Te contamos por dónde empezar a organizar una boda
  1. Novias
Primeras decisiones

Te contamos por dónde empezar a organizar una boda

No te bloquees, te ayudamos a saber cuáles son los primeros pasos a dar y las primeras decisiones que tienes que tomar para organizar una boda de éxito

Foto: Por donde empezar a planear una boda. (Micheile Henderson para Unsplash)
Por donde empezar a planear una boda. (Micheile Henderson para Unsplash)

Una boda es un día mágico, pero hasta ese momento hay un camino muy largo, lleno de preparativos que organizar y decisiones que tomar. Desde el momento en el que se escoge el anillo de compromiso perfecto y este cambia de manos, comienza una nueva etapa en la vida de los novios, y no siempre resulta sencillo saber por dónde debemos empezar cuando estamos preparando una boda.

No es lo mismo ser pareja de hecho que matrimonio, así como tampoco serán iguales los trámites a realizar si se quiere realizar una ceremonia civil que una religiosa. Para evitar que esto pueda hacer que tengamos que cambiar decisiones más adelante, lo mejor es comenzar con los papeleos cuanto antes; no es raro tener que esperar unos meses para poder tener el expediente abierto y seleccionar una fecha, por lo que conviene hacer las cosas con tiempo.

placeholder Por donde empezar a preparar una boda. (Natalie Runnerstrom para Unsplash)
Por donde empezar a preparar una boda. (Natalie Runnerstrom para Unsplash)

¿Quieres una boda inolvidable en un pazo en Galicia? ¿Te gustaría que la ceremonia coincidiera con vuestro aniversario? El siguiente paso es escoger fecha y lugar, aunque poco importa cuál de las dos selecciones primero. Si tienes claro la fecha, puede que tengas que ser un poco más flexible a la hora de escoger una finca, iglesia o ayuntamiento. De la misma manera, si quieres que sea en un lugar concreto, puede que tengas que adaptarte a las fechas que ellos tengan disponibles.

Antes de empezar a tomar decisiones en firme, conviene poner en común cómo habías imaginado que sería vuestra boda, compartir ideas y definir el estilo que tendrá el evento, ya sea una ceremonia al aire libre, tipo pícnic o una boda temática, que no siempre sabemos cómo organizar. Una vez que sabemos si queremos una boda bohemia, una boda clásica o una boda íntima en la playa, es más sencillo hacernos una idea global de todo lo que necesitaremos.

placeholder Por donde empezar a planear una boda. (Álvaro CvG para Unsplash)
Por donde empezar a planear una boda. (Álvaro CvG para Unsplash)

Por eso el siguiente paso a dar será fijar un presupuesto, saber de cuanto dinero disponéis, cuánto estáis dispuestos a gastar y en qué. Establecer un presupuesto, incluyendo esos pequeños detalles que en ocasiones se nos olvidan y dejando con una pequeña cantidad para contingencias, puede haceros la vida mucho más sencilla a largo plazo, sobre todo es indispensable para comenzar a tomar las decisiones importantes.

Conviene también que uno de los primeros pasos sea hacer una lista de invitados, aunque sea provisional, esto es clave para poder hacerse una idea de cómo de grande será el enlace. Hacer la lista de invitados no siempre resulta sencillo, por suerte existen algunos trucos y consejos que podemos poner en práctica, como establecer un límite de personas previo o hacer una lista de personas indispensables.

placeholder Por donde empezar a organizar una boda. (Vitor Pinto para Unsplash)
Por donde empezar a organizar una boda. (Vitor Pinto para Unsplash)

Una vez que tenemos más o menos claro si queremos una gran boda o una pequeña, de mañana o de tarde, de verano o de invierno y de estilo tradicional o de alguna temática concreta, es el momento de comenzar a buscar a los proveedores, e incluso de plantearnos si preferimos contratar a un wedding planner que nos ayude con todos los detalles del evento, porque a pesar de tener el lugar y a fecha escogidos, hay muchas decisiones que tomar, como elegir el catering, el fotógrafo…

Otra de las cosas en las que hay que comenzar a pensar cuanto antes es en el vestido de novia, no todas las novias tardan lo mismo en encontrar el vestido perfecto, algo que puede depender de su silueta, pero también de su estilo y de su presupuesto, por lo que conviene mirarlo cuanto antes. No hay tiempo que perder, esto es solo el principio y, a pesar de que las cosas ya comienzan a tomar forma, todavía queda mucho por hacer, como las invitaciones, organizar las mesas, encontrar el transporte...

Bodas
El redactor recomienda