Logo El Confidencial
CRÓNICA DE LA 8ª GALA

Los postres se le atragantan a Anabel Alonso, octava expulsada de 'MasterChef Celebrity'

La actriz se vio superada por la elaboración de un eclair y no pudo terminar su plato en la prueba de eliminación del concurso de TVE

Foto: Anabel Alonso, desesperada en 'MasterChef Celebrity'
Anabel Alonso, desesperada en 'MasterChef Celebrity'

Anabel Alonso se ha convertido en la octava expulsada de 'MasterChef Celebrity' después de no ser capaz de terminar un eclair debido a una concatenación de errores. La vasca, que fue a la prueba de eliminación tras quedar última en el primer reto, no pudo sobreponerse a su equivocación entre libras y gramos y no presentó ningun plato ante el jurado, algo nunca antes visto en el talent de La 1 de Televisión Española.

[Leer aquí: Bibiana Fernández se enfrenta a Jordi Cruz y acaba expulsada de 'MasterChef Celebrity']

Los concursantes comenzaron la gala homenajeando a Bibiana Fernández, expulsada en la gala anterior, de la mejor manera posible: cambiando el típico minuto de silencio por un minuto hablando todos a la vez. Aunque, una vez más, la sonrisa se les quitó rápidamente cuando el jurado anunció el funcionamiento de la prueba de presión, que esta semana contó tres recompensas: dos capitanías para los mejores y un billete directo al reto final para el peor.

Saúl, José, Silvia, Edu, Patricia y Anabel prestan atención a las órdenes de los jueces
Saúl, José, Silvia, Edu, Patricia y Anabel prestan atención a las órdenes de los jueces

En esta ocasión, los aspirantes debían replicar complejos platos de seis chefs poseedores de alguna estrella Michelín. La prueba contó con la dificultad añadida de tener delante a los propios cocineros, que acudieron para explicar el desarrollo de las recetas a las celebrities aunque no pudieron intervenir físicamente en el cocinado.

[Leer aquí: Así ha sido el paso de Anabel Alonso en 'MasterChef': de "las retales" al beso con Jordi]

La química entre las parejas de concursantes y cocineros no fue igual en todos los casos. Mientras Joel Castanyé felicitaba a Anabel ("lo ha hecho como una gran chef") y Edu compadreaba junto a su maestro, Rodrigo de la Calle, Saúl sufrió el estrés de estar bajo las órdenes de Álvaro Salazar. La presión surtió efecto y el piragüista firmó uno de los mejores platos de la edición, tanto que "qué pasada" fue la única forma que encontró Samantha para expresar su alegría ante la elaboración de Craviotto.

Patricia Montero volvió a las andadas y discutió el veredicto que los jueces ofrecieron de su plato. Pese a ello, no fue la que más críticas cosechó, ya que la elaboración de Anabel fue vapuelada. "Este plato sirve para posicionarse y te has posicionado muy bien... para la eliminación", aseguró Jordi Cruz antes de otorgarle el delantal negro que lleva directamente a la prueba final.

Francis Lorenzo, concursante sorpresa

La elaboración de Saúl fue elegida la mejor, lo que le dio la posibilidad de escoger los componentes de su equipo para la prueba de exteriores, decisión que provocó las suspicacias de Edu y Anabel, que no fueron elegidos por el olímpico. Por su parte, la otra capitana, Silvia Abril, no pudo acudir a la grabación por enfermedad y fue sustituida por el actor Francis Lorenzo.

El actor acudió al programa en sustitución de Silvia Abril
El actor acudió al programa en sustitución de Silvia Abril

El equipo se trasladó a la Ribeira Sacra para desarrollar el reto y, como es habitual, comenzó con varias sorpresas: en primer lugar, los capitanes tuvieron que intercambiarse los equipos. Además, Saúl repartió los platos y pudo conceder una ventaja secreta a cada escuadra, beneficio que se le acabó volviendo en contra, ya que la cuadrilla azul pudo arrebatar un ingrediente al bando rojo mientras que éstos tenían la capacidad de dejarles sin un utensilio que no fuera básico.

