Logo El Confidencial
¡NO TE LO PIERDAS!

Málaga, Marbella y Sotogrande: la costa más vip del sur

Si hay unas zonas imbatibles en verano, esas son las provincias de Málaga y Cádiz. Redescubrimos los enclaves más exclusivos bañados por el Mediterráneo

Foto:  Puerto de Sotogrande, Cádiz
Puerto de Sotogrande, Cádiz

Un oportuno pinchazo en la rueda delantera del Rolls Royce en el que viajaban a Sevilla el príncipe Max y su hijo Alfonso de Hohenlohe propició que se desviaran hacia la malagueña localidad de Marbella, un pueblo pesquero que no llegaba a 1.000 habitantes en el que ya vivía retirado su familiar Ricardo Soriano, marqués de Ivanrey. Los Hohenlohe compraron en 1946 una finca por 120.000 pesetas (750 euros), construyeron Santa Margarita y la convirtieron en un vergel (por cierto, que lo de la buganvilla y la pared encalada de blanco se lo debemos a ellos), sentando las bases de lo que pronto se convertiría en el Marbella Club, el primer epicentro de la vida social de la ciudad e imán de celebridades de medio mundo.

Y de ahí arrancó el destino vacacional por excelencia, con su jet set, sus horas bajas, sus celebridades del celuloide americano de los años sesenta y setenta, su caso Malaya, sus folclóricas y sus maravillosos yates con helipuerto. Arranquen con nosotros y llenen su maleta.

Eso sí, antes de llegar a Marbella arrancamos nuestra aventura en Málaga, que bien merece unas noches. Todo sin olvidar a Sotogrande, la urbanización gaditana sinónimo de lujo sin ostentación, a una hora de Marbella y que es el place to be por excelencia. Sobre todo si les gusta el polo y estar sin ser vistos. La cara opuesta a Marbella que igualmente derrocha encanto y exclusividad.

DÓNDE DEJARSE VER

En sentido de las agujas del reloj: Nao Pool Club, Trocadero playa, vista nocturna de baños del Carmen e instalaciones de Santa María Polo Club en Sotogrande.
En sentido de las agujas del reloj: Nao Pool Club, Trocadero playa, vista nocturna de baños del Carmen e instalaciones de Santa María Polo Club en Sotogrande.

Cada vez más de moda las terraza de dos establecimientos boutique. La del Málaga Palacios (Calle Cortina del Muelle, 1), la del Alcazaba Premium Hostelería y la de los Baños del Carmen, uno de los imprescindibles de la capital, un antiguo balneario, que data de 1918, junto al paseo marítimo de Pedregalejo con el aliciente de tener los mejores espetos y pescaítos, con permiso de El Pimpi (Calle Granada, 62). Apunten estas tres localizaciones mágicas de Málaga y elijan ustedes el momento de ir a cada una de ellas.

Rumbo a Marbella, un imprescindible es el Nikki Beach. Este selecto club de playa, que pertenece al Don Carlos Resort, es un imprescindible para cualquiera que desee codearse con la jet marbellí. En este chiringuito de lujo la jornada playera no sale por menos de 250 euros. Aquí se casó el hijo de Adolfo Suárez. Pero no son los únicos que se enamoraron del lugar. Rusos y árabes descorchan sus botellas de cava en esta playa y es el club preferido de muchos jugadores del Real Madrid. Y otras dos localizaciones en la Marbella de los Hohenlohe son el Trocadero, a pie de playa y envuelto en lujo africano, y el Nao Pool Club, ubicado en la antigua casa del galeno del sha de Persia, donde el postureo es máximo si lo que quiere es codearse con las fortunas rusas y árabe y disfrutar de música con gogós.

En Sotogrande el lugar por excelencia para dejarse ver es el polo. Las instalaciones de Santa María Polo Club son el mejor lugar para disfrutar de este deporte y del torneo que todos los años se celebra allí.

DÓNDE COMER

En sentido de las agujas del reloj: Restaurante del Real Club de Golf Guadalmina, Cancha II en Sotogrande, restaurante El Lago en las colinas de Marbella Hills y el templo culinario de Dani García.
En sentido de las agujas del reloj: Restaurante del Real Club de Golf Guadalmina, Cancha II en Sotogrande, restaurante El Lago en las colinas de Marbella Hills y el templo culinario de Dani García.

El Tintero de Málaga es uno de los chiringuitos con más solera. Pescaíto frito y otros productos del mar se reparten a modo de subasta. En la zona de El Palo.

Con vecinos tan ilustres, pelotear en los 45 hoyos del Real Club de Golf Guadalmina es asegurarse coincidir con algún miembro del Partido Popular. Este campo se inauguró en 1959 y es el segundo más antiguo de la Costa del Sol. Si lo suyo no es el golf, asegúrense el codeo VIP comiendo o cenando a partir de las ocho de la tarde en la maravillosa terraza del club.

Imprescindible Dani García, el único dos estrellas Michelin andaluz. Un largo menú degustación de casi 150 euros es la mejor forma de descubrir su cocina. Dani García también tiene una brasería en Puente Romano Beach Resort: Bibo. Tampoco hay que olvidar El Lago. Su terraza, sobre el gran lago del campo de golf que circunda el restaurante, en la urbanización Elviria Hills, es una de las más atractivas de Marbella.

En Sotogrande somos muy fans de la sucursal que tiene Trocadero, pero sobre todo del restaurante asador Cancha II en Hacienda de San Enrique, en Guadiaro. La mejor carne argentina, no hay que olvidar que hay una población grande de polistas argentinos afincados en esta elitista urbanización gaditana.

DÓNDE DORMIR

En sentido de las agujas del reloj: hotel Kempinsky, el campo de golf de Finca Cortesín, hotel Villa Padierna y vista aérea del Marbella Club, a pie de playa.
En sentido de las agujas del reloj: hotel Kempinsky, el campo de golf de Finca Cortesín, hotel Villa Padierna y vista aérea del Marbella Club, a pie de playa.

Finca Cortesín siempre es un sí, por sus restaurantes, su campo de golf y su absoluta privacidad. Está entre Sotogrande y Marbella, junto al pueblo de Casares. Habitaciones en suites, amplísimas (hasta de 200 metros) y spa con siete salas de tratamientos. Ojo, no olviden su beach club con su infinity pool y sus vistas a Gibraltar.

Acercándonos a Marbella está el Kempinski Hotel Bahía Marbella Estepona, a cinco minutos de Estepona y a poca distancia de Puerto Banús y Marbella. Tiene 132 habitaciones y 15 suites, además de apartamentos en el ala privada.

Llegamos a la meca de la jet. Y aquí si Michelle Obama confió en Villa Padierna por algo sería. Y por supuesto, el Marbella Club. Un mito. Fundado en los años 50 por Alfonso de Hohenlohe, descubridor de Marbella, se convirtió durante mucho tiempo en el centro de la jet internacional. Fueron famosas sus fiestas y los invitados lo describían como 'el paraíso en la tierra'. Hay que pasar por el golf, por el beach club y sentirse un niño en el espigón que se adentra en el Mediterráneo.

La ruta secreta de... Olivia Valere

Olivia Valere

Siempre llevo a mis invitados una noche a Puerto Banús, al restaurante Los Bandidos. En la ciudad vieja me encanta Casanis, un restaurante belga y después escuchar flamenco en el nuevo tablao Juan Peña and Olivia que hemos abierto este año en mi club, donde nos reunimos anónimos y famosos a disfrutar de la música. Otras veces voy a comer pescado con mantel de papel a Los Cañizos. Allí el director general de Dior quería tener una casa en ese barrio solo por tener este sitio cerca. Me encanta el Asador de Guadalmina por sus pinchos y sus carnes a la brasa, La Sidrería de Manolo, en Nueva Andalucía y Los Abanicos, en Benahavís, donde celebré mi cumpleaños. Un sitio mágico en la montaña. Y por supuesto, a cenar con música de DJ todas las noches en la terraza del LÔV. Este año estoy muy feliz y como gran apuesta para Marbella hemos recuperado un lugar mítico, La Meridiana (Finca San Francisco, 16), una experiencia multigastronómica para los sentidos acompañada de espectáculos y club nocturno. Todo esto con una maravillosa cocina vasca y en el marco de una magnífica terraza con jardines de ensueño. 

.......................................................................

¿Todo listo para el sur?
El equipo de belleza te recomienda estos imprescindibles de verano de World Duty Free

Completa tu neceser en el aeropuerto con los must-have del verano: nuestra querida Daisy veraniega y fresquita, este dúo de Tom Ford para un look playero radiante desde la mañana hasta el final de las largas noches, junto con este pack de rimmel de Benefit (¡solo disponible en aeropuertos!) para las pestañas perfectas en cada momento. No te olvides la paleta compact Icon de YSL, un esencial de toda la vida para nuestros mini-breaks, y el producto sálvame-estrella-del-momento: la máscara hidratante Génifique de Lancôme que se puede comprar por unidades, o en multipack para compartir con las amigas, te lo agradecerán para lucir en el día de playa post-fiesta.

Naked Bronze Cream Eye Duo White, de Tom Ford. Mascara Rama, de Benefit. Eau de Toilette Daisy Love, de Marc Jacobs. Palette Compact Icon, de YSL. Génifique Hydro Gel Melting Mask, de Lancôme.

.......................................................................

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios