Marcas que pretenden revolucionar la moda (y el planeta)
  1. Sostenibilidad
ECO & FASHION

Marcas que pretenden revolucionar la moda (y el planeta)

Hay marcas que demuestran que la moda puede quitarse ya ese estigma. La ropa puede ser ecológica, de calidad y de un origen responsable

placeholder Foto: Andrés Acosta. (Cortesía)
Andrés Acosta. (Cortesía)

Si pensáramos en cómo han cambiado nuestros hábitos a la hora de consumir moda, nos quedaríamos pasmados. Imagínate hace veinte años comprando una prenda y mirando su composición. Algo que hoy se ha normalizado completamente y antes no era así. ¿Para qué usábamos la etiqueta si no era para arrancarla en cuanto la teníamos en nuestras manos? Molestaba. Hoy es un indicador que necesitamos para hacer una compra con ojo crítico.

Esa mirada con conocimiento que buscamos en los materiales que son nuestra segunda piel y a los que les pedimos calidad y durabilidad. Y además si puede que sea sostenible. Esta apuesta global que han comprendido ya muchas marcas la vemos plasmada cada día en más colecciones.

Foto: Stella McCartney. (Cortesía)


Hacerlo de forma responsable en tu armario está a un clic de distancia. Aquí te descubrimos algunas de las marcas con las que podrás cumplir ese objetivo por tu bien y por el del medioambiente.

Andrés Acosta

El diseñador canario presenta su nuevo proyecto Kilig en colaboración con una empresa filipina llamada Eco Fibers. ¿En qué consiste? El creador siempre ha sentido una fascinación por Oriente que ha demostrado en proyectos anteriores y en esta ocasión es una nueva 'palabra mágica' procedente del tagalo -kilig (esa sensación de aleteo de mariposas en el estómago)- la que representa y da sentido a la profunda metamorfosis que el sector textil experimenta hacia la sostenibilidad.

Los conceptos que se relacionan con la regeneración y esa nueva comprensión de lo que es la moda se encuentran en el mensaje de este nuevo concepto. "Kilig narra este proceso de regeneración a través de una romántica historia que gira en torno a la metamorfosis de la mariposa y la metamorfosis del amor en una búsqueda de la más pura esencia", nos cuentan desde la marca.

placeholder Andrés Acosta. (Cortesía)
Andrés Acosta. (Cortesía)


"La colección se compone de un 'vestido crisálida' realizado en patchwork de banatela, que poco a poco evoluciona y se va desnudando en una minifalda también en patchwork de banatela, top de banatela y blusa de corte oriental confeccionada en piñatela, hasta mutar sus alas en un especial vestido de aura nupcial íntegramente confeccionado en piñatela, con delicados botones de cristal libre de plomo certificado en los puños. Las perlas y el nácar juegan un papel esencial en los accesorios, también creados a mano por él utilizando collares procedentes de la región y que se completan con cristal libre de plomo certificado. Una visión contemporánea de piezas clave en la tradición filipina que ensalzan la belleza etérea de una colección que sigue las líneas que caracterizan el diseño de la firma", explica a Vanitatis Acosta.

Eco Fibers, la compañía con la que colabora el diseñador, está dedicada a la investigación y desarrollo de fibras para tejidos y lanzan al mercado dos tejidos orgánicos procedentes del archipiélago asiático: la banatela y la piñatela. La banatela es un tejido novedoso y es muy parecido al cuero vegano (pincha enlace para ver vídeo de su fabricación). La piñatela, de hecho, ya existía y antes de que el algodón copara todo se utilizaba muchísimo para prendas en Filipinas allá por el siglo XIX.

Filipinas es un país de una abundancia natural increíble, una de las principales fuentes de su población, sobre ella aplican su creatividad, artesanía y tecnología. Han conseguido transformar frutas tropicales, árboles, helechos y cereales "en fibras textiles que hoy se consideran uno de los elementos patrimoniales más esenciales de la era precolonial", cuentan desde la marca. Andrés ha hecho que esa sabiduría natural y sus creaciones se fusionen en un proyecto común por un mundo mejor.

Pantala

placeholder Los creadores de Pantala. (Cortesía)
Los creadores de Pantala. (Cortesía)

La industria de la moda es una de las más contaminantes del mundo. Pantala nace con el objetivo de intentar crear un negocio que no sea contaminante como hasta ahora, ¿cómo? Ayudándote a crear un armario más eficiente por tan solo 69 euros al mes, alquilando 3 prendas de su catálogo. Solo quedan 200 plazas para formar parte de esta comunidad en la que te ayudarán a eliminar de tu vida esas prendas que solo te has puesto un par de veces y a que no vuelvas a hacer compras de moda superficiales. La idea es que si quieres tres piezas nuevas las disfrutes un mes y las vuelvas a cambiar. Menos producción = menos daño al medioambiente. En su catálogo recién lanzado encontrarás marcas sostenibles y de diseñadores españoles, como Malababa, Maria Roch, Bleis, Mint&Rose, Mimoki..., además de marcas emergentes como Psophia o Amlul, la nueva marca de la influencer Gala Gonzalez. Consulta en su web cómo hacerlo y descubre una nueva forma de vestir y vivir: www.pantala.es.

Hemper

placeholder Hemper.
Hemper.

Esta empresa ha emprendido un viaje a Nepal para transformar los accesorios y hacer que además de tus pertenencias lleven emociones. Mochilas, gorros, cestas, mascarillas, ricebags y todo tipo de accesorios para un cliente que busca una compra que trascienda. El material con el que se realizan todos estos complementos es el cáñamo que recolectan familias del oeste de Nepal. Ya extraído el hilo, lo trabajan comunidades desfavorecidas de Katmandú, en telares que luego se transforman en estos preciados objetos. Uno de los principales motores de esta empresa es controlar que las prácticas de los proveedores con la comunidad de trabajadores son correctas y que los sueldos están por encima del mínimo de la zona. Y además proporcionar a los nepalíes las herramientas para un desarrollo social y económico adecuado. www.hemper.eu

María Malo

placeholder María Malo.
María Malo.


Un proyecto personal que es actualmente un ejemplo de empresa de moda con valores sostenibles. María Malo, su creadora, quería alejarse del consumismo del fast fashion. Y ha creado una firma que demuestra que vender ropa de calidad a buen precio es posible. Y sin renunciar a la tendencia y a la rabiosa actualidad. Ella vive entre Tarifa y Bali, y entre estos dos puntos del planeta desarrolla sus prendas con una firme declaración de intenciones: “Nuestras colecciones están hechas de materiales naturales y regenerados como bambú, Tencel® y Econyl® , apoyando a pequeñas comunidades de costureras con prácticas de comercio justo, tintes naturales y serigrafía a mano utilizando tintas a base de agua”. Todos sus envases son 100% reciclados, reciclables y reutilizables. Si plantas sus etiquetas, crecerán flores. www.mariamalo.com

Ecoalf

placeholder Ecoalf.
Ecoalf.

Una de las marcas pioneras del sector en involucrarse en la moda sostenible. Con sello español se ha hecho un hueco con sus prendas hechas de plástico y desechos sin renunciar al diseño ni a la modernidad. La calidad es el principal objetivo de esta marca que nació con vocación de cambiar la moda y su inapropiada utilización de los recursos naturales. “El objetivo era fabricar la primera generación de productos de moda realizados con materiales reciclados de la misma calidad, diseño y propiedades técnicas que los mejores productos no reciclados. Demostrando que no es necesario seguir abusando de los recursos naturales del planeta de una forma indiscriminada”, detalla desde su web Javier Goyeneche, presidente y fundador. www.ecoalf.com/es

Pla

placeholder Pla.
Pla.

Es una firma de calzado que tiene tres prioridades: artesanía, tradición y diseño. Este último apuesta por el vanguardismo atemporal, eso sí, con la sostenibilidad y el uso de recursos naturales como bastiones de los tres primeros. Fabricados con materiales naturales como el yute, el algodón o la madera y a mano. Su objetivo es que pisemos el planeta de la forma más natural posible, respetando nuestro entorno. Irene Peukes, su creadora, desarrolla las colecciones en Bangladesh y Guatemala en colaboración con cooperativas de mujeres del país según las directrices del comercio justo. www.pla.org.es

Lifegist

placeholder Lifegist.
Lifegist.

Demuestra que se puede salir de los caminos preestablecidos para producir moda y hacerlo de una forma consciente y responsable. Pero eso no quita que no pueda ser divertida. Lifegist compra tejidos certificados Global Organic Textile Standard (GOTS) en Europa y los talleres donde se confecciona la ropa están situados todos en España. De hecho, desde su centro neurálgico en Madrid, diseñan cada pieza para que su vida sea lo más larga posible. www.lifegist.es

Moda otoño-invierno Moda española
El redactor recomienda