[Leer aquí: Silvia Abril recupera a la niña de Shrek en 'MasterChef Celebrity']

Craviotto consideró este beneficio "desproporcionado", ya que el equipo azul les dejó sin nata, ingrediente vital para elaboración del postre, y ellos no podían quitarles ninguna olla ni el horno, por lo que tuvieron que elegir un elemento secundario como el rodillo.

Pese a no ser el capitán, Francis se puso a los mandos de la camarilla azul, que se aprovechó de que el intérprete de 'Águila Roja' o 'Compañeros' es gallego, guiando a sus compañeros en la elaboración de las recetas. Aún así, se volvieron a repetir los errores de la gala anterior y el equipo acabó sacando la empanada de zamburiñas con retraso y con bastantes deficiencias.

Los tres concursantes finalizan sus platos ante la atenta mirada de Pepe Rodríguez
Los tres concursantes finalizan sus platos ante la atenta mirada de Pepe Rodríguez

En el lado contrario, las truchas se convirtieron en la pesadilla de Edu, Anabel y Saúl. "Creo que voy a tener pesadillas con ellas esta noche", aseguró el deportista tras un complicado cocinado. Pero el esfuerzo tuvo recompensa ya que los comensales calificaron de "notable" la elaboración del equipo rojo. Además, consiguieron sobreponerse a la falta de nata y lograron que la bica con salsa de cerezas triunfase.

Pepe fue duro con Patricia a causa de la mala organización de las empanadas de zamburiñas, lo cuál no sentó especialmente bien a la valenciana. Mejores palabras cosechó el equipo rojo, especialmente Anabel y Edu, de quienes el jurado señaló su compañerismo y su capacidad de superación ante las dificultades. Finalmente, los jueces les dieron por vencedores y Silvia, Patricia, José y Anabel fueron los elegidos para acudir a la prueba de eliminación.

Los pesos acaban con Anabel

Las cajas sorpresa del reto de salvación volvieron a deparar una ingrata sorpresa para los concursantes: máscaras de Halloween. El motivo de esta broma fue que la prueba contenía una de las elaboraciones que más miedo dan a los participantes del talent: postres. Edu Soto fue el encargado de repartir los cuatro dulces y sorprendió al aplicar la estrategia en la distribución, algo a lo que no había recurrido hasta ahora.

[Leer aquí: Anabel Alonso en 'MasterChef': de su vulnerabilidad a la "sobredosis" de cocinar]

Anabel Alonso comenzó su cocinado con mal pie después de tener que repetir la masa del eclair por culpa del exceso de huevo, lo que condicionó el resto de su prueba. Los errores no terminaron ahí, ya que midió las cantidades en libras en vez de en gramos durante gran parte de la prueba. Tras darse cuenta, los nervios atenazaron a la vasca y no fue capaz de reaccionar.

La actriz fue incapaz de presentar un plato en la última prueba del talent
La actriz fue incapaz de presentar un plato en la última prueba del talent

"Lo siento pero no me ha salido nada", anunció la intérprete a modo de rendición. Su tercer eclair había quedado muy líquido y fue imposible completar la remontada. La actriz se presentó ante el jurado sin ningun plato, lo cuál hizo que se emocionase y soltase toda la tensión acumulada en forma de lágrimas. Pese a ello, no perdió el sentido del humor y les llevó una caja de frambuesas encima de "la culpable de sus desdichas", la báscula.

Los jueces se apiadaron de Anabel y valoraron su esfuerzo y su intención de arreglar la receta hasta el final por encima del resultado. Además, felicitaron a la protagonista de '7 vidas' por el sentido del humor con el que ha afrontado su paso por el programa. Finalmente, el buen hacer de sus compañeros acabó por condenar a la vasca, que se convirtió en la octava expulsada del programa.

Programas TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios