Logo El Confidencial
philip green tiene que defenderse

El preso más guapo del mundo llega al clan Topshop en mitad del escándalo sexual

Philip Green, dueño de la firma y acusado de abusar sexualmente de algunas de sus empleadas, es suegro de Jeremy Meeks, que se hizo famoso por su belleza carcelaria

Foto: Jeremy Meeks en el Festival de Cannes 2017. (Reuters)
Jeremy Meeks en el Festival de Cannes 2017. (Reuters)
Autor
Tiempo de lectura3 min

Es poderoso, multimillonario y ha sido acusado de cometer abusos sexuales. Y no, no es Harvey Weinstein. Philip Green, el británico dueño del gigante textil Topshop, ha sido acusado de cometer abusos sexuales y ataques racistas con algunos de sus empleados. Tal ha sido el escándalo en el Reino Unido que el propio Green ha tenido que defenderse este domingo a través de una entrevista. “Estoy muy muy afectado. Estoy siendo utilizado como práctica de tiro al blanco. Está perjudicando a mi negocio, a todas las personas que trabajan en el negocio y a mi familia”.

[LEER MÁS: "Fui una ingenua", las declaraciones más duras de la mujer de Harvey Weinstein]

Philip Green en una imagen de archivo. (Reuters)
Philip Green en una imagen de archivo. (Reuters)

Y precisamente de su familia también está hablando la prensa. Sobre todo de Chloe Green, la hija de 27 años del empresario. Muchos se preguntan qué opinará del caso de su progenitor. Y no se olvidan de señalar que la joven es pareja de Jeremy Meeks, ladrón exconvicto y expandillero que fue encarcelado por robo y posesión de armas. La fama llegó a la vida de Meeks cuando una de sus fotografías se hizo viral en 2014 y la prensa lo catalogó como el 'preso más guapo del mundo'.

Ver esta publicación en Instagram

I love the way you love me... @chloegreen5

Una publicación compartida de JEREMY MEEKS (@jmeeksofficial) el

Meeks y Green se conocieron en el Festival de Cannes de 2017 y unos meses más tarde se convirtieron en pareja. Lejos de tener prejuicios sobre su pasado carcelario, la joven está encantada con él, no duda en compartir imágenes suyas en las redes sociales, sobre todo en Instagram. Ese ha sido el escaparate perfecto para mostrar sus vacaciones, cumpleaños y noches de fiesta. El pasado marzo, 'US Weekly' anunciaba que la pareja estaba esperando un hijo. El retoño, que heredará parte de los 4.000 millones de euros en los que está valorada la fortuna familiar, llegó al mundo este mes de julio. “Nos complace anunciar el nacimiento de nuestro hermoso bebé Jayden Meeks-Green. Nació el 29 de mayo de 2018. Tanto la mamá como el bebé están bien. Amablemente les pedimos que respeten nuestra privacidad. Por favor. Mucho amor, Jeremy y Chloe”, aseguraban.

Desde entonces, la pareja ha intentado mantenerse lo más lejos posible del 'incendio' que amenaza con convertir al dueño de Topshop en el Weinstein británico. El escándalo sexual ha llegado incluso a la Cámara de los Lores. 'The Daily Telegraph' fue el primer medio que publicó que se estaba llevando a cabo una investigación sobre presuntos abusos en los que estaba involucrado “un relevante hombre de negocios”. Poco después fue la propia cámara (o más concretamente el laborista Peter Hain) el que reveló que se trataba de Green. "Es terrorífico. Alguien puede decir lo que quiera y la gente después te sigue, te persigue y te acosa”, ha respondido él.

Philip Green en septiembre de 2017. (EFE)
Philip Green en septiembre de 2017. (EFE)

Mientras tanto, su hija, su hijo o el preso más sexy del mundo (parece que lo siguen llamando así pese a que hace años que dejó de ser convicto) se mantienen con la boca bien cerrada, bajo los efectos de un silencio sepulcral, quizá conscientes de que los Weinstein de turno están por todas partes.

Celebrities

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios