Logo El Confidencial
ARISTOCRACIA

Blanca Suelves, Casilda Finat y otros nobles que se dedican al negocio de las bodas

Cásate como un marqués. O por lo menos en su finca. Aquí varios nobles, y hasta un Borbón, que se dedican profesionalmente al mundo de los enlaces matrimoniales

Foto: Casilda Finat con sus íntimas, Isabelle Junot y Tamara Falcó. (Redes)
Casilda Finat con sus íntimas, Isabelle Junot y Tamara Falcó. (Redes)

Todos ellos han nacido en familias aristocráticas y se dedican profesionalmente al mundo de las bodas. Blanca Suelves se encarga de organizar bodas de ensueño en la finca madrileña que comparte con su marido, Ioannes Osorio. Jean Françoise Denizot de Borbón-Dos Sicilias es una eminencia en organización de eventos, de hecho fue el encargado de preparar gran parte de la boda real de los actuales reyes Felipe y Letizia. Eugenia Soto dirige un catering en el que destacan la originalidad de sus platos y una impresionante puesta en escena. Y Casilda Finat se ha convertido en una diseñadora de joyas de referencia para las invitadas a las bodas de la jet.

La finca de Blanca Suelves

​La idea de hacer de la histórica finca Soto de Mozanaque un lugar para eventos “surge de un sentimiento: la ilusión”, nos cuenta la exmodelo Blanca Suelves.

Blanca Suelves. (Gtres)
Blanca Suelves. (Gtres)

“Pensamos que Soto Mozanaque era una casa que podía reunir las condiciones necesarias para dedicarla a eventos: es muy bonita, tiene un gran jardín, está a tan solo 23 km del centro de Madrid; y algo intangible pero muy importante: su buena energía. La ilusión de ver el pabellón de caza del siglo XVIII del duque de Sesto en una casa restaurada y preparada para el siglo XXI resultaba un proyecto muy atractivo”.

Soto de Mozanaque es propiedad del marido de Blanca, Ioannes Osorio, tres veces grande de España, duque de Alburquerque y de Algete. Fue la primera finca privada de Madrid, hace ya más de 20 años, que se ofreció para eventos, y con todos sus permisos en orden (detalle importante). Soto de Mozanaque cuenta con una espectacular casa palacio y reúne exclusividad, historia, belleza, buena localización, profesionalidad y un precio muy tentador. Además trabajan con una selección de los mejores caterings, wedding planners y floristas, que con su experiencia convierten la casa en un lugar siempre diferente y único.

“Hay ocasiones en las que escoger bien es no arriesgar. Nuestro cliente sabe lo que quiere, y que nosotros no fallamos”, añade Blanca. Ella personalmente se encargó en un principio de todo, pero ahora nos cuenta que tiene la suerte de tener un gran equipo: “Yo me ocupo de ver presupuestos o el mantenimiento, ¡cuando me dejan!”, añade riendo.

“Siento una gran alegría cuando veo que una idea que tuve siendo muy joven hoy es un referente consolidado. Hemos celebrado bodas magníficas, reuniones de empresa, presentaciones... Ver la felicidad y la emoción de la gente es la mejor recompensa al esfuerzo, a la inversión tan grande y al trabajo. Nos hemos convertido en un valor seguro y decir eso hoy en día no es fácil”, concluye.

Un Borbón dedicado a la organización de bodas

El aristócrata francés Jean François Dezinot, conde de Aquila​, es el marido de la española Begoña Elzaburu y Pérez de Guzmán, marquesa de las Claras. Su empresa Orca Events se encarga de diseñar y montar todas las instalaciones imaginables para un evento: decoración, iluminación, manteles, suelos o decoración floral. Pero también se ocupan de aquello que no se ve (y no por ello menos importante) como la logística, sonido, climatización, cocinas, cuartos de baño, potencia eléctrica o residuos.

Carpa decorada por Orca Events. (Vanitatis)
Carpa decorada por Orca Events. (Vanitatis)

Su profesionalidad quedó patente en la boda de los entonces Príncipes de Asturias, don Felipe y doña Letizia, donde se ocuparon de montar la carpa que cubrió el lluvioso 22 de mayo de 2004 el Patio del Príncipe del Palacio Real de Madrid. Consiguieron convertirlo en un espacio idóneo para la celebración combinando los mejores entarimados, climatización, equipos de sonido e iluminación, y utilizando para decorar los espectaculares tapices de la colección de Patrimonio Nacional.

Jean François Dezinot. (Vanitatis)
Jean François Dezinot. (Vanitatis)

"La carpa tenía que aguantar todo tipo de inclemencias meteorológicas. Ese día hay que recordar que en Madrid cayó un enorme aguacero. A última hora, por ese motivo tuvimos que realizar un porche de entrada en el acceso a la catedral de la Almudena que cubriera a la novia desde el coche hasta la entrada”, recuerda Jean François.

Orca Events ha estado presente en muchas otras bodas de la jet como la de Carolina Adriana Herrera y Miguel Báez, el Litri, pero sobre ellas prefieren no entrar en detalles para salvaguardar la intimidad de sus clientes. Eso sí, entre sus clientes corporativos figuran Dior, Chanel, Louis Vuitton, Cartier, Versace, el Real Madrid o el Banco de Santander.

Su campamento base está en España, pero desde aquí realizan instalaciones en toda Europa e incluso África o Oriente Medio.

El catering de Eugenia Soto Fitz-James Stuart

Eugenia es la hija de Javier Soto López-Doriga y de Mencía Fitz-James Stuart, condes de Requena. Casada con el arquitecto Jaime Patiño Mitjans, son padres de de dos hijos.

Uno de los platos del catering de Eugenia Soto. (Vanitatis)
Uno de los platos del catering de Eugenia Soto. (Vanitatis)

Desde mediados de 2010 dirige el catering que lleva su nombre. Comenzó con un encargo de una amiga para un evento especial y desde entonces no ha dejado de recibir peticiones. “Siempre me ha gustado la cocina y todo lo que está relacionado con la mesa y la puesta en escena que es algo que cuido mucho porque me encanta”, afirma a Vanitatis.

¿Su secreto? Un servicio muy personalizado. “Cada evento es único y centra toda nuestra atención. Todo evento, desde el momento de la propuesta, está hecho a medida de cada cliente”. Entre sus platos estrella destacan las pechuguitas de perdiz con salsa de uvas, el curry de rape y langostinos y la crema fría de tomate y albahaca.

Las deseadas joyas de Casilda Finat

No hay boda de postín en las que gran parte de las invitadas no luzcan las coloridas joyas de la aristócrata Casilda Finat. Nieta de los duques de Pastrana y los marqueses de Corvera, su padre es Rafael Finat y Riva, conde de Mayalde y vizconde de Rías.

Hace seis años Casilda comenzó como hobby vendiendo joyas y desde ese momento su vida cambió para siempre. Terminó dejando su trabajo en una importante constructora y abriendo una tienda online que alcanzó tal éxito que la motivó a abrir dos tiendas físicas; una en diciembre de 2016 en Sevilla y la otra en julio de 2017 en Madrid.​

“Lo que más me gusta de mi trabajo es el trato directo con mis clientas. Aconsejarlas con sus looks y ver cómo les cambia la cara cuando, por ejemplo, les pongo unos pendientazos”, confiesa a Vanitatis. Entre sus clientas figuran Tamara Falcó, Eugenia Silva, Carolina Adriana Herrera, Andrea Pascual, Rosario Domecq, Claudia Osborne, Mar Flores, Carmen Lomana y María Fernández Rubíes, entre otras. Casilda, casada con el ganadero sevillano Álvaro Martínez-Conradi, es madre de un niño de corta edad.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios