Lujo, glamour e historia de Hollywood: el casoplón de James Stewart, a la venta
  1. Noticias
por 49 millones de dólares

Lujo, glamour e historia de Hollywood: el casoplón de James Stewart, a la venta

Situada en North Roxbury Drive, una de las calles más señaladas de Beverly Hills, forma parte de un vecindario que se caracterizó por albergar a numerosas estrellas del viejo Hollywood

Foto: Lujo, glamour e historia de Hollywood: el casoplón de James Stewart, a la venta
Lujo, glamour e historia de Hollywood: el casoplón de James Stewart, a la venta

'¡Qué bello es vivir!', exclamará más de uno cuando vea las fotografías de la casa que ilustran este reportaje. Ese es también el título de uno de los grandes clásicos de la historia del cine; también el mantra positivo que utilizaba el protagonista de aquella película navideña, un James Stewart que representó los valores del norteamericano medio antes de que directores como Hitchcock (en 'Vértigo' y otras) o Anthony Mann (en westerns psicológicos) explotasen su lado más oscuro.

[Del coche de 'Grease' a las gafas de Cruise: qué ver en el primer estudio de Hollywood]

El actor también debía pensar en lo maravilloso que es vivir dentro de las paredes de este casoplón que ahora se ha puesto a la venta por 47,9 millones de dólares. Porque, más que una casa, el hogar del que fuese la representación de la decencia en la gran pantalla es un auténtico palacio.

James Stewart en una imagen de los años 30. (EFE)
James Stewart en una imagen de los años 30. (EFE)

La propiedad en la que Jimmy vivió a lo largo de medio siglo fue remodelada cuando cayó en las manos de un nuevo propietario, un hombre de negocios que la convirtió en una enorme villa de estilo italiano poco después de adquirirla tras la muerte del actor, en el verano de 1997. Desde entonces, ha cambiado de dueños y ahora ha vuelto al mercado inmobiliario por casi 48 millones de dólares. Situada en North Roxbury Drive, una de las calles más señaladas de Beverly Hills, forma parte de un vecindario que se caracterizó por albergar a numerosas estrellas del viejo Hollywood. Por allí vivieron, nada más y nada menos, que Rosemary Clooney, el mítico George Gershwin o Lucille Ball.

Vista general de la casa. (The Agency)
Vista general de la casa. (The Agency)

Nada más entrar en este palacio de enormes dimensiones, sorprende el enorme vestíbulo de mármol blanco. Más allá del recibidor, hay una biblioteca con paneles de madera y elegantes techos artesonados. La cocina, también espaciosa, cuenta con hornos dobles y una terraza acristalada adyacente. El lugar posee nada menos que ocho dormitorios y once cuartos de baño. También un cine en casa, una sauna, un gimnasio y una bodega con capacidad para unas 1.000 botellas.

Una vista de la escalera. (The Agency)
Una vista de la escalera. (The Agency)

Hombre de pocos escándalos pese al alocado mundo del espectáculo en el que se movió, Stewart se trasladó a esta casa en 1949 junto a su esposa Gloria Hatrick McLean. En ella vivió hasta que falleció en julio de 1997. Por aquella época, el 'alter ego' de Frank Capra en películas como 'Caballero sin espada' o la propia '¡Qué bello es vivir!' reconvertía su imagen bondadosa gracias a Alfred Hitchcock, para el que acababa de protagonizar 'La soga'.

El experimento salió bien, ya que a lo largo de los 50 volvió a trabajar para el llamado 'mago del suspense' en títulos que explotaban más su lado oscuro como 'Vértigo'.

El baño de la mansión. (The Agency)
El baño de la mansión. (The Agency)

Su vida personal también iba viento en popa, ya que Gloria siempre supo entender los peajes de su profesión. Cuentan que todo el tiempo libre del que disponía la pareja lo pasaban al lado de sus hijas, proyectando viejas películas caseras en esta mansión o recorriendo algunos de los lugares más emblemáticos y familiares de Los Ángeles. Pese a lo que pueda parecer, el actor bonachón tampoco tuvo una vida fácil, ya que su participación como piloto de aviación en la Segunda Guerra Mundial le marcaría para siempre. Además, uno de sus hijos de un matrimonio anterior falleció en la guerra de Vietnam.

James Stewart en una imagen de los años 30. (Cordon)
James Stewart en una imagen de los años 30. (Cordon)

Gran parte de su historia aún resuena en las paredes de esta gigantesca villa que sale al mercado y forma parte de una auténtica 'milla de oro' de la mitología hollywoodiense.

Beverly Hills
El redactor recomienda