Logo El Confidencial
Palabrita de aurora boreal

Esta crema de noche es de lo mejorcito que has probado hasta ahora

Que sea un éxito de ventas no supone que sea la mejor, pero es que en este caso lo es. Si la pruebas, la compras. Y si la compras, repetirás

Foto: Crema de noche polar, de Polaar. (Cortesía)
Crema de noche polar, de Polaar. (Cortesía)

Esta crema cayó en mis manos de casualidad y se ha convertido en mi favorita para el cuidado facial nocturno, y como es de bien nacidas ser agradecidas, vengo a compartirlo con vosotras, igual que ya lo he hecho con familiares y amigas. Estoy hablando de la crema hidrantante de noche de la marca Polaar y que podéis encontrar en las tiendas Sephora, también en venta online.

Yo tengo la piel grasa y, por ello, cuido mucho la hidratación de la misma, porque no es lo mismo piel grasa que deshidratada y, en contra de lo que pueda pensar la mayoría, una piel deshidratada se traduce, casi instantáneamente, en una piel con (aún más) granitos.

La ciencia detrás de esta afirmación no es magia, sino dermatología básica: simplemente no es lo mismo el exceso de sebo que el agua que nuestra piel tiene. Muchas personas con la piel grasa tienden a evitar la crema hidratante o los sérums porque piensan que amanecerán peor de lo que se fueron a la cama, pero lo que no saben es que cuando la piel no tiene la hidratación suficiente, los lípidos aumentan para poder retener el agua, con el consecuente resultado: piel (aún más) grasa y deshidratada (tirante y seca).

Bueno, volvamos al tema que nos toca: la línea de noche de Polaar. Un descubrimiento que ha cambiado mi piel para mejor y que, tras comprobar su eficacia en otras pieles amigas que no son grasas, puedo afirmar con convicción que es una de las mejores cremas de noche que he probado hasta ahora. Y si de mí no os fiais, tenéis internet repleto de buenas críticas, en donde en webs como Birchbox tiene una puntuación de 4,7 estrellas de las 5 posibles.

¿Y de dónde nace el secreto de su éxito?

El secreto de su fórmula se encuentra en las profundidades de los océanos polares, en donde la luz escasea y vive un alga misteriosa: la Rhodimenia borealia. Bajo la influencia de la luz azul de la luna, esta alga sintetiza una alta tasa de fitomelatonina. Esta enzima es similar a la melatonina, una hormona segregada durante la noche por el cerebro, que permite la activación de los mecanismos biológicos que dan lugar a la regeneración celular nocturna.

Esta crema rica en betaendorfinas y en elementos nutritivos esenciales, consigue revitalizar las pieles estresadas y deshidratadas. Retexturiza, alisa y recarga de oxígeno nuestra sufrida (y contaminada) piel. Y, en mi caso concreto, también reduce notablemente la rojez de los granitos.

Tiene un olor agradable y un poco de producto es más que suficiente para todo el rostro y cuello; de hecho, un exceso puede dejar una sensación de pesadez en la piel que no resulta nada agradable, y menos si tienes la piel grasa.

Los resultados de esta crema para mí han sido únicos: piel más lisa, mucho mejor hidratada, más luminosa (la tez de las que vivimos en ciudades con mucha contaminación lo agradece mucho) y sobre todo y por encima de todas las cosas: piel más tersa y uniforme.

Su precio, 42,90 € el frasco de 50ml, no es elevado para lo que ofrece y, además, como no es necesario mucho producto, dura muchísimo, una razón más para invertir en ella.

Belleza

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios