Sigue esta sección:
BELLEZA

Los estragos de la cirugía estética

La reciente aparición de la actriz Mischa Barton en el último desfile de la firma Hugo Boss ha hecho saltar las alarmas. Y es que su
Foto: Los estragos de la cirugía estética
Los estragos de la cirugía estética
Fecha
Tags

    La reciente aparición de la actriz Mischa Barton en el último desfile de la firma Hugo Boss ha hecho saltar las alarmas. Y es que su angelical belleza nórdica ha dado paso a un rostro excesivamente operado y que ha eliminado por completo la dulzura del mismo. Además, se ha teñido el pelo de un rubio artificial y que le proporciona un aspecto bastante desañilado. Y todo ello con tan sólo 22 años.

    La actriz inglesa se une así al club de las famosas y famosos mal operados, ya que, aunque parezca increíble, el dinero no siempre ayuda. La lista es inmensa y los resultados cuanto menos dudosos: Nicole Kidman se ha convertido en una adicta al botox dotando a su rostro de una inexpresividad exagerada. Por su parte, Pamela Anderson es conocida por sus grandes pechos y sus innumerables operaciones y pese a que ella se vea perfecta, la mayoría opina lo contrario. La controvertida Victoria Beckham también ha pasado por el quirófano y, aunque sólo se ha retocado el pecho y la nariz, no ha acertado en su decisión. Y es que su extrema delgadez no casan con un talla 100 de pecho. No es exagerado decir que parecen dos globos.

    Los hombres tampoco se quedan cortos a la hora de hacerse retoques. Al margen de Michael Jackson y su pérdida de color y masa muscular, se puede unir el sorprendente caso de Silvestre Stallone. A sus 60 años, no ha sabido envejecer con dignidad y muestra una cara hinchada y sin apenas movilidad, lo cual indica que el botox está entre sus adicciones. Y seguimos en Hollywood. El actor Robert Redford decidió hace unos años someterse a un lifting para borrar las arrugas de su rostro. Y la cosa salió...mal, tanto que parece otra persona. A este respecto, el cirujano Jesús Sierra comenta: “La clave está en armonizar pero sin que sea otra persona. Eso es un error. No podemos cambiar el aspecto, sólo mejorarlo. Lo bueno es cuándo operas a la persona y sus amigos o conocidos le dicen que le ven mejor. Ese es el éxito”, afirma tajante el doctor, especialista estético de la Clínica SIDME.

    El bisturí en España

    En nuestro país también hay amantes de la cirugía estética, además de los desmesurados pechos y labios de Yola Berrocal o Esther Cañadas, a quiénes la expresión de la cara y el cuerpo les ha cambiado notablemente. Lara Dibildos también decidió pasar por el quirófano con el fin de reducir su nariz. También sus facciones se han ido modificando con el paso de los años.

    Sin embargo, ¿por qué a unos les sientan bien las correcciones y a otros tan mal? ¿todo el mundo puede operarse? Para el doctor Jesús Sierra las razones son claras y evidentes. “No todo el mundo se puede operar. Depende principalmente de las características del paciente. Si tiene la piel muy castigada, muy envejecida, el resultado no va a ser bueno. Tampoco si tiene mucha flacidez puede esperar que la liposucción quede impecable”, explica el cirujano. Por eso y, para evitar males mayores, es muy importante que los pacientes respeten las consejos del médico y, obviamente que éste no se deje guiar por los impulsos adictivos de los clientes. “En este caso y, a diferencia de lo que ocurre con el resto de especialidades médicas, el paciente suele venir diagnosticado por él mismo. Saben muy bien qué es lo que les gusta y qué no. Pero luego tú decides que hacer”, apostilla Jesús Sierra.

    Al preguntarle sobre los famosos peor operados Jesús Sierra tiene varios candidatos: entre las nacionales Yola Berrocal y Belén Esteban. Fuera de España uno de los peor retocados es Robert Redford. Por el contrario, admira tremendamente a personajes como Tina Turner o Sean Connery, “los cuales han sabido envejecer con dignidad”. Y, pese a lo que todo el mundo suele pensar, para él Cher ésta muy bien operada y lo mismo le pasa con Raquel Wells.

    Precauciones a tomar

    Para evitar contratiempos, el doctor Sierra recomienda consultar a varios médicos y sí todavía quedan dudas acudir a la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE) para preguntar por el cirujano y asegurarse de su profesionalidad. Asimismo, antes de someterse a ninguna intervención al paciente le deben quedar claros los riesgos de someterse a una operación de este tipo. “En todo tratamiento quirúrgico existen complicaciones y por ello no se puede asegurar el éxito al 100%. Por eso hay que advertirle a los pacientes, aunque en buenas manos los peligros se suelen minimizar”, asegura Jesús Sierra.

    El cirujano Jesús Sierra critica además la superficialidad con la que el programa de televisión ‘Cambio Radical’ trató el tema de la cirugía estética el año pasado. “Es peligroso. Los resultados no son tan inmediatos. En 25 días las personas no pueden quedar perfectas. Además a muchos les pusieron implantes y les hicieron retoques totalmente irrealistas. No se dieron cuenta de que jugaban con la vida de las personas”, afirma tajante.

    A pesar de las recomendaciones médicas España se ha convertido actualmente en el primer país de Europa en este tipo de cirugías y el tercero del mundo después de Estados Unidos y Brasil. No obstante, el doctor Jesús Sierra cree que, si bien el dato es cierto, “la gente cada es más consciente de los riesgos y huye de las cirugías más radicales. Antes de recurrir al bisturí tienen en cuenta el resto de alternativas que existen como el botox”.

    Estilo
    Comparte en:
    Sigue esta sección: