Logo El Confidencial
ENTREVISTA EL CONFI TV

Coto Matamoros: "En televisión he llegado a ganar 12.000 euros diarios"

Tras haber llenado horas de televisión y disparado los shares, el polémico y excéntrico hermano de Kiko reaparece a través de unas memorias que no dejan a nadie indiferente

Foto: Coto Matamoros. (Gtres)
Coto Matamoros. (Gtres)

La historia reciente de la televisión no se puede entender sin las acaloradas noches de 'Crónicas marcianas'. Coto Matamoros, uno de los colaboradores estrella del programa nocturno de Xavier Sardà, es uno de los personajes televisivos que forman parte del imaginario colectivo de toda una generación de jóvenes que crecieron viendo las monumentales broncas de Carlos el Yoyas, Aida Nizar y otros invitados que desfilaban cada noche por el plató del exitoso late show.

[Más información | Coto Matamoros y la traición de María Teresa Campos y Lydia Lozano]

Tras unos años de exilio televisivo, el polémico y siempre rebelde Coto Matamoros ha regresado a la esfera pública con un libro bajo el brazo. No es el primero, pero sí el libro que resume y cierra una etapa en su vida. Bajo el paraguas de Libros Cúpula (Planeta), 'Libro de reclamaciones. Algo así como unas memorias' repasa la trayectoria personal y televisiva en la que aparecen los personajes mediáticos con los que ha compartido espacio y de los cuales casi nadie sale bien parado.

Coto Matamoros ha publicado un nuevo libro. (Gtres)
Coto Matamoros ha publicado un nuevo libro. (Gtres)

Escrito con inteligencia y potencia narrativa, el libro se presenta como "un alegato ético contra la ruindad, el egoísmo, la hipocresía y la brutalidad". Matamoros, que no rehúye la polémica, subraya el espíritu excéntrico y rebelde de alguien que vive ya en un mundo aparte y en el que sobrevive ajeno a la doctrina del qué dirán.

PREGUNTA: ¿Por qué este libro ahora? ¿Por qué decides romper tu silencio?

RESPUESTA: Surge como una necesidad de escribir sobre algo distinto a lo que he escrito siempre, que es la conquista de la felicidad. Un camino para llegar a ser feliz contra todo pronóstico y con todas las circunstancias contrarias. La felicidad es algo que depende de cada uno y la encontramos en la única realidad que no necesita ser pensada ni meditada, que es la belleza. Es una reivindicacion de la belleza como auténtica realidad y como emoción. La belleza es la mejor obra de todas.

P: ¿Un ejemplo de belleza?

R: Una ola en el mar, un paisaje, una obra literaria, todo lo que encierra la creacion del individuo o de la naturaleza.

Me ofrecieron volver a TV pero no me interesa. Está vacía de contenido y es superficial, solo se ocupa de las trivialidades

P: Eres muy duro con tu padre en este libro, ¿fue tu madre la que te enseñó a amar?

R: Son un contraste y radicalmente opuestos. Mi madre me enseñó lo que era la ternura como máxima expresión de la inteligencia. Yo no conozco a ningún imbécil que sea bueno. La maldad obedece a la imbecilidad, lo que pasa es que la gente confunde el nivel económico con la inteligencia. Uno puede tener una habilidad especial para los negocios, pero eso no te convierte en inteligente y buena persona. Mi madre me enseñó el camino de la inteligencia emocional, no como puede ser la memoria. La memoria es una habilidad que se puede entrenar.

Coto Matamoros.
Coto Matamoros.

P: ¿Te han ofrecido volver a la televisión para colaborar de forma continuada?

R: Me lo ofrecieron en su día, pero no me interesa porque no me aporta nada. No he aprendido nada de la televisión. La tele está vacía de contenido y es superficial, solo se ocupa de las trivialidades. Es algo que pone los pelos de punta, pero no solo la del cotilleo, toda la televisión. Los debates políticos son el mismo formato de la telebasura de hace 20 años. Los políticos parecen haber descubierto la piedra filosofal.

[Más información: Paz Padilla pide perdón a los colaboradores de 'Sálvame': "Pensé que tenía que ser cruel"]

P: Es curioso, porque hace una década la izquierda era muy crítica con la telebasura...

R: La cogían con pinzas, pero se han dado cuenta de que es una línea de propaganda que se puede utilizar perfectamente. Y, al final, la democracia consiste en vender.

De los 300€ que se puede cobrar en 'Sálvame' al día se quedan en menos de 150. Si lo miras en detalle, ganan menos que una asistenta

P: Antes se facturaba mucho más colaborando en la televisión. ¿Era tanta la diferencia?

R: Yo te puedo hablar de lo que yo cobraba. Normalmente eran 12.000 euros diarios lo que me llevaba y si intervenía en un programa de fin de semana, ingresaba mínimo 50.000 o 60.000 euros. Se cobraban cantidades que ahora no me ofrecerían ni de lejos. De los 300 euros que se puede cobrar en 'Sálvame' al día se quedan, contando a Hacienda, en 150 y le tienes que quitar también lo del representante. Si lo miras en detalle, ganan menos que una asistenta.

Ahora mismo Hacienda lo controla todo, no se escapa nadie. El otro día me dijo una chica de 'Mujeres y hombres y viceversa' que les pagaban 60 euros por día, de los que hay que descontar el 50% de Hacienda, menos la parte proporcional del representante.

Coto Matamoros con Carmina Ordóñez en el año 2000. (Gtres)
Coto Matamoros con Carmina Ordóñez en el año 2000. (Gtres)

P: ¿Qué te parece el nuevo registro de Sardà como analista político?

R: Yo sabía que su aspiración eran los programas políticos. Era su sueño, siempre ha sido muy socialista, creo que a él le gusta un poco condicionar la opinión del personal, pero lo que pasa es que yo no comulgo con sus ideas. Yo soy alguien que choca contra la democracia, me parece un mal y un sistema de gobierno fracasado.

Si he conocido a alguien inútil en el mundo de la televisión, esa persona es Carmen Borrego

P: ¿Cómo valoras el final de la carrera profesional de María Teresa Campos?

R: Muy decandente. Es una persona que se resiste a terminar. Como ella no despierta el interés necesario se tiene que amparar en sus hijas, pero tampoco entiendo qué interés pueden despertar en la gente, porque si he conocido a alguien inútil en el mundo de la televisión, esa persona es Carmen Borrego.

María Teresa Campos es una persona totalmente supersticiosa. Ella confesó que tenía un ritual en la ducha para tener mayor audiencia. Se trata de una persona que hizo cambiar un plató porque pensaba que el espíritu de Ana Rosa Quintana flotaba y la gafaba. Imagínate el percal.

P: ¿Qué me puedes decir de Lydia Lozano? En el libro parece que tienes un buen recuerdo de ella.

R: Para mí es una persona entrañable y guardo un gran recuerdo de aquella época en la que fuimos amigos. La amistad era anterior a la televisión, pero todo se fue al traste en la pequeña pantalla porque le exigieron un posicionamiento contrario a mi persona. Ella para cobrar no tenía otra salida. La comprendo porque era su fuente principal de ingresos. En su día me sentó fatal, pero con el tiempo vas comprendiendo a la gente. Tienes una familia, una vida y muchos gastos que pagar.

Kiko Matamoros es un tío aburrido que quiere dar una imagen de seriedad y comportamiento cuando su vida es un desastre absoluto

P: ¿Qué es lo último que has visto de tu hermano?

R: He visto sus operaciones. Yo no entiendo cómo alguien puede ver a ese tío en la televisión porque es un coñazo. Es un tío aburrido que quiere dar una imagen de seriedad y comportamiento cuando su vida es un desastre absoluto. Solo hay que ver con quién está casado y cómo es su vida. Es un insulto a la inteligencia. Es un personaje que me da lo mismo. Lo que no entiendo es que me difamara, que me calumniara y que me vetara en la televisión porque tenía pánico a que apareciera.

[Más información: Kiko Matamoros prepara su regreso a 'Sálvame' como colaborador]

Coto Matamoros con su libro. (Gtres)
Coto Matamoros con su libro. (Gtres)

P: ¿Cuándo fue la última vez que hablasteis?

En un plató de televisión, un día que se puso de rodillas a reírse de la gente que cree en Dios. Él sabrá a quien rinde culto. Yo ni entro ni salgo, es una opción. Unos jugamos en un equipo y otros en otro. Su vida me parece uno de los peores ejemplos y supongo que su ética y su moral igual.

Es como lo de Pablo Iglesias, no puedes vender un discurso ético y actuar de forma diametralmente opuesta. Pues es lo mismo que con este tío: es un tipo que no ha sabido escribir nunca ni jamás podrá hacer nada porque intelectualmente es un cero.

P: ¿Y con el resto de tu familia has hablado?

R: Yo no tengo familia, la familia la elige uno. La del registro civil me trae sin cuidado. Él se ha preocupado de que no tuviera relación con ellos. Les deseo lo mejor, nada malo.

P: ¿Sobre Jorge Javier?

R: No tengo nada que hablar de él. Él hace su trabajo, no he tenido relación con él. Su compartamiento cuando critiqué al movimento gay fue inadmisible. Fue algo puntual, pero me llamó fascista. Yo solo critiqué al lobby gay.

[Más información: Jorge Javier, a sus compañeros: "Hemos perdido la capacidad de hacer autocrítica"]

P: ¿Piensas que existe un lobby gay?

R: ¿Que si creo? Es que existe, es como si me quieres negar la existencia de Dios.

Coto Matamoros.
Coto Matamoros.

P: Como colectivo, ¿pero lobby de presión?

R: Por supuesto. En esta sociedad ahora mismo hay un consumidor ideal que es el homosexual. Se ha pontenciado para darle importancia y presencia para normalizarla. ¿Cómo te encargas de eso? Tiene que haber un discuso general, es lo que se ha aplicado. Esta sociedad fundamentalmente se basa en el consumo.

P: ¿Kiko Hernández?

R: Creo que puede seguir adorando a Satanás. Es un tipo que está a un nivel más alto que mi hermano, televisivamente hablando, y me parece un ser extraño que debe tener un conflicto interior grave. Son gente muy analfabeta y que están ahí ganándose la vida como no podrían haber llegado a soñar. Él es uno más de un montón.

Yo soy antinacionalista porque siento que es un pensamiento excluyente, xenófobo y que te reduce como persona

P: Has estado escribiendo este libro en Barcelona. El otro día te escuché en Antena 3 hablando sobre el tema catalán.

R: Sí, llegué a Cataluña el día del famoso referéndum del 1 de octubre. Soy antinacionalista, lo que implica ser antiespañolista. No son diferentes, la diferencia es de espacio. Puedes ser nacionalista de la cocina, de tu casa o del apartamento entero. Yo soy antinacionalista porque siento que es un pensamiento excluyente, xenófobo y que te reduce como persona. Cuando hablas de nacionalismo te estás reduciendo, eligiendo ser una cosa muy pequeña de un país o una región, en vez de un todo.

P: En los últimas semanas algunos presentadores y famosos han sido denunciados en las redes sociales de acosar sexualmente al calor del lema 'Yo sí te creo'. ¿ Conoces a gente de la televisión que pueda tener su reputación en peligro por algo parecido?

R: Hombre, claro que conozco, todo depende de cómo se enfoque. Lo que pasó en un cuarto o en un camerino más o menos se puede saber, pero no cómo se ha llegado a eso. Cuando un tío muy feo se tira a una que está muy buena, pues algo ha pasado ahí. En cualquier caso, yo creo en el amor por encima de todo.

Televisión

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios