que recorrer y tiene el sueño de conquistar la industria de la moda estadounidense y “poder ayudar a más chicas que tengan complejos”.

Al fin y al cabo, según Natalia Lozano, todo podría resumirse en una frase: “Sentirse sexy es una actitud, no un físico”. Amén.

Instagram Curvy Criticas Bullying
El redactor recomienda