Las camisetas más caras de la historia del rock se venden en Christie’s
  1. Estilo
MODA

Las camisetas más caras de la historia del rock se venden en Christie’s

Trapos rotos, sudados y desgastados, pero bien caros. No se trata de ninguna colección de ready to wear de Versace o Armani, sino de camisetas de

Foto: Las camisetas más caras de la historia del rock se venden en Christie’s
Las camisetas más caras de la historia del rock se venden en Christie’s

Trapos rotos, sudados y desgastados, pero bien caros. No se trata de ninguna colección de ready to wear de Versace o Armani, sino de camisetas de legendarios grupos de rock como Led Zeppelin, The Rolling Stones o David Bowie, entre otros, y que pertenecieron a sus equipos técnicos. La subasta en la que saldrán a la venta el próximo 30 de noviembre en la casa de subastas Christie’s promete convertirlas en el enésimo fetiche que alcanza cifras estratosféricas en una venta de este tipo.

Aparte de tan legendarias prendas de trabajo, la subasta incluye un libreto musical desconocido del cantante, guitarrista y compositor Hank Williams (1923-1953), considerado como uno de los músicos de más prestigio del siglo XX, así como afiches, fotos, discos de oro y hasta un autógrafo de Jimi Hendrix.

Entre los lotes que se venden está una camiseta de la gira que Led Zeppelin hizo en 1973, y otras de David Bowie, que corresponden a la década de los setenta y a su espectáculo Ziggy Stardust and the Spiders from Mars. El precio, entre 2.000 y 3.000 dólares cada una de ellas... y no hay dos por uno.

De esa misma época hay una con leyenda irreverente de los Rolling Stones, en la que por delante lleva escrito "Who the Fuck Are the Rolling Stones Anyway? (¿Quién coño son los Rolling Stones, después de todo?)" y por la espalda, se lee "Who Cares (A quién le importa)", que se podría vender entre 600 y 800 dólares.

De la banda británica Yardbirds se venderá una de las primeras camisetas utilizadas para publicitar la música pop y que se llevaron durante el Festival de Música Pop de Monterey en 1967 y cuyo precio se estima entre 3.000 y 4.000 dólares.

Un libreto detrás de muchos temas

El libreto musical de Williams podría situarse entre las frioleras cifras de 120.000 y 150.000 dólares. El autor y las diez canciones que contiene los vale: "Williams era considerado como el Hillbilly Shakespeare, y era también uno de los músicos y cantantes más prolíficos e influyentes del siglo XX y de la música country", señalan en la casa de subastas. Entre los músicos para los que compuso se encuentran todos los grandes entre los grandes, como Elvis Preley, Bob Dylan, Patsy Kline, James Brown, Ray Charles, Johnny Cash y The Red Hot Chili Peppers, entre otros.

El documento, de 18 páginas y fechado en 1947, está curvado porque "Williams lo llevaba en el bolsillo trasero de su pantalón y era donde apuntaba las canciones", y en él se incluyen las versiones revisadas de tres de sus canciones, I Can't Get You Off My Mind, My Sweet Love Ain't Around y Message To My Mother, así como otras diez nuevas.

Además se venderán veinte lotes de afiches y discos de oro pertenecientes a Ian Copeland, el agente y promotor de grupos como The Police, Morrissey, R.E.M. Simple Minds y The Smiths, y que tenía en su cafetería de Beverly Hills, el Backstage Door.

También se subastarán algunas fotografías de Annie Leibowitz, Jim Marshall, Ed Caraeff y otros, así como unas baquetas Ludwig del baterista John Bonham del grupo Led Zeppelin y un amplificador diseñado por Bob Rissi, que esa banda utilizó en su "American Tour" de 1969, y que se estima entre 10.000 y 15.000 dólares. Un autógrafo de otro de los grandes rockeros, Jimi Hendrix, en el álbum The Jimi Hendrix Experience, y las firmas de toda la banda en en el disco Bold as Love, que se estima entre 8.000 y 10.000 dólares, forman parte igualmente de los objetos en venta.