Logo El Confidencial
SUCESOS

¿Quién se quedará con la fortuna maldita de Jeffrey Epstein tras su presunto suicidio?

El millonario ha muerto sin descendencia y, dicen, sin testamento. Una empresa está buscando a posibles herederos ilegítimos, habida cuenta de su carrera como depredador sexual

Foto: El empresario fallecido Jeffrey Epstein. (Getty)
El empresario fallecido Jeffrey Epstein. (Getty)

El día 10 de agosto, cuando fue encontrado sin vida el multimillonario inversor y depredador sexual Jeffrey Epstein en su celda del Metropolitan Correctional Center de Nueva York, muchas preguntas quedaron en el aire. ¿Fue o no fue suicidio? ¿Por qué no fue grabado por las cámaras de seguridad? ¿Por qué no se redobló la vigilancia sabiendo las tendencias suicidas del preso? ¿Qué pasa ahora con el juicio por el que estaba en la cárcel, en el que se le acusaba de violación, acoso sexual y de llevar toda una red de prostitución de menores? Como dijo la congresista Alexandria Ocasio Cortez en su Twitter: “Necesitamos respuestas. Muchas”.

[LEA MÁS: Trump ataca a Clinton y difunde una teoría de la conspiración sobre su muerte]

Todas las miradas están puestas en víctimas y verdugos de este caso con infinidad de intereses cruzados –desde los Clinton a Donald Trump o al príncipe Andrés, duque de York- y también se abre un gran interrogante sobre qué pasa con su herencia. De la misma manera que nunca estuvo claro cómo el hijo de una familia obrera llegó a amasar más de 560 millones de dólares sin haber acabado la universidad, más indescifrable todavía resulta qué va a pasar con ellos tras su muerte. Y la suma es, desde luego, de lo más golosa, más aún teniendo en cuenta que Epstein era una persona soltera y sin hijos (reconocidos) que, por lo que parece (aunque todavía este es uno de los datos en la nebulosa de la ambigüedad) murió sin testamento.

Jeffrey Epstein en una ilustración, durante el juicio que se seguía contra él hasta su muerte. (Reuters)
Jeffrey Epstein en una ilustración, durante el juicio que se seguía contra él hasta su muerte. (Reuters)

La opción más lógica (dentro de lo poco lógico que es todo en este caso) es que los herederos sean los naturales. A saber: su hermano Mark, el que se encargó de reconocer el cadáver, y los hijos de este. Las finanzas del hermano pequeño de Jeffrey tampoco están muy claras y la investigación a fondo podría implicarle en la red de prostitución infantil, lo mismo que sucede con la única novia conocida de Epstein, la socialité británica Ghislaine Maxwell, acusada de ser la “cazatalentos” de la truculenta empresa del millonario.

[LEA MÁS: La autopsia no determina la causa de la muerte de Epstein]

Teniendo en cuenta que el lado no oficial (y ahora dominante) de Jeffrey Epstein era el de un abusador de menores en serie, existe la posibilidad de que aparezcan hijos ilegítimos. De hecho, una empresa de Miami llamada Morse Genealogical Services ha emitido un comunicado llamando a todos aquellos que se sepan hijos bastardos del malogrado inversor para que reclamen su trozo del pastel. “Si crees que podrías haber tenido un hijo del fallecido Jeffrey Epstein, que recientemente se suicidó, o que él podría haber sido tu padre biológico, por favor contacte con nosotros a la mayor brevedad”, rezaba el anuncio. El New York Post se hizo eco de la avalancha de llamadas que han recibido, pero todavía no han podido confirmar nada.

Little St. James, la isla de Epstein que entra en la herencia y donde se cometieron muchos abusos. (Reuters)
Little St. James, la isla de Epstein que entra en la herencia y donde se cometieron muchos abusos. (Reuters)

En cuestión de descendencia natural, también cabe recordar que una de las excentricidades del también amigo de Woody Allen y la realeza saudí era decir lindezas como que, dada su superioridad genética, pensaba llenar el planeta con vástagos suyos que criaría en su rancho de Nuevo México, llamado no en vano Zorro Ranch. Aunque parece que se trataba de pura fanfarronería, todo parece posible en esta truculenta historia.

[LEA MÁS: La esclava sexual de Epstein implica a la realeza y a un presidente 'español']

La opción más seria, no obstante, es que parte de su legado –entre el que se encuentra una isla privada y un apartamento en Nueva York valorado en 55 millones de dólares- quede al menos parcialmente congelado para compensar a todas las víctimas que han visto su causa interrumpida por una muerte en circunstancias extremadamente extrañas. Así lo ha solicitado la abogada Lisa Bloom, que representa a dos de sus denunciantes, y que a su vez ha llamado a más víctimas a sumarse al caso, aunque parece que los vericuetos legales para denunciar a una persona fallecida son largos y complicados.

El presunto suicidio de Epstein ha conmocionado a Estados Unidos. (Reuters)
El presunto suicidio de Epstein ha conmocionado a Estados Unidos. (Reuters)

Una opción todavía más retorcida es la que apuntaba el Daily Beast, según la cual los herederos, sean quienes sean, podrían denunciar al Gobierno por la negligencia sucedida alrededor de su muerte, por lo que un juicio paralelo y más dinero podrían llegar por ese lado. Y dado que el cadáver de Epstein tiene más sospechosos que una novela de Agatha Christie, la opción más retorcida a la altura de la famosa novelista contempla que haya sido todo una bomba de humo y que, finalmente, Jeffrey Epstein no esté muerto sino que haya desviado los fondos suficientes como para vivir en el anonimato su vida sin estrecheces. Las teorías de la conspiración no pueden tener más carnaza con este suceso y, tal como escribía Charlie Warzel en su columna en el New York Times, “el aparente suicidio del señor Epstein es, por muchas razones, el escenario más pesadillesco para la post verdad”.

Celebrities
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios