Logo El Confidencial

¿Esa no es Begoña Gómez? Crónica de la aparición sorpresa de la primera dama

La esposa del presidente ha aparecido por sorpresa en el Kissing Room del desfile de Ana Locking tras disfrutar del show oculta entre el público, alejada de los focos del front row

Foto: Ana Locking y Begoña Gómez posan después del desfile. (Vanitatis)
Ana Locking y Begoña Gómez posan después del desfile. (Vanitatis)

Begoña Gómez ha sido la gran sorpresa de esta jornada de Mercedes-Benz Fashion Week Madrid. Y es que, aunque se rumoreaba que en cualquier momento iba a aparecer, su presencia casi de incógnito en una de las animadas gradas del espectacular desfile de Ana Locking ha pillado a todos los asistentes desprevenidos.

Una de las invitadas que bailaba y jaleaba al ritmazo del show inspirado en los ballrooms neoyorquinos era la mujer de Pedro Sánchez. Alejada de la siempre vistosa primera fila (donde habría estado acompañada por Paco León y Elena Anaya entre otros), Begoña volvió a demostrar su pasión por la moda y su apoyo a la industria patria desde una siempre prudente (y oculta) segunda fila.

Ana Locking y Begoña Gómez. (Vanitatis)
Ana Locking y Begoña Gómez. (Vanitatis)

No ha sido hasta que todos se han desplazado al Kissing Room (encuentro posterior al desfile) cuando los invitados y la diseñadora han sido conscientes de esta inesperada visita.

Juntas, han estado comentando el desfile antes de que Begoña trasladase su opinión al respecto. “Me ha parecido con una energía arrolladora, todo lo que es una congregación de arte, de música, de moda. De una fuerza que yo creo que aúna mucho lo que es el arte creativo que tenemos en España y que podemos potenciar de una manera transversal desde la moda”, ha comentado aún emocionada por la potencia del desfile.

Sin duda, compartía la opinión de todos los presentes: “Ana Locking es una artista”. Y no nos extraña, el despliegue de medios y la intensidad del espectáculo ha sido en palabra de muchos “pura fantasía”.

Charo Izquierdo, Ana Locking y Begoña Gómez. (Vanitatis)
Charo Izquierdo, Ana Locking y Begoña Gómez. (Vanitatis)

Una elección la de Begoña muy interesante. El de Locking ha sido el desfile más trasgresor de lo que llevamos de semana. Inspirado en los inicios del ‘voguing’ y en toda la atmósfera que define a esta subcultura radical underground, remitía directamente a la lucha de la comunidad LGTB. Una performance de altos vuelos que ha sido extraordinariamente aplaudida y que se ha convertido sin saberlo en el escenario del debut de Begoña en Cibeles desde que su marido ocupase la Moncloa hace poco más de un mes.

Será, además, la única vez que veamos a la primera dama pisar la moqueta del pabellón 14 de Ifema ya que como decíamos hasta hoy no la hemos visto por aquí y por motivos de agenda no sabe si podrá volver.

No he tenido tiempo de venir a ver otros diseñadores, pero siempre apoyo a la moda española”, ha explicado. Cuando le han preguntado por qué Ana Locking y no otro la respuesta ha sido tajante: “Todos merecen el máximo respeto. Creo que el sector de la moda necesita todo el apoyo posible y estoy encantada de estar aquí esta tarde”.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios