Logo El Confidencial
VACACIONES POLÍTICAS

El Palacio de las Marismillas y sus 10.280 hectáreas, el paraíso estival de Pedro Sánchez

Como sus antecesores, el presidente del Gobierno pasará unos días en esta residencia enclavada en el parque de Doñana que también disfrutaron Tony Blair, Helmut Kohl o el rey Balduino

Foto: El Palacio de las Marismillas, en Doñana. (Getty)
El Palacio de las Marismillas, en Doñana. (Getty)

Pedro Sánchez y su familia están a punto de disfrutar de una de las prebendas de todo presidente del Gobierno español. El martes 7 de agosto inicia sus vacaciones de forma oficial, tras haber despachado con el rey Felipe en Mallorca el 6 de agosto. Entonces, él y su familia llegarán a Sanlúcar de Barrameda. En Bajo de Guía, donde se concentran algunos de los templos gastronómicos del país, les estará esperando una barcaza para cruzar el río Guadalquivir y llegar al Parque Nacional de Doñana, donde se encuentra el Palacio de las Marismillas. Un lugar privilegiado, enclavado en medio de 10.280 hectáreas de plena naturaleza. Pasados unos días, la familia tiene previsto marcharse a Mojácar (Almería), su lugar de veraneo habitual.

[Leer más: Begoña Gómez se coge una excedencia para ejercer como 'segunda dama']

Sánchez presidirá el último Consejo de Ministros este viernes 3 de agosto. El lunes siguiente visitará al Rey en Marivent, y a partir de ahí disfutará de unos días de asueto, del 7 al 16 de agosto. El 17 asistirá en Barcelona a los actos organizados para conmemorar el primer aniversario de los atentados yihadistas en Las Ramblas y Cambrils.

Pedro Sánchez y su esposa, Begoña Gómez, de vacaciones en Mojácar. (EFE)
Pedro Sánchez y su esposa, Begoña Gómez, de vacaciones en Mojácar. (EFE)

El Palacio de las Marismillas, propiedad de Patrimonio del Estado, se encuentra situado en el extremo sur del Parque de Doñana. En los años 90 fue remodelada por Felipe González, y desde entonces ha sido utilizada por todos los presidentes del Gobierno de España para sus vacaciones.

El rey Balduino de Bélgica

Además de las vacaciones presidenciales, desde 1992 también tiene un uso protocolario en virtud del cual ha albergado al ex primer ministro británico Tony Blair, a Helmut Kohl, Lionel Jospin, Andrés Pastrana, Vicente Fox o al rey Balduino de Bélgica, entre otros. Este último era un gran amante de España, probablemente debido a la influencia de su esposa Fabiola. Precisamente estos días se cumplen 25 años del fallecimiento de Balduino debido a un ataque al corazón en su residencia granadina Villa Astrida, en Motril.

Fachada del Palacio de las Marismillas, con su estilo colonial nórdico.
Fachada del Palacio de las Marismillas, con su estilo colonial nórdico.

De estilo colonial nórdico, el Palacio de las Marismillas fue construido por encargo del II duque de Tarifa en 1912. Carlos María de Constantinopla Fernández de Córdoba y Pérez de Barradas (1864-1931) accedió a esta propiedad al estar casado con María de los Ángeles Medina Garvey, heredera de Guillermo Garvey, quien había comprado en 1900 el coto de Doñana al ducado de Medina Sidonia. El precio fue de 750.000 pesetas por más de 23.000 fanegas (casi 15.000 hectáreas) de tierra, según explican en el Parque Nacional.

[Leer más: Te presentamos a la perrita Turca, la otra inquilina de La Moncloa]

El duque de Tarifa explotó con acierto la finca. Compró varios terrenos que la circundaban, plantó árboles y construyó el Palacio de las Marismillas. Quería que se convirtiera en una finca de caza de referencia e invitó habitualmente al rey Alfonso XIII a monterías, el primer huésped ilustre del palacio.

Sánchez y su esposa en un mercado de Mojácar de vacaciones. (EFE)
Sánchez y su esposa en un mercado de Mojácar de vacaciones. (EFE)

El palacio cuenta con un gran salón comedor (con una mesa de cinco metros de largo), un jardín exterior, una pequeña piscina al estilo de las albercas que se utilizaban en el campo para el riego, 18 dormitorios y otros 18 cuartos de baño para elegir.

Zapatero y Aznar

José Luis Rodríguez Zapatero solía correr por los alrededores de la finca y cruzaba a Sanlúcar a menudo para cenar en Bigote o en Casa Balbino. Aznar era más tímido y se reforzaba mucho la seguridad de la zona cuando él y su familia se encontraban en el palacio. Veremos cuál es el perfil de Pedro Sánchez.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios