nueva sección

El 'reportero' Fran Rivera se estrena preguntando a José Manuel Soto por sus tuits

En la nueva faceta, el colaborador estrella de 'Espejo público' se ha mostrado encantado, asegurando que "es mucho más fácil preguntar y callarse que ser entrevistado"

Foto: Fran Rivera y José Manuel Soto en el reportaje de las 3.000 viviendas.
Fran Rivera y José Manuel Soto en el reportaje de las 3.000 viviendas.

Poco después de que Susanna Griso entrevistara al chef Joan Roca en 'Un café con Susanna', responsable junto a sus hermanos de templo gastronómico, entra la nueva sección de Fran Rivera, una de las grandes apuestas de 'Espejo público' en la nueva temporada, como ya explicó la propia presentadora.

El extorero se ha adentrado en el polémico barrio de las 3.000 viviendas de Sevilla mostrando cómo es el famoso barrio y cómo son sus vecinos y lo ha hecho por una buena causa, dar a conocer la Fundación Alalá, en la que Rivera y José Manuel Soto colaboran.

Fran Rivera se estrena como reportero en 'EP'.
Fran Rivera se estrena como reportero en 'EP'.

"Es una gozada preguntar y que el otro hable. Estoy encantado. Es más fácil entrevistar que ser entrevistado", aseguró el colaborador en el programa antes de dar paso al reportaje. Griso bromeó con la situación que había vivido su compañero a pie de calle: "O le piden autógrafos o le cuentan sus problemas, es muy curioso cómo reaccionan al verle".

José Manuel Soto en el primer reportaje de Fran Rivera en 'EP'.
José Manuel Soto en el primer reportaje de Fran Rivera en 'EP'.

José Manuel Soto, sin filtros

El reportaje tenía una función muy clara y que no resta mérito al trabajo de exmatador, dar a conocer la Fundación Alalá, en la que además de Fran, también está el tío de su mujer Lourdes, José Manuel Soto. Y aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid y que en los últimos meses el cantante había dado mucho que hablar lanzando polémicos tuits sobre los atentados de Barcelona o la boda de Alberto Garzón. Fue la parte anecdótica, pero llamó la atención sobremanera que el reportaje, al estilo 'Callejeros', contara con las declaraciones exclusivas del sevillano.

"Me gusta mojarme, y en ciertos momentos de la vida y ahora en España que hay problemas graves es importante hacerlo, porque si no, parece que estamos todos de acuerdo con todo y no es así. No estamos de acuerdo en temas como el terrorismo o con el enfrentamiento que está habiendo ahora en Cataluña. A la gente le sorprende que un artista opine porque cuando usamos las redes sociales, lo hacemos para promocionarnos a nosotros mismos y no para otra cosa. Ahora hay miedo a opinar, pero una cosas son las redes sociales y otra es la calle, y allí no he notado nada y este verano he tenido muchos conciertos y no me han dicho lo que ponían en redes".

Fran Rivera con la presidenta de la Fundación Alalá.
Fran Rivera con la presidenta de la Fundación Alalá.

Una buena causa: la Fundación Alalá

En el reportaje muestran que aunque las 3.000 de Sevilla, como se conoce popularmente, sigue siendo barrio marginal, gracias a la Fundación Alalá y a los propios vecinos, la situación ha cambiado mucho. "Sigue habiendo exclusión social en el barrio debido a los importantes problemas de paro y drogas, pero la cosa está cambiando, hay gente trabajadora y familias estructuradas", asegura la directora de Alalá, Blanca Parejo, que recibe al torero con un fuerte abrazo.

La Fundación Alalá (felicidad en caló) trata de encauzar a través del flamenco a la juventud. Les enseñan a tocar la guitarra, el baile, la percusión y ahora han incluido pintura y teatro, y el único requisito que piden es que los menores estén escolarizados. Dejan entrever que es una fábrica de sueños en la que los niños permanecen en un ambiente controlado. Francisco termina con los niños cantando y bailando, lanzando un grito de esperanza.

Fran Rivera con los niños de las 3.000 viviendas de Sevilla.
Fran Rivera con los niños de las 3.000 viviendas de Sevilla.

Y Fran sin un duro...

Fra Rivera aparecía hablando desde su coche y poniendo en contexto lo que era el barrio para poco después visitarlo acompañado de un miembro de Alalá. "¿Y de trabajo como está la cosilla?", era alguna de las preguntas del colaborador, que utilizaba un lenguaje cercano. Algunos de los vecinos le decían que estaban "fatal" y que se sentían discriminados. Otros llegaron a comentarios más duros. "Lo que te puede ayudar aquí es un palo en la cabeza. Este barrio es para que lo destruyeran entero e hicieran casitas nuevas", fueron algunas de las ideas que le transmitieron durante la visita y que el torero se tomó con una pasmosa entereza.

Pero el momento mas divertido del reportaje fue cuando a Rivera le pidieron dinero, tras reconocerle como "hijo de Paquirri". "Como no te dé un beso... Me has pillado trabajando y no llevo nada encima. La cosa está fatal y sobre todo ahora que me he retirado del toro", comentó Fran Rivera, explicando en el plató que realmente no llevaba "un pavo encima" y que hay personas que realmente lo necesitan: "Ahí se pasa hambre de verdad y muchas veces nos centramos en ayudar a países de fuera y dejamos lo nuestro".

El mensaje que el torero quería mandar es "que la droga es mala y hace mucho daño", y así lo comenta con uno de los voluntarios de la fundación. La idea que Rivera pretendía con el reportaje quedó clara y la causa es noble. Como reportero le faltaría un poco más de rapidez, pero el resultado ha sido muy correcto.

Televisión

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios