Logo El Confidencial
documental de la cadena pública

Los Rivera Ordóñez, una saga tocada por la mala suerte (y la muerte)

El programa de TVE repasó una de las sagas familiares más importantes de la sociedad española con testimonios inéditos de sus integrantes

Foto: Antonio Ordóñez, con su hija Belén. (Getty)
Antonio Ordóñez, con su hija Belén. (Getty)

TVE dedicó este jueves, 19 de julio, la tercera entrega de 'Lazos de sangre' a la saga Rivera Ordóñez, y lo hizo con el aliciente de contar con el testimonio en exclusiva de Pilar Lezcano, la segunda mujer de Antonio Ordóñez, padre de Carmina, quien rompió su silencio para el programa 20 años después. Un repaso a una de las sagas más importantes de la sociedad española que si por algo se caracterizó, es por haber sido tocada por la mala suerte.

[Más información | Fran y Cayetano, los grandes ausentes del especial dedicado a los Rivera Ordóñez]

La cadena pública se remontó a los inicios de la relación entre Francisco Rivera Paquirri y Carmina Ordóñez para hacer un repaso a sus personalidades, sus costumbres, sus relaciones y, con ellos, a todo su árbol genealógico. "Él era una gran torero, un trabajador incansable muy disciplinado. Carmen era más liberal, hacía fiestas, disfrutaba de la fama", explicaban los diferentes periodistas sobre la pareja, destacando que "eran opuestos".

Beatriz Cortázar: "Carmina sería el gran amor de Paquirri"

Tanto es así que, tras tener dos hijos, ambos se vieron obligados a separarse, aunque todos los testimonios destacaban que "Carmina sería el gran amor de su vida": "Estaba enamoradísimo, incluso el día de la firma del divorcio le llevó joyas para hacerle cambiar de opinión", explicaba Rosa Villacastín.

'Lazos de sangre' pasó rápido por esta etapa, quizá también por la importante ausencia en el documental de sus dos hijos, Francisco y Cayetano Rivera, a quien solo se muestra en imágenes de archivo para recordar, con mucho cariño, a su padre.

Pilar Lezcano, en 'Lazos de sangre'. (TVE)
Pilar Lezcano, en 'Lazos de sangre'. (TVE)

La muerte de la madre de Carmina

Tras 10 años de lucha contra el cáncer, la madre de Carmina terminaba falleciendo, una muerte que muchos señalan como un gran hachazo para la joven. 14 meses después, su padre entablaba entonces una nueva relación con Pilar Lezcano, lo que Carmina nunca vio con buenos ojos. Dos mazazos que comenzaron a hacer mella en la personalidad de Carmina.

Pese a ello, Pilar reconoce que "ha tenido una vida maravillosa al lado de su marido" mientras estuvieron juntos: "Nunca he tenido ningún problema", afirma con contundencia ante los rumores de las fricciones con las hijas de Antonio Rivera. Desde este momento, Carmina explotará más su interés mediático, introduciéndose en un mundillo que terminará pasándole factura, apunta el reportaje.

Antonio Rivera, hermano de Paquirri, en 'Lazos de sangre'. (TVE)
Antonio Rivera, hermano de Paquirri, en 'Lazos de sangre'. (TVE)

Paquirri rehace su vida con Pantoja

Corría 1983 cuando Paquirri rehace su vida con Isabel Pantoja, a quien todos coinciden en señalar como "opuesta a Carmina en todos los sentidos". Isabel es todo lo que Paquirri siempre ha buscado en una mujer, cuentan los periodistas expertos en la época: "Si no hubiera muerto, Pantoja viviría por y para él, dándole hijos y retirada", comenta Beatriz Cortázar.

Con ella tendría a su tercer hijo, Kiko Rivera, con el que Julián Contreras Jr. explica que nunca ha tenido relación, hermano de sus dos hermanos por parte de madre: "Nunca hemos hablado, no por nada en particular, sino porque el ambiente siempre ha estado enrarecido con su familia. Pero yo nunca he hablado ni con él ni con Isabel".

La muerte de Paquirri

Otro de los grandes hitos de la saga Rivera Ordóñez es la muerte de Paquirri (con solo 31 años) en una corrida de toros, una dura pérdida que dividió a su familia por la herencia: "Aquí pasaron cosas que no podían pasar, porque Isabel Pantoja fue a Cantora antes de que se leyera el testamento. Abrió la caja fuerte y la vació, hubiera lo que hubiera allí", explica Antonio Rivera, hermano de Paquirri.

"Fueron muchos años de lucha, pero Antonio peleó. Aborrezco a la gente que no tiene ética, que no es honesta, que no es honrada... No sabría qué más decir, se me acaban los adjetivos", comenta a este respecto Lezcano, quien se muerde la lengua a la hora de valorar la actuación de la familia Pantoja.

Este cisma fue televisado, con todos los implicados defendiendo su postura en los diferentes platós: "Devuelve las cosas, porque vamos a descansar todos, hasta tú", sentencia hoy Antonio Rivera, quien relata además cómo la muerte de su hermano dio alas a Isabel como artista, una opinión unánime entre los testimonios del documental.

Julián Contreras, en 'Lazos de sangre'. (TVE)
Julián Contreras, en 'Lazos de sangre'. (TVE)

Carmina se casa dos veces más

Paquirri no es el único que rehace su vida tras el divorcio, ya que Carmina no tarda en casarse con Julián Contreras, un cantautor con el que tiene a su tercer hijo: Julián Contreras Junior.

"Se trata de la relación más longeva de mi madre", pone en valor su hijo menor, quien se niega a reconocer la tercera boda de su madre, la que la unió con Ernesto Neyra. Esta nueva relación marca el declive de la reina de corazones, entrando por aquel entonces en una etapa autodestructiva.

El último de sus escándalos: denunciar públicamente a Neyra por malos tratos, todo un boom mediático que restó crédito a Carmina ante el juez (y la opinión pública, que le dio la espalda), desestimando su demanda por "no tener el perfil de mujer maltratada". "Si esto pasara ahora mismo, sería un escándalo", apostilla la abogada Cristina Almeida.

Fran y Cayetano siguen los pasos de sus padres

Antonio Ordóñez fue una de las máximas figuras del toreo y, por tanto, quien más les exigió a sus nietos cuando manifestaron querer seguir los pasos de su padre: "Si querían ser toreros, tenían que dejarlo todo para centrarse en ello, nada de chicas o de amigos", recuerda Lezcano, quien además hace hincapié en que siente que Antonio le protege todavía hoy. "Era el paraguas de su familia, y a mí me sigue cuidando tras su muerte".

Poco a poco, Fran Rivera consigue hacerse un nombre como torero, y así conoce a Eugenia Martínez de Irujo, haciendo entroncar a su familia con la aristocracia española. "Esta boda supuso un puntazo", valora Carmen Rigalt. Esa boda, además, significó el acercamiento entre los hermanos, ya que Fran y Kiko se unen como nunca antes desde la muerte de su padre.

"Cayetano toreaba en casa cuando nadie lo esperaba. Se levantaba y se ponía a torear vaquillas", recuerda Lezcano sobre cómo descubrieron la vocación de Cayetano. Así, ambos hijos continuaron el legado de su padre en el terreno profesional, pero también el de su madre en el personal: mala suerte en sus matrimonios (Eugenia y Blanca Romero, respectivamente), divorcios y nuevos enlaces.

El torero Fran Rivera posa junto a su sobrino Cayetano en una imagen de Instagram.
El torero Fran Rivera posa junto a su sobrino Cayetano en una imagen de Instagram.

Polémicos distanciamientos familiares

El distanciamiento familiar ha marcado la última década de esta saga y Julián Contreras Jr. lo afronta sin tapujos: "Me molesta que se intente ver en las reuniones de mis hermanos con Kiko Rivera un acto de despecio hacia mí. Mi familia, en general, tiene tendencia a los desencuentros. Nos queremos mucho y nos peleamos mucho, pero siempre nos arreglamos. Una ausencia de relación no implica una mala relación. Si nos encontramos nos trataremos con normalidad, pero no tenemos contacto habitual".

Ellos no son los únicos que no tienen relación, ya que los Rivera no se llevan tampoco con la familia de su padre. Tanto es así que nunca torearon junto a su primo, Canales Rivera: "Me ponían todas las pegas del mundo para torear con Canales, y nunca lo han hecho. Nunca lo he entendido", explica Antonio Rivera, quien también señala lo mucho que le dolió que Fran no asistiera al entierro de su propio abuelo.

El documental salta de este distanciamiento a la muerte de Carmina (con 49 años) y Belén, con las que concluye esta entrega. Ambas fallecen con ocho años de diferencia, pero muy jóvenes. Carmina siempre dijo que no llegaría a los 50, algo que recuerda su hijo: "Mi madre vivió la vida como quiso, con el pie siempre en el acelerador hasta el final", sentencia Julián Contreras poniendo fin al programa.

Televisión

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios