Logo El Confidencial
Enrique Iglesias sufrió una experiencia bastante desagradable durante el concierto que ofreció en Tijuana (México) el pasado 30 de mayo. El cantante se aproximó a uno de los drones que grababan la actuación cuando al cogerlo con la mano se cortó los dedos. Aunque no pasó nada grave, la cantidad de sangre que derramó Enrique preocupó a sus fans. Tranquilas, el cantante está en perfecto estado.
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios