NOCHE DE CONFESIONES

La acrítica entrevista de Bertín a Aznar: homenaje edulcorado a medida

Hacía muchos años que José María Aznar no concedía una entrevista tan amplia en televisión. Bertín Osborne ha sido el encargado de 'desnudar' al expresidente del Gobierno

Foto: José María Aznar en 'Mi casa es la tuya'.
José María Aznar en 'Mi casa es la tuya'.

Entrevista no apta para diabéticos. Se echó en falta una advertencia similar por parte de Telecinco. José María Aznar, el expresidente del Gobierno, protagonizó este martes la nueva entrega de 'Mi casa es la tuya', el programa de Bertín Osborne, y lo hizo con una entrevista a medida. Tras años sin conceder una entrevista tan amplia en la pequeña pantalla, Aznar se 'desnudó' ante las cámaras para hablar sin tapujos, y a su manera, de temas como la guerra de Irak, su primer debate con Felipe González, el atentado que sufrió siendo presidente y, por supuesto, del gravísimo atentado del 11-M.

[Lee más: Para entrevistar a Aznar hace falta ser Bertín]

'Mi casa es la tuya' se edulcoró como nunca para recibir a José María Aznar. El programa de Proamagna logró que el expresidente se sintiera como en su casa y de ello se encargó el propio Bertín. El presentador se ganó a Aznar sin esfuerzo, aunque los 'masajes' televisados agradan a cualquiera. A pesar de la filosofía del formato se echó en falta la crítica, la encerrona en forma de pregunta, sin embargo, no pilló a nadie por sorpresa.

Aznar fue muy claro con la filosofía de su vida y de su política: "Siempre me ha gustado competir y siempre compito para ganar. A mí no me gustaba la imagen de España en la mitad de la clasificación, yo quería verla arriba de la tabla, en la mesa donde se hacen las reglas. La ambición de mi país debe ser estar en la mesa tomando decisiones. Esa fue la política que yo hice".

[Leer más: José María Aznar, la nueva estrella del 'star system' español]

Su relación con Fidel Castro

Hijo de periodistas, José María Aznar destacó desde pequeño entre sus amigos del colegio: "Cuando iba al colegio y hablaba con mis compañeros les extrañaba que yo leyese el periódico. Estaba muy pendiente de la vida pública". Amante de la historia pero no nostálgico, él mismo se declaró "un tipo afortunado en la vida".

Con esta declaración de intenciones, Aznar habló de su infancia y de su extraña relación con Fidel Castro: "Mi padre fue al mismo colegio que Fidel Castro porque mi familia vivió en La Habana. En el año 1999, con la cumbre iberoamericana, tuve la oportunidad de volver allí. Castro quería por todos los medios que yo no llegase al Gobierno. Allí pude visitar la casa de mis padres. Castro la había adecentado por fuera, pero la situación interior de la casa era terrible. La casa estaba parcelada y siempre había un comisario político en cada casa. La pobreza era enorme. Castro vació el centro de La Habana los dos meses anteriores y advirtió a la gente de que nadie se acercase. Era una ciudad fantasma".

Fraga: amigo, mentor y guía de Aznar

A pesar de ser hijo de periodistas, las inquietudes de José María Aznar fueron de muy diversa índole. Él mismo desveló cómo llegó al mundo de la política: "Yo no nací para trabajar en la administración, temas fiscales e impuestos. Nos destinaron a Logroño en 1978 y empecé a tener contacto con los políticos de allí. Yo era votante de UCD con Adolfo Suárez al frente. Yo pensaba que la reconstrucción de la derecha iba a ir por la parte de Manuel Fraga y así fue. Me hicieron secretario general de la Alianza Popular en 1980".

Bertín Osborne y José María Aznar en 'Mi casa es la tuya'.
Bertín Osborne y José María Aznar en 'Mi casa es la tuya'.

Fue precisamente su mujer, Ana Botella, la que puso más impedimentos a la entrada de su marido en la política. "Mi mayor adversario político era Ana Botella. Ella no quería que me dedicase a la política de ninguna manera. A Fraga lo conocí en Logroño porque ayudábamos también a los del País Vasco. Fraga era una persona con una pasión extraordinaria de gobierno y de dirigir. En 1989 pasamos por un mal momento, el peor de la historia del partido, y Fraga me lo pidió. Era el peor momento del partido, no me podía negar con 36 años. Casi todo el mundo pensaba que la cosa iba a salir mal y finalmente salió bien porque mantuvimos el resultado electoral, Fraga renunció a la presidencia del partido y me la dio a mí. La primera persona que yo recibí en la Moncloa como presidente fue Fraga. Le dije que era la primera persona que recibía por lo que había hecho él por mí y la oportunidad que me dio", terminó por agradecer Aznar.

Felipe González: un debate histórico

El primer debate político de la historia televisado fue entre Felipe González y Aznar. Hubo dos encuentros. José María Aznar se lo preparó tanto que ganó el primero sin inmutarse: "En el último cuarto estuve muy relajado, con las piernas estiradas y todo. Lo gané y le dije a los míos: 'Creiais que lo iba a perder, ¡cabrones!", comentó entre risas Aznar. Pero el madrileño llegó a relajarse en el segundo debate y lo perdió. Eso sí, su Gobierno no fue tan fácil: "Ganamos las elecciones por poquito y sin mayoría. Los debates parlamentarios con Felipe dejaron huella. Las negociaciones fueron complicadas".

Álvarez-Cascos le salvó la vida

Si hay un hecho que le cambió la vida a José María Aznar ese fue el del atentado que sufrió en un coche bomba. "Nadie se dio cuenta de que había 300 metros de cable tirados por la calle para detonar la bomba. Yo llevaba un coche blindado con 3 capas. Francisco Álvarez-Cascos quería cambiarlo y yo no quería. Al final lo hizo sin que yo lo supiera y finalmente me cambiaron a uno de 5 capas. Eso fue lo que me salvó la vida. Lo primero que hice fue tocarme los brazos y las piernas. Me picaba muchísimo la cara. Luego pregunté al conductor si estaba bien", relató el expresidente.

José María Aznar haciendo una ensalada en 'Mi casa es la tuya'.
José María Aznar haciendo una ensalada en 'Mi casa es la tuya'.

Su familia se enteró por los medios de comunicación y Aznar tiene claro lo que pasó: "El objetivo de ellos es que no hubiese alternancia política. Ellos sabían que nuestra política hacia ellos iba a ser más agresiva. Lo intentaron 3 veces antes que esta y después de esto, otras 3 veces, con misiles, en diferentes aeropuertos. Esto me hace sentir muy privilegiado. Siempre tengo en la memoria los compañeros que cayeron. El problema es que Batasuna era parte de ETA y era algo legal. La ilegalización de Batasuna fue determinante".

Miguel Ángel Blanco, un duro golpe para Aznar

El asesinato de Miguel Ángel Blanco en manos de la banda terrorista ETA fue algo que nunca olvidará Aznar. "Estaba haciendo una entrevista con un periódico gallego y me pasaron una nota con el secuestro. Me di cuenta de que lo iban a matar no porque no se aceptase el chantaje, sino porque la decisión estaba tomada. Buscaban la humillación. Movilizamos todo lo que pudimos. Fue de las cosas más tremendas que me tocaron vivir. Hicimos todo lo posible y sabíamos que al final, hicieras lo que hicieras, estaba sentenciado desde el primer momento. Fue la venganza de la liberación de Ortega Lara", desveló el madrileño.

La crisis en España con Aznar y con Rajoy

Una de las cosas que más le enorgullecen a Aznar es la salida de la crisis: "Recibí un país con unas circunstancias determinadas de paro, deuda y crisis. Me negué a las políticas derrotistas. Creamos 6 millones más de empleos. Eso fue una revolución. Produjo llegada de inmigrantes e inversores. Dimos oportunidades a la gente. Me decían que era imposible que yo bajara los impuestos y lo hice. Claro que se puede, pero se tienen que tomar decisiones y poner al país en el camino", dejando claro así que las políticas de Felipe González sí que podían mejorarse.

José María Aznar y Bertín Osborne en 'Mi casa es la tuya'.
José María Aznar y Bertín Osborne en 'Mi casa es la tuya'.

Comparándolo con la última crisis que azotó el mundo y que sufrió España en particular, Aznar quiso echar un capote a Mariano Rajoy y sus políticas de austeridad de los últimos años: "Hemos perdido el equilibrio presupuestario. Hay que reducir el déficit porque es bueno reducirlo, no porque Bruselas nos lo diga. No endeudarse mucho es bueno".

"No he tenido mejor foto que la de las Azores"

Uno de los puntos más conflictivos en la vida política de Aznar fue la guerra de Irak, su apoyo a George Bush. Por esa razón, 20 años después quiso dar su versión de los hechos: "España no mandó ni un solo soldado a la guerra de Irak y EEUU nunca nos lo pidió. España participó en la fuerza de estabilización con 50 países más junto con la aprobación de las Naciones Unidas. Apoyé a EEUU porque el interés nacional de España estaba en juego y le convenía porque EEUU y Bush habían ofrecido la solidaridad en materia antiterrorista en España y había cumplido sus compromisos. Fueron relevantes para la derrota del terrorismo en España. Cuando me pidieron ayuda no pude decir que no a mi principal aliado porque la solidaridad es cuestión de ida y vuelta. No soy capaz de recibirla y luego negarla cuando me lo piden".

El expresidente aseguró que, por el interés de España, iría "a las Azores y a la Patagonia", y se mostró orgulloso de haber participado en la cumbre que tuvo lugar en el archipiélago portugués: "Nunca he tenido mejor foto que la de las Azores".

Tras asegurar que no intervenir en un conflicto puede ser incluso más peligroso que hacerlo, tal y como comparó con la guerra civil en Siria, Aznar habló sobre el precio que tuvo que pagar a nivel político por este apoyo a Estados Unidos: "Me afectó a nivel político porque la campaña que se levantó fue tremenda. Que nos retiráramos de allí, de la manera que nos fuimos, fue enormemente negativa. Luego las elecciones autonómicas fueron muy buenas".

El 11-M: el último varapalo del PP

El mayor atentado terrorista en España fue el 11-M. Mucha confusión y caos hubo en las primeras informaciones que se fueron ofreciendo a los medios de comunicación y a la población española. El entonces presidente del Gobierno no quiso dejar pasar la oportunidad de explicar lo que ocurrió a nivel organizativo en el Gobierno: "Tuvimos el peor atentado de España, el peor de mi vida. El primero que dijo que era ETA fue Ibarretxe y el segundo fue Zapatero. De ahí todos los demás partidos dijeron que fue ETA. Yo pedí que no se dijera nada hasta que los servicios de inteligencia, guardia civil y demás lo confirmaran. La conclusión de los servicios de inteligencia fue que el atentado lo perpetró ETA. Nosotros solamente confirmamos lo que nos dijeron".

Según Aznar, "se le acusó de manera indigna al Gobierno de mentir. Solamente transmitíamos en directo la información que teníamos. Se inventaron muchos bolos. Todo el mundo cumplió con su deber y lealtad de manera formidable. Tras comparecer 12 horas en el congreso del tirón, no cambiaría ni una coma", sentenció.

Bertín Osborne y José María Aznar en 'Mi casa es la tuya'.
Bertín Osborne y José María Aznar en 'Mi casa es la tuya'.

Mariano Rajoy y su verdadera relación actual

Tras 8 años gobernando, Aznar cumplió su promesa y abandonó el Gobierno. "Me retiré porque lo había prometido. Pensaba que no debía estar más tiempo. Nadie me animó a dejarlo. Otra cosa es que en mi familia me dijeran que debía respetar la palabra que había dado. No me arrepiento de esa decisión aunque fue algo duro", admitió. No fue fácil designar a un sucesor y finalmente se decidió por Mariano Rajoy.

"Tenía dos opciones: valorar las ventajas e inconvenientes o respetar la línea jerárquica. Al final, decidí asegurar la operación y reduje el número de candidatos a tres: Mariano Rajoy, Rodrigo Rato y Jaime Mayor Oreja. Yo confié siempre en Rajoy. Le hice 5 veces ministro y siempre hemos tenido una relación normal. Es un tipo con muchas cualidades. Yo lo traje desde Galicia a Madrid y le di responsabilidades. Otra cosa distinta es que me guste todo lo que hace. Yo haría cosas distintas en varias ocasiones y eso es lo normal", desveló.

Maduro, Pablo Iglesias y Rivera

El paso de José María Aznar por 'Mi casa es la tuya' dio la oportunidad a los espectadores de conocer su verdadera opinión sobre actuales líderes políticos. Sobre Venezuela y su situación actual, Aznar lo tiene claro: "Tiene una crisis humanitaria enorme. Hay una dictadura. Es asombrosa la falta de reacciones por parte de la comunidad internacional. Con Maduro no hay arreglo. Además, Obama, el Vaticano y algunos antiguos presidentes intervinieron para que el régimen continuara. El verdadero riesgo de Venezuela es que se cubanice".

Ya en el terreno nacional, con el surgimiento de los nuevos partidos, el madrileño fue bastante claro respecto a su opinión sobre Pablo Iglesias: "No me gustan su ideas ni como lo expresa. Intentar convertir a España en Venezuela me parece un disparate. Espero que esos principios de populismo y radicalismo terminen desapareciendo porque no nos llevan a ningún sitio".

Por último, sobre Albert Rivera desveló tener mejor opinión: "El centro derecha estaba unido y de pronto se desunió por lo que sea. Una de las cosas de las que más me siento orgulloso es de haber unido a toda la derecha. Eso se ha perdido y ese partido tiene cosas interesantes".

Programas TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios