Logo El Confidencial
'Águila roja' YA NO ES LA SERIE MÁS CARA

Cuéntame cómo llegaron las vacas flacas a la ficción de TVE

2012 marcó un antes y un después en la televisión pública después de que el Gobierno recortase 200 millones del presupuesto de RTVE

Foto: Cuéntame cómo llegaron las vacas flacas a la ficción de TVE

¿Ha ahorrado dinero TVE en los últimos años con su ficción? La respuesta es sencilla: sí. 2012 marcó un antes y un después en la televisión pública después de que el Gobierno recortase 200 millones del presupuesto de RTVE. La televisión pública se guardó su ficción en un bolsillo y soltó píldoras muy poco a poco. La comparación es abrumadora: en 2008 se emitieron ocho series de prime time. En 2013 se emitieron sólo cuatro.

En 2008, TVE emitió series como Águila Roja, Herederos, Cuéntame cómo pasó, La Señora, Plan América o Guante blanco. TVE tenía publicidad por aquel entonces. Sólo cogiendo un capítulo de cada una de estas series, la televisión pública se gastaba más de 5 millones de euros. La ficción más cara era Águila Roja, con un presupuesto en torno a los 750.000 euros por capítulo en su primera temporada. Por aquel entonces se invertían 711.000 euros por cada capítulo de Cuéntame, 473.000 por La Señora, 584.000 euros por Guante Blanco o 646.000 euros por Plan América.

En 2009, y gracias a su éxito, la serie Águila Roja  consiguió subir un escalón. La serie pasó a costar 863.000 euros por capítulo. Seguía siendo la serie más cara de TVE. Cuéntame mantenía la segunda plaza, con un presupuesto de 737.000 euros por episodios. Ese año se estrenaron nuevas series, como Los misterios de Laura, por 565.000 euros por capítulo, o UCO, por 472.000 euros. TVE seguía gastando una gran cantidad de dinero en ficción a pesar de su recorte por la gran cantidad de series emitidas a lo largo del año.

Y entonces llegó 2012. Aquel año, sólo Cuéntame cómo pasó, Isabel, Águila Roja y Stamos Okupa2 pasaron por el salón de TVE después del recorte. Y todas tardaron en ver la luz más de lo esperado. El presupuesto de las series no varió tanto, pero el recorte de ficciones en antena ya supuso un ahorro. En 2011, TVE tenía un presupuesto de 1.200 millones de euros. En 2012, desparecieron de las arcas 200 millones.

Año de alianzas

Y en 2013 la cosa no fue mejor. A pesar de las quejas, el Ministerio de Hacienda recortó 50 millones de euros más del presupuesto de TVE. Había que hacer más recortes. TVE, a la hora de renovar sus contratos con las productoras, sacó la tijera y comenzó a quitar ceros de las cuentas. Águila Roja ya cuesta 600.000 euros, Cuéntame cómo pasó es la serie más cara, 650.000 euros por episodio. Gran Reserva, grabada en 2012, se emitió con un presupuesto antiguo, a 560.000 euros por capítulo. Isabel trajo novedades, la alianza con Telefónica.

TVE sabía que si quería seguir emitiendo Isabel, con un presupuesto de 700.000 euros por capítulo, tenía que buscar aliados. Y entonces apareció Telefónica en sus primeros pasos por introducirse en el mundo de la ficción. La telefónica apostó por la ficción desde su segunda temporada, pagando el 20% de su presupuesto.

Este año, sin embargo, Telefónica quiere más. La privada ha invertido en la tercera temporada de Isabel y el nuevo proyecto de ficción de TVE, Victor Ros, a cambio de ser los primeros en emitir los capítulos. Victor Ros se estrenará antes en su nueva plataforma de pago, Movistar TV, a partir del próximo 1 de abril. TVE puede seguir haciendo ficción de calidad, a precio reducido.

El IVA, el verdadero problema de TVE

La Ley de financiación de TVE que se firmó en 2009 tenía un punto controvertido. TVE tiene que pagar el 21% de IVA de todas sus producciones, un dinero que, sin embargo, es devuelto a las cadenas privadas. Por lo tanto, cualquier proyecto para TVE es bastante más caro que para otra televisión generalista. Lo que para Antena 3 o Telecinco son 100.000 euros, para TVE son 121.000 euros.

De ahí salen, en parte, algunas cifras bastante superiores a los precios que se pueden ver en una televisión privada. Águila Roja vendría costando a TVE unos 500.000 euros sin IVA, más o menos lo que a Telecinco le cuesta La que se avecina. Sin embargo, la cifra sube por encima de los 600.000 euros si tenemos en cuenta el impuesto obligatorio.

Televisión
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios