Protocolo nupcial: así entran los novios para el enlace
  1. Novias
Todo controlado

Protocolo nupcial: así entran los novios para el enlace

La llegada de los novios al altar tiene un protocolo que se ha seguido de forma tradicional, te contamos cuál es para que decidas si quieres seguirlo o no

Foto: Protocolo para que los novios entren a la boda. (Nyana Stoica para Unsplash)
Protocolo para que los novios entren a la boda. (Nyana Stoica para Unsplash)

La entrada de los novios en la iglesia, o el lugar escogido para la ceremonia, es uno de los momentos más emotivos de cualquier enlace. Aunque con el paso del tiempo las tradiciones y normas que solían aplicarse a este instante han ido relajándose y adaptándose a las necesidades de cada pareja, no es mala idea conocer los protocolos que durante años han marcado el momento en el que los novios se reúnen.

Al margen de que cada pareja es diferente y organiza su enlace como mejor les parece a ellos, hay algunas normas que han ido pasando generación tras generación pensando en lograr que todo sea lo más cómodo y mejor organizado posible. Por ejemplo, por cortesía, lo ideal es que los invitados al enlace, sin tener en cuenta cómo de amplia es la lista, vayan entrando a la iglesia, o lugar de la ceremonia, conforme vayan llegando y que todos estén dentro unos 15 minutos antes de la hora marcada en las invitaciones de boda.

placeholder Protocolo para que los novios entren a la boda. (bantersnaps para Unsplash)
Protocolo para que los novios entren a la boda. (bantersnaps para Unsplash)

Estos invitados deben dejar libres las primeras filas de bancos o asientos, porque suelen estar destinados a los familiares directos de los novios: padres, hijos en el caso de tenerlos, hermanos o hermanas, cuñados, abuelos… Tradicionalmente, la familia de la novia se sienta en los bancos que quedan a la izquierda -si miramos al altar desde la puerta-, los bancos de la derecha estarán reservados para la familia del novio.

No es lo único que debemos tener en cuenta, para que la ceremonia se desarrolle de una forma más fluida y nada la interrumpa ni tengamos que sufrir esperas, todos los implicados en el enlace tendrán que tener un sitio concreto, es decir, los testigos o personas que vayan a hacer alguna lectura, es mejor que se coloquen en los extremos de los bancos, cerca del pasillo para que puedan acudir en el momento en el que su presencia sea requerida.

placeholder Protocolo para que los novios entren a la boda. (Timothée Pons para Unsplash)
Protocolo para que los novios entren a la boda. (Timothée Pons para Unsplash)

El primero en entrar será el novio, que lo hará del brazo de la madrina, que tradicionalmente es su madre; una vez que lleguen al altar, ambos esperarán al resto de la comitiva. Los siguientes en entrar serán el padre del novio y la madre de la novia, que ocuparán sus lugares en los bancos destinados a la familia más cercana.

Después será el momento de que haga su entrada el cortejo, formado por los pajes y damitas de honor, lo habitual es que estos entren por orden de estatura, con los niños más pequeños en primera fila seguidos por aquellos que ya son más mayores. Normalmente cuando hay un cortejo infantil, las damas de honor designadas por la novia entran después que ella, pero si no hay pajes y damas, suelen entrar antes.

placeholder Protocolo para que los novios entren a la boda. (Katelyn MacMillan para Unsplash)
Protocolo para que los novios entren a la boda. (Katelyn MacMillan para Unsplash)

Finalmente hace acto de presencia la novia, que llega caminando agarrada del brazo del padrino, que suele ser su padre. Una vez que ambos llegan al altar, podrán colocarse de varias formas, el padrino y la novia a la izquierda con el novio y la madrina a la derecha, o las mujeres a la izquierda y los hombres a la derecha, aunque también pueden dejar a los novios solos en el altar ocupando los padrinos su lugar en los bancos que les corresponde.

En resumidas cuentas, unos 15 minutos antes del enlace hacen su entrada los invitados y, a la hora acordada entran el novio y la madrina, seguidos de los padres de los novios. Después llega el momento de los pajes y damitas y, en el caso de no haberlos, serían las damas de honor quienes harían su entrada -acompañadas de los ‘best man’ si los hubiera-, si no hubiera cortejo infantil, harían su entrada la novia, desvelando el gran secreto que envuelve al vestido, y el padrino y, tras ellos las damas de honor. Una vez reunidos en el altar, comenzará la boda.

Bodas
El redactor recomienda