La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

NOTICIAS

Carmen Polo, la gran instigadora de la España negra

La Collares, la primera dama de Meirás o la señora de El Pardo. Carmen Polo, la esposa de Franco, el dictador que gobernó España durante 35
Foto: Carmen Polo, la gran instigadora de la España negra
Carmen Polo, la gran instigadora de la España negra
Autor
Tiempo de lectura4 min

La Collares, la primera dama de Meirás o la señora de El Pardo. Carmen Polo, la esposa de Franco, el dictador que gobernó España durante 35 años, vuelve a estar de actualidad con las mil y una leyendas sobre su figura a cuestas. En febrero se cumple un cuarto de siglo de su muerte. Por eso, Carmen Enríquez, reconocida cronista real, acaba de publicar Carmen Polo, Señora de El Pardo (Ed. Esfera de los libros), una obra donde esboza un perfil descorozanado y templado de la que la propia periodista y escritora define como “una gran instigadora”. En definitiva, una provocadora nata, ya que la esposa del Generalísimo mostró su connivencia con los desastres del Régimen, urdió planes para convertir a su nieta preferida, Carmen Martínez Bordiú, en princesa, influenció en las decisiones políticas de su marido y capitaneó un clan, con una estructura similar a la de la Familia Real, que todavía hoy siguen en el candelero. Eso sí, siempre bajo el estricto dogma de la fe cristiana.

“Era influyente hasta el punto de que llegó a doblegar la voluntad del dictador a la hora de nombrar presidente a Arias Navarro. Además vivió con una intensidad inusual la ceremonia de investidura de su marido como Caudillo de España. Y, como no, todo el mundo recuerda cómo recibió a su nieta Carmen Martínez Bordiú en el aeropuerto que volvía de su luna de miel. La llamó Alteza”, comenta Enríquez en conversación con Vanitatis. Pero Carmen Polo ejerció un poder mucho mayor que el que pueden rezumar un simple glosario de acontecimientos. “Cambió mucho al convertirse en primera dama. Al principio era más sociable y abierta, pero luego tuvo su propia camarilla, una especie de palmeros de corte, que la halagaban sin parar. Vivió como una auténtica tragedia su marcha de El Pardo, una vez muere Franco. Fueron dos meses y pico de mudanza, un auténtico calvario para una mujer acostumbrada a estar en primera fila, porque ella apoyó en todo momento a su marido. Sabía muy bien todos los pasos que éste daba y también obviamente estaba al tanto de los excesos del Régimen”, prosigue la periodista.

“Quienes la trataron en su última época afirman que la Señora aceptó resignada, no sin dosis elevadas de amargura, el desmantelamiento del régimen franquista y vio cómo, a pesar de lo que decía su Paco, nunca está atado y bien atado”, afirma en el libro Enríquez, que a su vez manifiesta que ha sido muy complicado encontrar fuentes que hablaran bien de ella. La periodista también aporta luces a las sombras de la figura de Carmen Polo. “Que a doña Carmen le gustaban las joyas es algo que no tiene discusión, pero que esa afición por las alhajas sobrepasaba lo normal para convertirse en una auténtica obsesión por coleccionarlas y adornarse de forma excesiva con ellas es algo que sus detractores siempre han subrayado y sus partidarios han tratado de minimizar”. Otro rasgo que caracterizaba a la esposa del Generalísimo, y que también forma parte ya de la leyendas urbanas, era su afición a ir a misa. “Era una beata de la España negra, tanto que el brazo incorrupto de Santa Teresa presidía el dormitorio del matrimonio”, narra Enríquez.

Aunque las cosas cambiarían y mucho si Carmen Polo viera la España actual. “Si la Señora de El Pardo, tal y como se hacía llamar, levantara la cabeza, volvería a morirse, sobretodo al ver a sus nietos.  Han hecho todo lo contrario a los que el Franquismo promulgaba. Uno de ellos ha reconocido sus problemas con las drogas, otros tantos se han divorciado… Pero, lo peor de todo es que es común a todos ellos una característica: ninguno de los nietos ha admitido, ni siquiera de forma somera, el carácter dictatorial del régimen de su abuelo. Ni una crítica al secuestro de la libertad y de democracia al que sometió al pueblo español”, finaliza Carmen Enríquez, quien, 25 años de su desaparición, ha vuelto a rescatar a Carmen Polo, la que un día fue señora de El Pardo, La Collares o la primera dama de Meirás y ahora tan solo es parte de un pasado que muy pocos están dispuestos a recordar.

 

#26
Después de una guerra [gane quien gane] siempre se pasa hambre.
Y sí, Franco hizo algunas cosas bien pero parece que está mal visto decirlo.
En fin, así somos en España.
Ampliar comentario
#25
Por cierto,señor Verbo, yo no conocí a Franco y sé por mis padres el hambre que se pasó, las miserias y los barquitos de Argentina que traían cereales -a veces con bichos, normal, demasiados días de navegación- para comer y no morir de hambre... Pero también le digo que el único Hospital que hay en mi ciudad -y es una gran ciudad- la hizo el tal Franco, los mejores monumentos -que visitan los turistas previo pago- también él, las carreteras que conectan toda la provincia, él... Y si pìenso qué se ha añadido en esta falsa democracia, falsísima, es parche tras parche a lo YA HECHO por ese señor que ya digo,tanta hambre hizo pasar, pero también tantas cosas positivas dejó. Porque a ver, tanto político y tanto Rey y tantos príncipes preparados, ¿y qué vemos mejor? Ni Sanidad gratuita tenemos ya.De nada.
Ampliar comentario
#24
Ahora nos saltan con la señora ésta, a la que muchísimos ni conocimos [ni ganas].

Queremos saber de los que están en la poltrona, esto es: Reyes, princesas, adosados y políticos.

A mí qué me interesa los collares de esta señora o el oro que se llevó a Rusia el señor comunista de turno. ¿Vamos a estar siempre con historias que no conducen a ningún lugar? Ahora bien, los millones que desaparecen en Noos, en gasolineras, en números de loterías repetidos, en Fundaciones, las joyas y coronas que se esconden... a día de hoy ESO SÍ ME INTERESA.
Ampliar comentario
#23
AMEN A ESO QUE DICE, HA DADO EN EL MISMISIMO CLAVO. 16 Que muchos por falta de conocimiento y un poco de inteligencia no saben lo que es una democracia cuando vienen insultando sin saber porque si no piensas igual.
Ampliar comentario
#22
17 y que te ha hecho ella a ti, cuado ya esta enterrada para insultarla así, pero habías nacido ya??? o solo es de oídas??? hummm no pareces muy ni democratica ni liberal cuando aun te quedan esas telarañas en tu cerebro. Podias haber dicho algo [si ella no te gustaba] sin tener que insultar y llamar nombres. Lo que me hace pensar que si eres tan dada a usar esos &039;epitetos&039; , seguro que sera porque tu eres de la misma calaña??? o me equivoco ???
Ampliar comentario
#21
Nada nuevo bajo el sol...
Otra más que quiere lucrarse con historías de tópicos del Regimen sobradamente conocidos. Cualqueira qu acuda a la hemeroteca puede ver esto que escribe el por decir algo &034;artículista&034;, y digo esto por eel sesgo manipulador y no la información que imprime, lo cual le acerca más a un manifiesto publicitario de la tal Carmén no sé que. Ojalá no venda más de cinco ejemplares...

Hace 25 años los primeros que estaban en el Cementerio del Pardo en el entierro de la viuda del General eran los Reyes de España, despidiendose de su gran valedora.
Todo el mundo sabe lo bien que erán siempre recibidos por la Señora de Franco.



Ampliar comentario
#20
Este libro no es más que volver a recocer las historias mil y una veces sabidas, y los tópicos difundidos por la izquierda sobre Franco y su esposa desde el inicio de la &034;transición&034;. Hay que recordar y comparar una vez más cómo estaba España cuando murió Franco, y en lo que estamos ahora. ¡Y que el desarrollo con Franco se hizo sin recibir un céntimo de Europa!. Y que la &034;transición&034; a la democracia fue un fracaso, porque lo que tenemos cada vez es menos democracia y más corrupcracia/partitocracia.
Ampliar comentario
#19
Soy un oficial del Ejército Argentino, que al visitar con mi promoción de Estado Mayor el Alcázar, en 1974, dejamos una placa con todos nuestros nombres para honrar a los héroes caídos en defensa de su Patria, España, y de la lacra comunista. Ahora, al ir a visitarlo, veo que las han arrancado, al igual que el busto del ilustre defensor Sr, General Moscardó.
A pesar de eso , ni ganaron aquella guerra, ni ganarán ninguna.
Arriba España
Honor a&65279; sus Caídos
mi Oficial, desconozco su rango,... pero a la orden de usted, España tiene momentos de democracía, los que están [hoy no.] son los que&65279; rompieron España en su día.. Mis respetos mi oficial, siempre a sus ordenes.
Ampliar comentario
#18
la camarilla que todavia anda por ahi.
o el fantasma de franco el comandantin y el esperitu de carmen polo
o a la inversa.

la extrema derecha se suicido con tejero, armada y milanquedan por ahi la nietisima que ya no da mas de si y mario conde que intenta resucitar.

de la republica se murio santiago carrillo de muerte natural y dejo al tontolata tomas y al cayo nada de nada y a la descencia natural equivalente a la marquesa de villaverde.

y al final solamente quedan los cuentos.
Ampliar comentario
#17
Esta cerda de La Collares solo produce una cosa: Asco.
Ampliar comentario
#16
Qué asco de estos periodistas que escriben lo que no saben y viven de muertos que no se pueden defender y que además odian.
Y que poco valientes, con la cantidad de cosas que hay que denuncia hoy en dia, con todo lo que han robado los politicos desde la muerte de Franco,politicos que a este paso van a estar mas tiempo en politica que él, y nNO TENEMOS DEMOCRACIA, por mucho que digan, NO HAY JUSTICIA,los ladrones se van de rositas y no pasa nada, con el aniquilamiento que ha sufrido el pais......y esta tal Enriquez se para a hurgar en la vida de una señora falleciad que no creo que tuviera mas ni menos influencia en su marido como el que tuviera Sonsoles en Zp. Carmen en Felipe ó Ana en Aznar.
NO HAY HUEVOS A CONTAR que Franco tambien hizo cosas muy buenas por España, y visto lo actual yo diria que muchas.
Ampliar comentario
#15
Esta piara que ahora tenemos debería hacer una sesión de espiritismo para preguntar al Caudillo como se las apañaba para que España creciera sin tanto robo, perdón, presión fiscal, como ahora.
Habia Paz y sobre todo trabajo, seguridad social gratuita y seriedad en la educación desde la escuela, pero no tanto chorizo y corrupto como ahora.
Ampliar comentario
#14
Como para no llevar collares, la pondría además una corona.
Ampliar comentario
#13
Cuantas chorradas! Estos escritores/as no tienen otra cosa mejor que hacer?
Ampliar comentario
#12
HA HABIDO dictaduras Y DICTADURASSSSS 9 LA de Franco, fue una dictadura blanda en la que habia PAZ Y TRANQUILIDAD. Solo si eras terrorista que asesinaban ... se les juzgaba, llegababan a la carcel y pagaban las consecuencias. Y AUNQUE NO LO CREAN... ESO SE HA HECHO EN otros paises como en ALEMANIA, G.B., Y EE UU... etc...a los terroristas.. en esto países no han llegado ni a al juicio. Tanto que critican algunos aquí en Espana, no creo que les gustara que unos asesinos asesinaran a sus familias como hicieron algunos en la Espana de Franco.
Ampliar comentario