Logo El Confidencial
decorada con objetos de 'el mago de oz'

La mansión de Judy Garland en Malibú, vendida por 3,5 millones de dólares

El dormitorio principal posee techos abovedados y una gran terraza privada que incluye una ducha de vapor y azulejos personalizados

Foto: Vista del salón. (Compass Housing)
Vista del salón. (Compass Housing)
Autor
Tiempo de lectura2 min

No se encuentra 'más allá del arco iris', pero sí en uno de los lugares más idílicos de la costa californiana. El que fuese hogar de Judy Garland y su entonces marido, el director Vincente Minnelli, desde finales de los años 40 a principios de los 50, se ha vendido por 3,5 millones de dólares. Lo gracioso del tema es que la señora Harrison-Wallach, como se llama la nueva dueña del casoplón situado en la costa de Malibú, es una gran fan de 'El mago de Oz'.

“La historia tras esta casa es encantadora”, aseguró esta semana al portal 'Mansión Global'. Además, Harrison-Wallach ha decorado el lugar con pequeños toques que recuerdan a la película más mítica de la actriz y cantante. Por ejemplo: almohadones con el lema 'No hay ningún sitio como en casa', que en el doblaje español se convirtió en 'Se está en casa mejor que en ningún sitio'.

Dormitorio de la casa. (Compass Housing)
Dormitorio de la casa. (Compass Housing)

Renovada por completo en 2013, esta especie de cabaña que se encuentra al lado de la playa no es muy grande pese a sus altos techos. Eso sí, está perfectamente equipada.

Contiene tres dormitorios, incluido uno sin techo, y dos baños. El dormitorio principal posee techos abovedados y una gran terraza privada que incluye una ducha de vapor y azulejos personalizados. Además, posee un sistema de sonido envolvente y un patio privado que permite el acceso directo a la playa. Todo un lujo no al alcance de cualquier bolsillo.

La cocina, perfectamente equipada. (Compass Housing)
La cocina, perfectamente equipada. (Compass Housing)

Una vida trágica

Cuando Judy Garland ocupó el lugar se encontraba en una de esas etapas de crisis que fueron tan habituales en su vida. Había conocido a Vincente Minnelli en el rodaje de 'Cita en San Louis', allá por 1944, y ambos se habían enamorado. Después llegó la boda y la célebre hija de ambos, Liza. El director se convirtió en su gran valedor en la Metro-Goldwyn Mayer, la persona en la que ella confiaba y la que le daba la oportunidad de protagonizar joyas como 'El Pirata'. Pese a todo, la adicción a las pastillas para soportar horas y horas de rodaje (algo a lo que el propio estudio la acostumbró desde muy pequeña) empezaba a pasarle factura.

Judy Garland en una imagen de estudio (años 40).
Judy Garland en una imagen de estudio (años 40).

Cada día llegaba tarde al rodaje y el estudio la acabaría echando en 1950, cuando fue incapaz de completar el rodaje de 'Annie Get Your Gun', cinta que acabó protagonizando Betty Grable. Sus problemas con las drogas y su matrimonio (que se acabaría apenas unos años después) acababan de empezar. La casa de Malibú se convirtió, por tanto, en un pequeño oasis de paz para las tragedias cotidianas que empañaban la vida de una Judy que nunca perteneció a este mundo, que siempre estuvo más allá del arco iris.

Celebrities

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios