Logo El Confidencial
no acude a la entrega de su premio

James Franco: dos años en la sombra tras las acusaciones de abuso sexual

El ostracismo artístico vino en su busca y el momento no puede ser más inoportuno, ya que es favorito por su película 'The Disaster Artist'

Foto: James Franco, en un fotograma de 'Spider-Man'.
James Franco, en un fotograma de 'Spider-Man'.

James Franco vuelve a estar en el disparadero. Dos mujeres que fueron alumnas de sus clases de interpretación han denunciado al actor y le acusan de aprovecharse sexualmente de ellas. La demanda se presentó este jueves en un juzgado de Los Ángeles y en ella se alega que existía "un ambiente de acoso y explotación sexual". Tither-Kaplan, como ya había declarado en el artículo de 'Los Angeles Times', especificó en la demanda el presunto rodaje de una orgía en la que Franco simulaba practicar sexo oral a las mujeres.

Según el relato de la acusación, Franco quitó las protecciones de plástico que cubrían las vaginas de las mujeres antes de simular el sexo oral.

James Franco, en una escena de 'Don't come back from the moon'. (Cordon Press)
James Franco, en una escena de 'Don't come back from the moon'. (Cordon Press)

En 2017, Franco pasó de saborear las mieles del éxito con un premio como actor de comedia en los Globos de Oro 2018 por 'The Disaster Artist' a ser un 'apestado' en la industria. Aquel año, unos días después del galardón, se quedó en casa tras ganar el mismo galardón en los Critics' Choice Awards. La razón de su ausencia era más que evidente: esta semana, tres actrices ya lo habían acusado de haberlas acosado sexualmente.

De nada ha servido que el actor haya negado tajantemente dichas acusaciones o haya intentado dar explicaciones. Su abogado se ha encargado de transmitir que las afirmaciones no eran precisas y que su cliente no sabe “de qué hablan” las chicas. Él mismo también ha vendido su cara más amable en varios 'talk shows' emitidos esta semana dentro de esa campaña alocada y a veces estéril que suele acompañar a la celebración de los Oscar.

Pese a que ha estado dos años actuando en la serie 'The Deuce', el actor ha pasado de puntillas por actos públicos. 'The Disaster Artist', la película que dirigió y protagonizó en 2017, una especie de 'Ed Wood' en el que el amor por el cine se muestra a través de la inspirada biografía de Tommy Wiseau, autor de la desastrosa (y maravillosa) 'The Room', era su niño mimado. Tras ganar la Concha de Plata en el Festival de San Sebastián, Franco vio cómo su cinta se convertía en uno de los bombazos del año y en una más que segura candidata a los premios de la Academia.

Sin embargo, Hollywood no perdona. Y menos aún desde que estalló el escándalo de Harvey Weinstein, que ha hecho que los rumores de acoso se propaguen como la pólvora y tengan un efecto dominó que amenaza con hundir a varios personajes de la industria del cine.

El actor James Franco en el programa 'The Late Show'.
El actor James Franco en el programa 'The Late Show'.

Seguramente esa fue la razón de que Franco prefiriese no acudir a una ceremonia en la que se las iba a tener que ver con la plana mayor de sus compañeros y, probablemente, con la aparición de más acusaciones virulentas en las redes sociales. Lo que se dijo de él hace dos años era tan desagradable como las úLtimas acusaciones. La frase de la actriz Violet Paley, por ejemplo, era demoledora. “Estaba hablando con él y, de repente, su pene estaba fuera”, ha dicho.

Frente a ese tipo de acusaciones, también aparecieron las de aquellos otros que lo defienden y creen en él. David Simon, por ejemplo, aseguró que no tiene “ninguna queja o incidente preocupante que tenga que ver con el señor Franco”. Simon, uno de los grandes creadores de la historia de la televisión, lo ha dirigido en 'The Deuce' y solo tiene buenas palabras para el actor-director.

“Personalmente, solo puedo hablar con conocimiento de causa sobre 'The Deuce'. Lo he consultado con todos mis compañeros productores y otros personales. No tenemos denunciantes ni quejas ni conocimiento de ningún incidente de preocupación que involucre al Sr. Franco. Tampoco se ha abordado a HBO con ninguna queja. En nuestra experiencia, fue completamente profesional como actor, director y productor”, dijo.

En los últimos años, Hollywood se divide entre aquellos que apoyan sin fisuras la denuncia de los casos de acoso y los que piensan que el entramado se está convirtiendo en una 'caza de brujas'. Casos como el de Franco podrían recordar a la paranoia comunista que destrozó las carreras de Chaplin y tantos otros. El tema es lo suficientemente espinoso como para que siga coleando mucho tiempo más. Demasiados para un James Franco que ya perdió un Oscar que parecía ser suyo.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios