Logo El Confidencial
estrena 'animales sin collar'

La tentación se llama Natalia de Molina

Entrevistamos a la actriz más joven en conseguir dos Premios Goya y nos habla de feminismo, #MeToo y la variedad de registros de su carrera

Foto: Natalia de Molina con abrigo de paño azul marino de Maliparmi, sujetador negro de encaje de Etam, gargantilla de oro amarillo y perlas de Gold&Roses, sandalias de tira y plumas de Patrizia Pepe.
Natalia de Molina con abrigo de paño azul marino de Maliparmi, sujetador negro de encaje de Etam, gargantilla de oro amarillo y perlas de Gold&Roses, sandalias de tira y plumas de Patrizia Pepe.

Luz. Si Natalia de Molina fuese descrita con un adjetivo, el más adecuado sería ese, por manido que pueda sonar. Cuando Vanitatis se cita con ella en el hotel Palace, el día no puede ser más gris. Ella es seria, diligente y expresa mucho más incluso con sus ojos que con las palabras que salen de su boca. Callada o charlatana tiene luz, esa cualidad inexplicable que ha convertido en dioses a muchos mortales que se han puesto ante una cámara. Pero sus problemas son los de un mortal y no los de un Dios. En estos momentos, de hecho, la actriz se encuentra en plena mudanza. El traslado coincide con la promoción de su última película, 'Animales sin collar', una historia de corrupción política y autoafirmación femenina.

Pese a esos contratiempos, su brillo no se apaga y es un placer ver cómo se adapta pacientemente a los cambios de ropa, el maquillaje o la peluquería. También cómo habla de esa Marilyn Monroe que le sirvió de conexión con el director de la película, el debutante Jota Linares. “Lo que nos unió cuando lo conocí la primera vez es nuestra pasión por Marilyn”, nos dice entre brochazos de maquillaje y pinceladas de rímel. De erotismo sutil y pose ingenua, Natalia sería algo así como la Marilyn andaluza pasada por el tamiz feminista del siglo XXI que también posee 'Animales sin collar'. “De pequeña me disfrazaba de Marilyn Monroe sin saber quién era Marilyn Monroe. Mi madre se reía mucho y me decía: “Más que Marilyn Monroe pareces Dolly Parton”, nos cuenta entre risas.

Natalia de Molina con chaqueta de punto de Dsquared y gargantilla oro amarillo y brillantes de Gold&Roses.
Natalia de Molina con chaqueta de punto de Dsquared y gargantilla oro amarillo y brillantes de Gold&Roses.

Nuestra charla con la persona más joven en ganar dos Goya (tiene 28 años pese a que Wikipedia le ponga dos menos) no solo da para hablar de la protagonista de 'La tentación vive arriba' o el feminismo (ella es hija de madre divorciada y hermana de tres mujeres. Una de ellas, Celia, también es actriz), sino de su relación con el movimiento #MeToo, los cuidados que le da a su físico o a su pelo (“aunque soy un poco desastre”, confiesa) o su relación con la fama y con su niñez. Esta es, sin aditivos, Natalia de Molina.

El #MeToo en España

Pregunta: La película es muy femenina y surge en pleno movimiento #MeToo aunque el guion era anterior, ¿qué le parecen los casos de acoso sexual que lo impulsaron? ¿Por qué en el cine no ponemos nombre y apellidos a los acosadores como se ha hecho en Estados Unidos?

Respuesta: Weinsteins hay en todas las profesiones y en todos los lugares. No sé si aquí hay miedo a dar nombres, pero no sé hasta qué punto es bueno o sirve de algo darlos. Decir un nombre puede generar sensacionalismo y, al ser una situación tan dura, cada persona tiene su proceso y hay que respetar tanto a la que quiere decirlo como a la que no.

P: ¿Tú darías nombres?

R: Yo no sé si lo diría o no. Tengo opiniones enfrentadas con ese tema. Estoy segura de que se vive acoso en el cine español, pero también en todas las profesiones.

P: Dos Goya siendo tan joven, la posibilidad de elegir personajes en una industria tan difícil… ¿Qué te dicen sus amigas de toda la vida cuando vuelves al sur de tu infancia?

R: Mis amigas de toda la vida flipan y cuando estamos juntas pensamos en lo fuerte que es que vayan al cine a verme. Nos conocemos desde muy pequeñas y que me hablen de eso es una sensación rara pero también bonita.

Top negro transparente de manga larga de Cortana, sujetador de encaje de Etam, falda de Cortana, gargantilla de oro amarillo y brillantes de Gold&Roses.
Top negro transparente de manga larga de Cortana, sujetador de encaje de Etam, falda de Cortana, gargantilla de oro amarillo y brillantes de Gold&Roses.

P: Tienes una hermana actriz, Celia. ¿Soñabais con que algún día ocurriría esto a las dos?

R: Ella era, precisamente, la que se inventaba todos los shows que nos hacían actuar delante de la familia. También teníamos una cámara y todavía conservamos muchos vídeos en los que ella me dice: “Natalia, ponte ahí y haz no sé qué”. Siempre fue como un juego de niños que al final se ha convertido en nuestra profesión.

Del drama a la comedia

Y esa profesión es la que ha llevado a Natalia hasta un lugar privilegiado en el que puede pasar del minimalismo de 'Techo y comida' a las afrodisíacas risas de 'Kiki'. Poder elegir la ha convertido en una afortunada que ahora se mete en la piel de Nora, la mujer de un hipotético nuevo presidente de la Junta de Andalucía con muchos trapos sucios que esconder; una valiente con acento cañí que acaba descubriendo su propia identidad en una Andalucía de postal del Far West.

Body en color melocotón estampado de Wolford.
Body en color melocotón estampado de Wolford.

Pregunta: ¿Qué te llevó a 'Animales sin collar'?

Respuesta: El empoderamiento de la historia. Lo habitual habría sido que la historia estuviese centrada en el político que gana las elecciones. Los hombres siempre suelen ser los protagonistas. Sin embargo, este es el viaje de ella, que tiene que guardar un secreto para que no salga a la luz. Un viaje de autodescubrimiento y de libertad, de darse cuenta que quiere coger las riendas de su vida. Me parece un mensaje muy importante porque hay muchas Noras, ya no solo en España, sino en el mundo. Muchas mujeres que han sido educadas en el concepto de agradar al otro.

P: A su director, Jota Linares, ya lo conocías. ¿Cómo ha sido trabajar con él?

R: Lo bueno de Jota es que, aunque es un hombre, tiene una sensibilidad increíble y ha vivido con una madre superguerrera. Él tenía muchas ganas de contar una historia de mujeres fuertes o que aprenden a ser fuertes. Y yo también.

P: Pasas con facilidad del drama a la comedia. ¿Qué te lleva de un proyecto a otro?

R: Me gusta hacer cosas que no tengan nada que ver entre ellas y tengo la suerte de que me llegan proyectos muy distintos. Es verdad que dependiendo del pelo que me pongan o la ropa puedo parecer una persona totalmente diferente. Por eso a veces voy por la calle y poca gente me reconoce (risas) Ahora que he rodado con Isabel Coixet y me he convertido en Mario, un personaje real de una chica que se hace pasar por hombre, me miraba en el espejo y decía: '¡Soy un hombre de verdad!'.

La actriz con body de punto gris de Zara.
La actriz con body de punto gris de Zara.

P: Otro de los puntos fuertes de tu trayectoria es el compromiso social que se desprende de algunos personajes. El de 'Techo y comida', por ejemplo…

R: Cuando hice 'Techo y comida', la noche anterior lo soñé. Tenía ganas de hacer algo que me llenase a nivel personal, con lo que sintiese que estaba ayudando. Y justo soñé que me llegaba el guion de una madre soltera que luchaba por su hijo. Al día siguiente recibí ese email y me asusté muchísimo. Estaba con mi cuñado ese día y le había contado el sueño. Cuando vimos el email, él me dijo: “¿Pero es que eres bruja o algo?”. Recuerdo que hicimos esa película con crowdfunding. Tenía una necesidad personal de historias que visibilizasen esos desahucios para que las personas que los sufrían no fuesen solamente un número.

P: ¿Cómo se siente uno al ganar dos premios Goya siendo tan joven?

R: Todo lo que pasó con 'Vivir es fácil' lo viví como un sueño. No era muy consciente. De repente me vi dando un discurso delante de todo el cine español, de gente que siempre he admirado, de la que he visto sus películas… Es una situación un poco surrealista (…) Las dos veces que me ha pasado y he ganado el Goya estaba muy asustada. Mientras todo el mundo estaba celebrando, yo estaba sentada en una silla, abrumada, pensando: “Soy muy joven y me están pasando muchas cosas. Estoy superverde aún”.

P: Y en tu día a día, lejos de los platós, ¿te sueles cuidar mucho?

R: A veces soy un poco desastre. Unos días me arreglo y me peino y me maquillo, y otros voy en chándal. Me cuido mucho la piel porque la tengo muy sensible. Intento seguir un ritual y lavarme con agua y manzanilla, por ejemplo. Para el pelo, como me lo cambio tanto, también intento usar productos que me lo cuiden.

Y damos fe de que los cuidados funcionan. La luz de Natalia, con maquillaje o sin él, es la de aquellas viejas estrellas del cine mudo, las que hablaban con unos ojos que, en este caso prometen ser los del nuevo cine español.

Texto: Jose Madrid
Fotografía: Olga Moreno
Estilismo: Carla Aguilar
Ayudante de Estilismo: Almudena Carnicero
Ayudante de Fotografía: Rus Moreno y Borja Llobregat
Localización: Hotel The Westin Palace (Madrid)

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios