OPINIÓN

TVE da la espalda a Manel Navarro ante su pronosticado fracaso en Eurovisión

El primer triunfo de Portugal ha vuelto a dejar en ridículo a nuestra televisión pública, que sigue boicoteando nuestras opciones en el Festival

Foto: Manel Navarro durante su paso por el Festival de Eurovisión 2017. (EFE)
Manel Navarro durante su paso por el Festival de Eurovisión 2017. (EFE)

El primer triunfo de Portugal en el festival de la canción de Eurovisión servirá al certamen europeo para cerrar la boca a más de uno de sus detractores. Y, por supuesto, también a Televisión Española, a quien la victoria de Salvador Sobral debe escocer especialmente.

El cantante se ha llevado el gato al agua en el certamen representando a un país con un único vecino, con una canción en portugués alejada de tópicos eurovisivos, una actuación escasa de grandes efectos visuales, sin hacer alarde de la opulencia económica de la TV a la que representa, sin promoción previa y haciéndose, por goleada, con el voto del jurado y el público europeo.

[Leer más: Toñi Prieto no hace autocrítica tras 'Objetivo Eurovisión': "Hagamos lo que hagamos está mal"]

Salvador Sobral, ganador del Festival de Eurovisión 2017, junto a su hermana Luísa.
Salvador Sobral, ganador del Festival de Eurovisión 2017, junto a su hermana Luísa.

Portugal, el bofetón que TVE necesitaba

La península ibérica ha vivido este sábado, 13 de mayo, las dos posibles caras de la moneda. Mientras los lusos celebraban su primera victoria en el concurso, España era humillada por Europa, que ha premiado a Televisión Española con un pronosticado último puesto y tan solo 5 puntos para Manel Navarro, el polémico ganador de nuestra final nacional.

En este momento, nada representa mejor la relación entre Eurovisión y la televisión pública de nuestro país que la Sagrada Familia, la construcción de la que el ente público ha querido sacar pecho este año para anunciar el resultado de las votaciones del jurado. RTVE no es más que un símbolo arcaico y en eterna construcción que sigue sacando rentabilidad de una de sus marcas por excelencia a la que hace ya mucho que dejó de cuidar.

Las millonarias audiencias que el festival cosecha en Televisión Española han provocado una inexplicable dejadez en nuestra televisión pública que, año tras año, carece de autocrítica y esquiva los malos resultados en el concurso, tomando el pelo a los contribuyentes bajo un único y simple lema: "todo vale".

Televisión Española carece autocrítica y esquiva los malos resultados en el concurso dejándose llevar por la vagancia

Pese a que el controvertido proceso de preselección por el que el catalán fue elegido como representante de RTVE en Eurovisión ha provocado toda una transición en el organigrama del ente público, TVE sigue pecando de dejarse llevar por la vagancia. Y es que, pese a apartar a Federico Llano como jefe de la delegación española del festival tras años de mala gestión del cargo, la nueva delegación ha llegado tarde y de puntillas a la escena eurovisiva para intentar salvar un barco hundido en mitad del océano a base de achicar agua con un cubo de playa.

El área de Entretenimiento de Televisión Española, comandada por Toñi Prieto, sigue encargándose de boicotear nuestras opciones en el concurso, dejando por los suelos la marca España y escurriendo el bulto sin ningún tipo de cargo de conciencia, escudándose en el buen rendimiento del concurso en La 1. En definitiva, que Portugal gane Eurovisión solo evidencia que todos los países, incluido España, pueden hacerlo. Solo hace falta trabajar y querer desearlo para lograrlo.

Manel Navarro en el escenario del Festival de Eurovisión 2017. (EFE)
Manel Navarro en el escenario del Festival de Eurovisión 2017. (EFE)

Manel Navarro, abandonado a su suerte

Durante todo su "reinado eurovisivo", Manel Navarro ha tenido que lidiar por sí mismo ante las presiones y las preguntas más incómodas de la prensa, que no ha dudado en pedir cambios y renuncias a la delegación española del festival ante las exigencias de espectadores de Televisión Española.

RTVE ha dado la espalda a su representante en Eurovisión, abandonándolo a su suerte, ante su pronosticado y vaticinado descalabro en el certamen. El ente público ha preferido esconder al talento catalán, evitando que este realizara cualquier tipo de acto promocional en sus canales, cubriéndose las espaldas ante un posible amotinamiento de un público harto y cansado de la mala gestión del festival.

RTVE da la espalda a Manel, abandonándolo a su suerte ante su descalabro en el Eurovisión

Este 2017, Televisión Española ha ninguneando a Eurovisión y a su representante, relegando toda su cobertura a su sitio web donde un más que solvente equipo liderado por César Vallejo, Irene Mahía y Paloma G. Quirós ha ofrecido a la audiencia piezas dignas de ser emitidas en TV con un presupuesto bastante inferior a cualquiera de las producciones del La 1 y La 2.

Este año, nuestra televisión pública ha dejado a los espectadores españoles con las ganas de ver en la pequeña pantalla el habitual previo que TVE hace del evento, así como una conexión con Kiev posterior al festival, demostrando, una vez más, su falta de elegancia.

Eurovisión

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
101 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios